e entiende por pirata a todo aquel que robe por su cuenta, tanto en el mar como en las zonas ribereñas, actuando contra todo navío mercante sea cual sea su nacionalidad. Su objetivo es aumentar sus riquezas.


- Corsarios:

No obran siguiendo motivaciones completamente egoístas, sino que se amparan en "cierta ética". Ya que actúan únicamente contra los enemigos de su estado, contando con el permiso (patente de corso) de algún estado para acabar con los posibles comercios enemigos. Los corsarios son marineros particulares que ofrecen sus servicios y embarcaciones a un monarca (que no tiene porque ser el propio) en tiempos de guerra. La manera de conseguir la patente de corso es solicitarla al monarca o también a los gobernadores de las colonias, siendo a veces posible incluso comprarla a otro corsario.
Un "honrado" corsario puede llegar a convertirse en un despreciable "pirata" si no posee una patente de corso, si se extralimita en el plazo marcado por la patente o si la guerra termina y la patente es retirada.
El corsario debe de entregar una parte del botín al monarca (aproximadamente un diez por ciento).
Por supuesto esto es la parte teórica e idealizada de la figura de un corsario, en realidad las patentes de corso son utilizadas tanto en tiempo de paz como de guerra y el reparto del botín con el monarca no siempre se ajusta al diez por ciento.

En la época en la que se desarrolla el juego, ya no existía la patente de corso, y por tanto, tampoco los corsarios. Se les llamará coloquialmente piratas y no han de responder ante la bandera de ningún país.
 



- Bucaneros:

Los bucaneros sólo existen en América. El nombre proviene de una palabra de origen arawak. Los bucaneros cazaban los animales salvajes o cimarrones vendiéndolos a cualquier navegante que pasase por sus costas (generalmente piratas) los bucaneros son mayoritariamente de origen francés.
Al principio sólo actuaban en zonas terrestres mas tarde al hacerse al mar siguieron conservando su nombre.
Son individuos excepcional mente diestros con los mosquetes, generalmente de excelente calidad, incluso utilizan una pólvora especial fabricada en Francia y llamada "pólvora de bucanero"






- Filibusteros:

Se pueden describir como la alianza entre bucaneros y corsarios. Su base principal de operaciones es Isla Tortuga. Muchas potencias europeas "ayudaban" a los filibusteros para que dirigieran sus ataques principalmente contra los españoles.
En su mayor parte son ingleses y franceses pero han renunciado a su nacionalidad atacando a cualquier mercante al alcance de sus navíos (utilizan navíos ligeros y de gran maniobrabilidad)
No tienen leyes, impuestos, castigos o persecuciones, religión o idioma (hablando entre ellos un jerga mezcla de varios idiomas). En sus barcos la presencia de mujeres está prohibida.
No hay propiedad privada entre ellos. La tierra es de todos, así como los barcos, los usa quien los necesita y luego son devueltos al fondo común. No usan nombres o apellidos, tan solo apodos para llamarse entre si.





La piratería es una práctica de saqueo organizado o bandolerismo marítimo, probablemente tan antigua como la navegación misma. Consiste en que una embarcación privada o una estatal amotinada ataca a otra en aguas internacionales o en lugares no sometidos a la jurisdicción de ningún Estado, con el propósito de robar su carga, exigir rescate por los pasajeros, convertirlos en esclavos y muchas veces apoderarse de la nave misma. En este post hablare un poco de las armas que usaban los antiguos piratas, corsarios y bucaneros.



Armas cortas:


Alfanje:

Arma de origen musulmano-oriental. Consistia basicamente en un sable corto, ancho y corvo, generalmente de un solo filo. Muy utilizado en el abordaje debido a su simple manejo. Posee muchas formas, variantes y tamaños. desde alfanje a falchion, fauchar, bracamarte, messer, storta, Kiliç turcos, los talwar indios, los saif árabes, etc.



 

Daga:

Es un arma blanca de lámina aplanada y remate agudo. Es más larga que un puñal y más corta que una espada. Suele poseer doble filo y guarda para proteger el puño. Se la utilizaba como arma secundaria





Hacha:

Es una herramienta con un filo metal metálico que está fijado de forma segura a un mango, generalmente de madera, cuya finalidad es el corte mediante golpes. Principalmente usada por lo vikingos. En los abordajes, era usada para neutralizar las velas del barco enemigo.



 

Armas largas:


Alabarda:

Es un arma enastada de astil de madera de unos dos metros de longitud y que tiene en su "cabeza de armas" una punta de lanza como peto superior, una cuchilla transversal con forma de hoja de hacha por un lado, y otro peto de punza o de enganchar más pequeño por su opuesto. Usada para repeler a los atacantes que buscaban abordar el barco.





Espoton:

Arma con forma de corazón u hoja, con dos "papadas" y falsaguarda en la base de esta. Solía alcanzar los dos metros de altura.





Chuzo:

Un chuzo es un arma ofensiva activa, muy simple, consistente en un asta de madera armada de un hierro redondo que se angosta progresivamente (al que se denomina moharra). El diseño se asemeja al bichero y se empleaba de la misma forma que la Alabarda.



Armas de fuego:


Arcabuz:

Arma larga de fuego de avancarga, antecesor del mosquete. Un disparo a corta distancia era lo suficientemente poderoso como para atravezar armaduras. Poseía una linea de tiro de 50 mts.





Mosquete:

Arma de fuego de infantería empleada desde el siglo XVI hasta el siglo XIX, que se caracteriza por cargarse por el cañón (avancarga), y porque el mecanismo de disparo puede ser de mecha o de pedernal. De peso más ligero que el arcabuz y con una presición mayor.



Este es el mosquete de mecha, no de avancarga



Pistola:

Arma de fuego pequeña y de corta distancia. Su lenta recarga impedia usarla constantemente por eso se usaba su único disparo (aveces 2) y luego se deshechaba. Bastante inutiles a distancias mayores a 10 metros.






Artilleria pesada:


Cañón:

Un cañón es el tubo de una pieza de artillería que permite batir blancos situados dentro de la vista directa del artillero. Principalmente usado para comenzar el ataque a larga distancia, tratando de derrivar las velas y el mastil.




Hasta el siglo XIX, la actividad corsaria estuvo siempre a cargo de particulares que armaban buques una vez obtenida la patente de corso y recuperaban la inversión con el botín obtenido en las presas capturadas y los rescates por pasajeros de importancia. El corsario estaba limitado en su acción por la patente, pudiendo sólo capturar mercantes de determinados países y teniendo que repartir botín y rescate con el Estado en muchas ocasiones. Esta es la principal diferencia con el pirata, que atacaba cualquier buque sin tener que rendir cuentas a nadie. Francis Drake es un buen ejemplo de esa época.

Aunque la actividad corsaria ya se practicó en la Antigüedad, el auge de los corsarios tuvo lugar entre los siglos XVI y XVIII. Durante este periodo todas las potencias navales europeas empleaban sistemáticamente a los corsarios para entorpecer el tráfico de sus rivales con las colonias como complemento a su flota militar regular. Los últimos actos corsarios tradicionales tuvieron lugar en el siglo XIX durante la guerra de Cuba.

Posteriormente se mantuvo la denominación de corsarios o Buques-Q para aquellos buques pertenecientes a marinas de guerra regulares que entorpecían el tráfico mercante enemigo. La principal actividad de este tipo fue la protagonizada por los alemanes durante ambas guerras mundiales con medios submarinos principalmente. También los Estados Unidos emplearon esta estrategia contra Japón en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial con su flota submarina. En este caso no existía botín y los corsarios se limitaban a hundir los mercantes enemigos.

Antes del desarrollo del derecho internacional entre las naciones europeas, no había ningún recurso al que acogerse para obtener satisfacción tras sufrir pequeños agravios. Los corsarios se empleaban para resolver estos asuntos sin entrar en guerra abierta. El gobierno de un país proporcionaba una patente de corso al propietario de un barco que le permitía armar su barco y atacar a otros barcos que navegaran bajo una bandera particular. A cambio, recibían una porción del botín, yendo a parar el resto a las arcas del gobierno, lo que subsanaba el agravio.

Para el país objetivo, el corsario era prácticamente igual que un pirata (en ocasiones los corsarios acababan siendo piratas), y además esta era la intención. La única diferencia era que los piratas estaban proscritos en todas las naciones, mientras que los corsarios tenían inmunidad legal en el país que les contrataba, y se les consideraba prisioneros de guerra si eran capturados por otros países. Los corsarios a veces recibían el nombre de «piratas caballeros». Algunos corsarios recibían también el encargo de cazar a otros corsarios, mientras que en ocasiones los corsarios incurrían en la piratería -sin que se lo encargasen- si entraba en sus planes.

Los países europeos renunciaron a contratar corsarios en la Declaración de París de 1856. Otros países, como los Estados Unidos, renunciaron a estas prácticas más tarde, durante las Conferencias de la Haya de 1899 y 1907.

[editar] Denominación de «pirata»

Se llama piratas a los navegantes que, a lo largo de la historia, saqueaban naves mercantes para obtener un botín. La piratería comenzó con los primeros barcos griegos, pero la palabra se comenzó a aplicar para designar a los ladrones que atracaban a los barcos que recorrían las rutas comerciales de españoles, ingleses, franceses y portugueses entre los siglos XV y XVIII. En particular, los más temidos eran los vándalos ingleses, que saqueaban a los navíos españoles que volvían de Portobelo (hoy Ciudad de Colón, en Panamá) con los tesoros del nuevo mundo. Los piratas que cometían hurtos y crímenes eran ahorcados en las plazas públicas, tras juicios a los que la población les sometía.

Símbolos del terror

Las banderas piratas se izaban cada vez que un barco iba a atacar una nave. Cada pirata, corsario o bucanero tenía una propia, aunque eran variantes de la famosa calavera sobre dos tibias cruzadas, donde el cráneo sobre fondo negro simbolizaba la muerte. También incluían armas (sables, mosquetes, hachas) y corazones que simbolizaban la sangre derramada.

Piratas famosos

  • Samuel Bellamy (pirata inglés, activo entre 1716-1717). Era un navegante joven que buscaba fama y fortuna en las colonias del nuevo mundo. En total, se llevó el botín de unas 50 naves.
  • Barbanegra (pirata inglés, activo entre 1716-1718). Su nombre verdadero era Edward Teach. Comenzó robando naves españolas y entregando los tesoros a la reina de Inglaterra; aunque más tarde decidió saquear para su propio provecho.
  • Sir Francis Drake (almirante y corsario inglés, activo entre 1567 y 1596). Fue el primer corsario que navegó todos los mares. En 1572 saqueó los puertos españoles en el Caribe. Entre 1577 y 1580 fue el primer navegante inglés en dar la vuelta al mundo, recorriendo las costas de la Patagonia y cruzando el estrecho de Magallanes.
  • Sir Henry Morgan (bucanero galés, activo entre 1660 y 1670). Fue el líder de los famosos bucaneros de Puerto Real, que saqueaban barcos españoles en el Caribe. Su acción más arriesgada fue tomar Portobelo y Panamá, en 1671.
  • Bartholomew Roberts, John Robert (1682-1722. Pirata galés, activo de 1718 a 1722). Fue uno de los piratas más notorios de su época y de la historia. Tomó 456 naves en 4 años de carrera, tomando un día 22 de un golpe(Barbanegra capturó menos de 30 y Anne Bonny, menos de 20). Tuvo grandes diferencias con los piratas de su época, llegó a comandar 2 naves, la tripulación lo respetaba como autoridad y era muy educado, abstemio y religioso.
  • Turgut Reis (1514–1565). Corsario turco y almirante otomano. Conocido en diferentes lenguajes con diferentes nombres como Dragut o Darghouth, su nombre original en turco es Turgut Reis o Torgut Reis (reis = almirante). Fue uno de los más famosos corsarios del imperio otomano. Fue uno de los protegidos de Khair-ad-Din Barbarroja y luchó contra los Cristianos en numerosas batallas en el mediterráneo, infundió el miedo entre sus enemigos por su ferocidad.

Botín

Muchos piratas se hicieron ricos gracias a los tesoros que acumularon. Se calcula que cuando la flota española hacía el viaje anual desde Portobelo con los tesoros provenientes de Perú, llevaba unos 25 millones de pesos en monedas y barras de plata. A veces, el botín consistía en el cargamento de una nave: anclas, sogas y utensilios médicos. Si había monedas, que en esa época se llamaban «piezas de a ocho», se repartían entre los miembros más importantes de la tripulación. Si el capitán era generoso, el reparto podía llegar a todos. Sin embargo, otros bienes, como joyas y objetos de arte, quedaban en su poder. Muchos piratas enterraban sus tesoros en cofres, para evitar el saqueo de otros piratas.


1. Introducción.

Conocidos a través de las películas, los libros de aventuras, se nos han presentado como seres fantásticos, rayando el umbral de la leyenda con la realidad, una leyenda forjada a lo largo de siglos de correrías y asaltos reales.

Filibusteros, corsarios, bucaneros... todos ellos fueron los responsables de ataques a buques cargados de tesoros que volvían a España. Los éxitos y la audacia propia de hombres sin temor, de proscritos sin patria, junto a la interesada ayuda de gobiernos, les llevó posteriormente a ofensiva contra plazas fuertes y puertos. Por todo ello fueron mundialmente conocidos.

Tan reales como diferentes, porque aunque tenían la misma “ocupación” pueden observarse evidentes diferencias entre ambos.

˜     Bucaneros: en su comienzo se les denominaban cazadores de puercos cimarrones(cerdos salvajes), estaban instalados en el siglo XVII en la zona oeste de la Isla Española. Su sustento era la venta de carne ahumada o asada a la barbacoa o “boucan” de ahí procede su nombre. Su expulsión por los españoles de la Española y de la Tortuga[1], hizo que los bucaneros se organizaran y conquistaran la segunda de las islas anteriores, donde se instalaron.

˜     Filibusteros: su nombre es de origen ingles; proviene del holandés Vrij Buiter: “El que va a la captura del botín” que en inglés se escribe “Freebooter”de ahí viene la palabra “filibustero” que tiene un oscuro significado; con el cual se designaba a muchos de los piratas del mar de las Antillas en el siglo XVII, en especial a los ingleses y holandeses. Los filibusteros solían atacar poblaciones costeras, y alguna ver, muy escasa vez atacaban barcos, al contrario que sus parientes los bucaneros que su oficio era abordar barcos.

 

˜     Corsarios: se denominaban corsarios a los piratas que navegaban a las órdenes del gobierno de su país; atacaban a los barcos de sus enemigos para debilitar los poderes comerciales y económicos de los mismos. Los corsarios tenían en su poder documentos que autorizaban aquello que ellos hacían, estos documentos recibían el nombre de “Letter of marque” o también “Patente del Corso”. Los cosarios no cumplían los preceptos establecidos en estos documentos y los que decidían lo que hacer y no hacer eran los capitanes corsarios y sus tripulaciones. Las Patentes de Corso era entregadas habitualmente por un rey. Cuando los corsarios no tenían ninguna parte en las misiones de su corona atacaban cualquier  buque que no llevara su bandera, así el botín era integro para ellos, pero conservando los derechos de  navegar en  corso.

 

˜     Piratas: tenían características muy similares a los anteriores, pero estos no cumplían ordenes de ningún gobierno, es decir, que eran bandidos, enemigos públicos, ladrones del mar; no tenían ninguna influencia política sino que buscaban su propio beneficio, solo respetaban a los barcos cuya bandera fuera “Jolly Roger” (o bandera pirata). Muchos de los corsarios pasaron a ser piratas a partir de la firma de paz entre España e Inglaterra. Los principales blancos de los piratas eran buques o barcos o pequeños asentamientos o colonias de bandera española o portuguesa, era lógico ya que eran los países que monopolizaban el comercio entre Europa y el Nuevo Mundo. Sus barcos cargados de oro y plata, esto para los piratas era un gran botín. 

2. Etapas de la piratería americana.

2.1            1507-1525

En un principio toda la piratería Atlántica se encontraba en el Atlántico Oriental; junto al cabo de San Vicente y los puertos de Andalucía. Con el paso del tiempo la zona de reunión pasa a ser una zona cercana a las Azores. Prácticamente estos piratas son todos franceses, pero fueron expulsados de estas aguas por buques españoles.       

2.2            1526-1540:

Toda la piratería gira de rumbo y se sitúa en el mar del Caribe, una obligada ruta de los barcos españoles cuando decidían regresar a España. Estos viajes los hacían fuertemente escoltados, ya que en sus barcos llevaban grandes tesoros, iban protegidos por galeones fuertemente armados ( a esto se le denomina navegación en convoyes).

 

2.3            1541-1560:

A raíz de los convoyes los piratas no podían abordar barcos con grandes tesoros y su principal objetivo pasó a saquear ciudades costeras, estas oponían poca resistencia ya que no estaban defendidas, con el paso del tiempo las ciudades importantes comenzaron a fortificarse.

2.4            1561-1590:

En estos años entran en escena los buques ingleses, los contrabandistas y los corsarios. Todos estos están apoyados por Inglaterra que a demás de enriquecerse económicamente quiere dañar a España. Para prevenir estos ataques sorpresa se fundan las patrullas guarda costas bautizadas con el nombre “Las Galeras de Cartagena” (1582).

2.5            1591-1630:

En estos años nace el mejor barco  holandés el “Filibote” es un barco muy deseado por los piratas americanos, también aporta su nombre a la palabra (filibustero) a partir de ahí los holandeses entran en el mar del Caribe.

2.6            1631-1651:

En este periodo se observa el fin de la hegemonía española en el mar del Caribe. El apoyo de potencias europeas como Francia, Holanda e Inglaterra a los asentamientos piratas del caribe les convirtieron en sucursales de la metrópoli y permitió que sus acciones fueran respaldadas por los países europeos anteriormente citados. La creación por parte de España de la armada de Barlovento en 1641 no impidió el declive español en la zona.

2.7            1652-1667:

Ingleses y holandeses mantienen una disputa por el dominio del Caribe, una gran victoria la que consiguen los ingleses que toman el Caribe y en 1655 toman la isla de Jamaica y así bloquean las costas del sur de España.

2.8            1668-1700:

Para contrarrestar la perdida de influencia en la zona las autoridades españolas adoptaron medidas tales como permitir el corso español en 1674. Se asiste a la ruina del comercio interprovincial indiano a causa de los piratas y de los contrabandistas.

2.9            1713:

Holanda, Francia e Inglaterra firman el tratado de paz de Utrech y se comprometen a respetar el comercio de las mismas; los filibusteros llegan a su fin. La piratería gira el rumbo y se traslada a las  colonias de Inglaterra.

3. Causas de la aparición de la piratería americana.

Si tenemos que hacer una relación de las diversas causas que propiciaron la aparición de este fenómeno, habría que mencionar en primer lugar el extremado nivel de pobreza existente en amplias zonas de Europa, lo que impulsaría a muchas personas a buscar otros medios de vida.

Por otro lado, la atrayente perspectiva de un futuro repleto de riquezas, la fama duradera y la posibilidad de conocer tierras muy diferentes, hizo que muchos hombres dejasen sus hogares y se lanzasen a una vida llena de impredecibles consecuencias.

Asimismo, las potencias rivales de España, celosas de su enriquecimiento derivado de la aparición de importantes yacimientos de minerales preciosos, consintieron, alentaron y ayudaron las rapiñas de este singular colectivo, prueba fehaciente de ello es la toma de Jamaica por los ingleses, que nombrarán gobernador a uno de los más famosos filibusteros, Henry Morgan.

A todas estas razones, se añade el paulatino debilitamiento de las medidas de seguridad de las rutas comerciales entre España y las Indias, así como de las principales plazas americanas, lo que facilitó los ataques y incitó a otros aventureros a seguir el ejemplo.

4. Los Hermanos de la Costa.

El comercio con América en el siglo XVII, que estaba situado en el caribe, tuvo como gran enemigo la hermandad de la costa, formada por filibusteros de diversos lugares. En el mar se sentían los hombres más libres del mundo pero para bajar a tierra debían conocer bien el lugar, así que tomaron como capital o punto de encuentro la isla de la Tortuga.

Dado el peligro que suponían, los españoles iniciaron una serie de operaciones militares con el fin de neutralizar la situación. En 1620 tiene lugar la derrota de los filibusteros que son expulsados de la zona. A pesar de la facilidad de la derrota una gran cantidad de filibusteros consiguieron cruzar el canal que separa La Tortuga de La Española y allí se asentaron. El anterior ataque trajo consigo la necesidad de agruparse bien para poder defenderse de más posibles ataques por parte de los buques españoles.

4.1            La cofradía nace en el 1620 y dura hasta el 1700.

No se sabe porque eligieron ese nombre ni como se organizaban, no todos eran analfabetos entre ellos había hombres ilustrados y nobles pero que al pisar la isla se convertían en lo mismo en hermanos de la costa. Se conoce todo esto porque ha sido una tradición oral que se ha ido contando de generación en generación.

El filibustero se hizo corsario de las grades potencias de Europa, así poseía la patente del coso y para asaltar a sus enemigos.

Muchos otros cayeron en la red de bandidos y ladrones, los cuales asaltaban por las riquezas que podían conseguir, el movimiento anarquizante termina y queda como una leyenda que nunca se olvidara el movimiento liberal que navego por las Antillas.

4.1.1    Sin perjuicios raciales ni de religiones.

Al comienzo de la formación de la cofradía no había conflictos entre razas, etnias,... etc. Pero más adelante se vieron conflictos entre franceses e ingleses, eso quería decir que el fin de la cofradía estaba cerca y así fue.

4.1.2    La propiedad individual no existía.

Lo compartían todo, no hacían reparto de botines según su cargo como marineros, ni tampoco con la tierra en la que estaban asentados. Los barcos no eran de posesión privada, cualquiera que preparase una expedición podía utilizarlos.

4.1.3    La libertad era su principal virtud.

Dentro de la hermandad no hay ningún tipo de código penal, cada una era voluntario de hacer lo que quisiera, las expediciones no eran obligatorias y podían dejar el filibusterismo cuando quisieran porque no sufrirían venganzas ni persecuciones. Nadie les obligaba a combatir eral totalmente libres.

4.1.4    No admitían mujeres europeas.

Una de las normas que debía ser cumplida era la de no admitir mujeres europeas en la isla, las indígenas y aunque las negras e indígenas eran permitidas.

La llegada de 100 mujeres blancas francesas, traídas por el francés Dógeron en 1667 con el objeto de convertir a La Tortuga en una colonia francesa inició un periodo de aburguesamiento, ya que las mujeres, que se instalaron fácilmente entre los piratas, podían reclamar daños y perjuicios y la ruptura de la relación en caso de maltrato.

4.1.5    Sus derechos y deberes.

 

Las leyes por las que se regían los filibusteros, no mencionan ningún deber hacia los más necesitados ni hacia los más débiles.

Se hace hincapié en evitar la tiranía, y para ello potencian la libertad de cada individuo.

Los derechos individuales garantizan la libertada colectiva, por lo que cuanto más fuerte es cada individuo, más lo es la colectividad.

El hecho de contar con obligaciones militares hizo obligatorio el nombramiento de mandos, y por encima de todos ellos el del “Gobernador”.

Su función era únicamente militar, y se limitaba a una o varias acciones militares, dependiendo del momento.

El “Gobernador” era elegido por votación, lo que es de reseñar, ya que no fue hasta 150 años más tarde, a raíz de la independencia de Estados Unidos y de la Revolución francesa para que los sufragios se convirtieran en la fórmula habitual para la elección de los representantes.

4.1.6    El consejo de ancianos.

Estaba formado por los hombres más veteranos y sabios, eran quienes velaban por la pureza de la cofradía. También se dedicaban a observar y determinar que los nuevos hermanos estaban preparados para formar parte de la cofradía. El nuevo hermano se arriesgaba a ser rechazado o por el contrario le admitían por su compenetración con el grupo.

 

5. Modo de vida.

5.1            Aprovisionamiento.

El agua y la comida eran  fundamentales, aunque nunca les venia mal unos litros de cerveza y algunas botellas de ron.

Lo más complicado era conservar la comida, la comida que mejor se conservaba eran las galletas pero terminaron por aborrecerlas. Un manjar dentro de lo que cabe eran las gallinas que a la vez de dar comida fresca daban huevos.

Pero sin duda su alimento principal eran las tortugas; fáciles de cazar por su abundancia y torpeza desplazándose.

5.2            Las salidas al mar.

El mar era peligroso así que antes de salir a la mar tenían que prepararlo todo (comida, bebida...) y una cosa fundamental reparar el barco, el 80% de su triunfo dependía del estado del barco por eso era lo que los piratas más cuidaban.

5.3            Las banderas piratas.

Las banderas las diseñaban con la idea de aterrorizar a cualquiera que la observase los piratas tenían debilidad con las calaveras o cualquier otro símbolo que  representase la muerte. La más terrorífica era la insignia roja NO MERCY, las victimas de su ataque sabían que no iban a tener ninguna contemplación con ellos así que solo les quedaba pelear y morir honradamente.

5.4            Los “irónicos” nombres de sus navíos.

Los piratas deseaban humillar a cualquier barco que abordaran una de sus maneras era con los nombres que daban a sus galeones; estos son algunos de los nombres que utilizaban: “Black Joke” broma negra, “Sudden Death” muerte súbita.

5.5            Sus mapas.

Conocerse los mapas era lo más importante, por eso cuando un barco los poseía los guardaba como oro en paño, los piratas, en su mayoría eran analfabetos, no sabían leer los mapas y por eso tenían muchos problemas con la orientación, en muchas ocasiones se quedaban atrapados en zonas de arrefices.

5.6            Las armas.

Sus armas no tenían nada fuera de lo normal ya que se las robaban a los barcos que asaltaban, al igual que las medicinas, alimentos y cualquier objeto de valor que tuvieran en el barco (anillos, cofres de oro...)

5.6.1    Dagas. 

Era el arma más sencilla, se podía ocultar fácilmente y era muy útil en asaltos a corto espacio ya que la espada es más complicada de utilizar en pequeños espacios.

5.6.2    Hacha de abordaje.

Muy útil a la hora de llegar a la cubierta del barco enemigo, una vez en la cubierta del barco se utilizaba para derribar las velas.

5.6.3    Alfanje.

El arma preferida por los piratas, se cree que la utilizaban los bucaneros para cortar la carne, su pequeño tamaño era lo ideal para el cuerpo a cuerpo y reducirlos en los espacios menores. Su manejo era sencillo, consistía en dar sablazos al enemigo hasta causarle la muerte.

5.6.4    Pistolas y mosquetes.

Las pistolas como los mosquetes no disponían de precisión, así que solo eran útiles en cortas distancias, otro inconveniente era que solo podían disparar una vez y cargarlas era complicado y podías jugarte el pellejo por que se tardaba un rato en cargarla, en ocasiones extremas se utilizaban de mazo.

5.7            Donde encontraban a sus presas.

Las presas preferidas de los bucaneros y filibusteros fueron, sobre todo en los dos primeros siglos tras la conquista americana, los barcos que partían rumbo a España cargados de preciadas riquezas.

El éxito de estos ataques les convirtieron en más atrevidos, y pasaron a atacar las fortalezas españolas en América, como se demuestra con el asalto a Panamá por parte de Henry Morgan y unos 1500 piratas de Port Royal en el último tercio del siglo XVII.

 

6. Henry Morgan.(1635-1688)

Posiblemente el bucanero más famoso, de origen inglés, pasó la mayor parte de su vida en el Caribe.

Tras haber ser secuestrado siendo niño fue vendido como sirviente en Barbados.

Posteriormente inició una relación con los bucaneros del Caribe, a los que se unió en sus ataques a los buques españoles.

Su destreza, que en 1666 le valió la capitanía de un barco, llegó a oídos del gobernador de Jamaica, quien le encomendó que mantuviera hostilidades contra los españoles. Sus incursiones se centraron en asentamiento de Cuba, Venezuela y Panamá.

A raíz del ataque y saqueo de la ciudad de Panamá después de haberse firmado un tratado de paz entre Inglaterra y España, es conducido a Inglaterra para ser juzgado. El rey Carlos II de Inglaterra confiando en la lealtad de Morgan le concedió el titulo de sir, nombrándole asimismo, vicegobernador de Jamaica.

 

 

 

This free website was made using Yola.

No HTML skills required. Build your website in minutes.

Go to www.yola.com and sign up today!

Make a free website with Yola