Enrique de Borbón ( Pau , 13 de diciembre de 1553París , 14 de mayo de 1610 ) fue rey de Navarra 1 con el nombre de Enrique III entre 1572 y 1610 y rey de Francia como Enrique IV entre 1589 y 1610 , primero de la Casa de Borbón en este país, conocido como Enrique el Grande ( Henri le Grand ) o el Buen Rey ( Le bon roi Henri ) y copríncipe de Andorra (1562-1610).

A menudo es considerado por los franceses como el mejor monarca que ha gobernado su país , siempre intentando mejorar las condiciones de vida de sus súbditos. Se le atribuye la frase: «Un pollo en las ollas de todos los campesinos, todos los domingos» , que simplifica perfectamente su política de hacer feliz a su pueblo, no sólo con poder y conquistas, sino también mejorando sus vidas. Es el referente de los monárquicos franceses, los cuales realizan todos los años un homenaje frente a su estatua del Pont Neuf (Puente Nuevo) de París el día de su entrada a la ciudad.

Le fue dedicada la marcha Vive Henri IV (Viva Enrique IV) , que llegó a ser el himno de facto del reino y el de iure durante la restauración , y es conocida aún hoy día por los franceses.

Archivo:King Henry IV of France.jpg

Hijo de Antonio de Borbón , Duque de Vendôme y Borbón, y de la Reina de Navarra , Juana de Albret , fue bautizado católico pero educado por su madre en la fe calvinista . Su padre murió en 1562 y él se convirtió en Duque de Vendôme y Duque de Borbón. Combatió en el bando hugonote ( protestante ) durante la tercera guerra de religión francesa . La guerra terminó con la paz de Saint-Germain ( 1570 ), con la que se pretendía alcanzar la reconciliación entre los dos bandos católico y hugonote . Como parte de este plan, se decidió su matrimonio con Margarita de Valois , hermana del Rey Carlos IX de Francia . El matrimonio tuvo lugar el 18 de agosto de 1572 en contra de sus deseos. Ese mismo año, se convirtió en Enrique III de Navarra, sucediendo a su madre, la Reina Juana de Albret .

Archivo:Henry&Margot.jpg

 

El matrimonio no sólo era indeseado por los novios, también lo era para el Papa que no autorizó la boda y para el pueblo francés. París se convulsionó durante días llevando incluso a la huida del gobernador y el asesinato de Gaspar de Coligny , que finalmente revoluciona la ciudad. Sin embargo, una semana después de la boda, los extremistas católicos rompieron todo entendimiento y se produce el hecho conocido como Matanza de San Bartolomé contra los hugonotes . Se dice que la orden fue dada por Catalina de Médici por temor al poder de los hugonotes y que Carlos IX aceptó matar a los cabecillas, pero sin tocar ni a Enrique ni a su primo Enrique I de Borbón Príncipe de Condé .

Durante la noche del 24 de agosto , los nobles protestantes fueron sacados del Palacio del Louvre y masacrados en las calles. Los asesinatos se extendieron a todos los protestantes y por otras tantas ciudades de Francia durante varios días. Enrique, para salvar su vida, se vio forzado a convertirse al catolicismo ( 5 de febrero de 1576 ) y a seguir en la corte bajo una mal disimulada vigilancia de todos sus movimientos. No obstante, a finales de ese año consiguió escapar de la corte y luego abjuró de su reciente adhesión al catolicismo, declarando de nuevo su profesión de fe calvinista , y se puso al frente de las fuerzas protestantes durante la Cuarta Guerra de Religión .

Tras la muerte de Carlos IX asumió el trono su hermano Enrique III , pero la muerte de Francisco de Alençon en 1584 , hermano y heredero del rey católico Enrique III de Francia , convirtió a Enrique de Navarra en el legítimo heredero de Francia , lo que Enrique III debió admitir, pues sus hermanas estaban fuera de la sucesión por la Ley sálica . En cualquier caso, el 30 de abril de 1589 se reconcilió con Enrique III de Francia , el cual le reconoció como su sucesor, y se convirtió en heredero de la corona francesa.

El protestantismo de Enrique llevó a la que sería conocida como la Guerra de los Tres Enriques . Enrique I de Guisa se negaba a que Francia fuese gobernada por un hugonote, así que Enrique III le mandó asesinar temiendo el poder de éste. La perspectiva de tener un rey protestante era inaceptable para el partido católico (la llamada Liga Católica ).

Archivo:Henry III on his deathbed designating Henri de Navarre as his successor.jpg

Al poco tiempo, el rey es asesinado también en venganza por el asesinato de Enrique de Guisa. La muerte de Enrique III de Francia el 2 de agosto de 1589 hizo recaer formalmente la corona francesa sobre la cabeza de Enrique de Navarra, pero sólo fue reconocido como rey por los hugonotes . La Liga Católica , el Papa y Felipe II de España se negaron a reconocerle como rey de Francia en razón de su adscripción al protestantismo, y propusieron al cardenal Carlos de Borbón (que reinaría como Carlos X de Francia). En tales condiciones, la Liga, reforzada por la ayuda de España , le obligó a retirarse al sur del país y a convencerse de que tendría que acceder al trono por la fuerza de las armas. Aunque los protestantes consiguieron significativas victorias en las batallas de Coutras (1587), Arques (1589) e Ivry (1590), Enrique no pudo tomar París ante la poderosa intervención española al mando de Alejandro Farnesio .

Sin embargo, la intervención de Felipe II de España en los asuntos franceses (Felipe II de España, además de oponerse totalmente a que un protestante ocupara el trono de Francia, deseaba que su hija accediera al trono, ya que Isabel Clara Eugenia era nieta de Enrique II de Francia , por tanto sobrina de Francisco II de Francia , Carlos IX y Enrique III) dividió a los partidarios de la Liga Católica, facilitando finalmente a Enrique el acceso efectivo al trono francés, con la condición de que abjurara, una vez más, del protestantismo.

Tras infructuosos esfuerzos, Enrique no logró hacerse con París, y en un acto de realismo político y accediendo a las condiciones del rey de España, dio ese paso el 25 de julio de 1593 convirtiéndose al catolicismo, momento en que se le atribuye la célebre frase:

« París bien vale una misa » ( Paris vaut bien une messe ).

Queriendo decir con ello que en el fondo siguió siendo calvinista, disfrazado de católico sólo para llegar al poder. O bien que daba igual la religión, mientras mantuviera el poder.

Archivo:HenriIV.jpg

Enrique IV fue coronado rey de Francia en la Catedral de Chartres el 27 de febrero de 1594 y entró en París ese mismo año. Sin embargo, hasta los acuerdos de 1598 mantuvo una guerra con los españoles para acabar con los últimos reductos de la Liga Católica y para rechazar los ataques españoles. Ese año firma la paz con España ( Paz de Vervins ), por la que Felipe II renuncia a intervenir en los asuntos franceses y reconoce la legitimidad del monarca.

La tan esperada tolerancia religiosa hacia los hugonotes es decretada por el Edicto de Nantes ( 1598 ) y fue acompañada del reconocimiento del catolicismo como religión del Estado y de una política de reconciliación basada en la renuncia a toda revancha o depuración; con ello puso fin a los conflictos religiosos que asolaban el país desde mediados del siglo XVI y consolidó la corona.

El 17 de diciembre de 1600 se casó, en segundas nupcias, con la princesa italiana María de Médici , que le daría seis hijos.

A partir de 1598, y para consolidar la corona, restauró la autoridad real. No admitió primer ministro , dejó de convocar los Estados Generales , redujo la influencia de los parlamentos y controló el acceso a los puestos de la administración y la corte. Adoptó políticas y emprendió proyectos de todo tipo para mejorar la vida de sus súbditos, lo que le convertiría en uno de los gobernantes más populares del país.

En ese período, Francia vivió un importante avance económico que se extendió más allá de sus fronteras. Financió varias expediciones de Pierre Dugua, Sieur de Monts y Samuel de Champlain a Norteamérica, de forma que, durante su reinado, se fundaron las primeras colonias francesas en Canadá . Durante su reinado, además, fue nombrado el primer Ministro de Relaciones Exteriores de la historia, Louis de Revol .

Enrique IV fue un hombre compasivo y amado por su pueblo, pero también fue odiado por aquellos que se oponían a su política religiosa. Hubo varias tentativas de asesinato en las calles de París , como la de Jean Châtel ( 1594 ), hasta que el 14 de mayo de 1610 el fanático católico François Ravaillac acaba con su vida, después de intentar hablar con el monarca con la intención de hacerlo entrar en razón. Enrique IV venía de visitar a su ministro de Finanzas que estaba enfermo, con el que tenía una gran amistad. Salió en su carruaje, atravesó una calle pequeña, en la cual había dos carretas que le impedían el paso; de una de las carretas salió el asesino, que le propinó dos mortales puñaladas.

Fue sucedido por su hijo, Luis XIII de Francia , el cual durante su minoría de edad, hasta 1617, estuvo bajo la regencia de su madre, la reina María de Médici .

Cuatro años después de su muerte se erigió una estatua en su honor en París; durante la Revolución Francesa fue destruida, pero fue la primera en ser reconstruida en 1818 . Su nombre avivó la restauración de la monarquía en Francia y la pieza musical Vive Henri IV incluso fue usada como himno oficioso durante la restauración borbónica y aún reivindicada por movimientos monárquicos.

El 18 de agosto de 1572 , contrajo matrimonio con Margarita de Valois . No fue nunca feliz y se separaron antes de su ascensión al trono, en 1589 , sin haber tenido hijos. El matrimonio fue anulado en 1599.

Su siguiente matrimonio fue con María de Médici el 17 de diciembre de 1600 . Tuvieron seis hijos:

Archivo:Fouquet et henri IV.jpg

  Luis XIII de Francia , llamado el Justo ( Fontainebleau , 27 de septiembre de 1601Saint-Germain-en-Laye , 14 de mayo de 1643 ), rey de Francia y de Navarra 1 ( 16101643 ), co-príncipe de Andorra (1610-1643). En 1641 , tras la sublevación de Cataluña , el principado se puso bajo la protección de Francia y nombró conde de Barcelona a Luis XIII. Era hijo de Enrique IV de Francia y III de Navarra y de María de Médicis y fue el padre del Rey Sol

Archivo:Louis XIII (de Champaigne).jpg

La infancia de Luis XIII es conocida gracias al protocolo dejado por su médico personal, él anotaba no sólo los detalles de la salud de su paciente, sino que también llegó a escribir apartes sobre su vida íntima.

Luis XIII creció con sus hermanos en el castillo de Saint-Germain-en-Laye . Fue criado al lado de los hijos bastardos de su padre, en una atmósfera que según parece era algo disoluta. Un diplomático italiano, escribiría en 1608 no haber visto un desorden más grande que el de la corte de Francia. El futuro rey concibió una gran aversión por el desorden y la depravación. El delfín no salió de Saint-Germain hasta 1609 , cuando partió para vivir en el Louvre al lado de su padre para aprender sobre su futuro cargo como rey.

El joven rey recibe una educación superficial por parte de su preceptor, Gilles de Souvré. Poco interesado en el latín y las letras, el joven rey se interesa más que nada en la caza y la música. Luis XIII es también un buen dibujante y un buen caballero, gracias a las enseñanzas de su sub-gobernante, Antoine de Pluvinel , pero como confiesa su tartamudez, es tímido y no tiene confianza en sí mismo. Muchos de sus biógrafos le atribuyen un carácter violento, nervioso, inquieto, agresivo. Algunos testimonios hacen referencia a los maltratos a los que fue sometido el delfín por su padre Enrique IV para modelar su personalidad y dotarla de la virilidad que creía le faltaba.

En 1610 , cuando muere Enrique IV , Luis XIII accede al trono con tan solo nueve años. El poder es entonces asegurado por su madre María de Médicis , quien gobierna y maneja el reino como regente . La mayoría de edad del rey es proclamada en 1614 , pero María declara que Luis es demasiado débil de cuerpo y alma para asumir los deberes de su cargo, lo aparta del consejo y deja que gobiernen sus favoritos Concino Concini y Leonora Dori , quienes acaparan los cargos más altos e importantes del reino.

Traumatizado por la muerte brutal de su padre, el pequeño rey no tuvo una infancia muy alegre. Primero, no pudo encontrar ningún sustituto al amor paternal al lado de su madre que no lo consideraba para nada y siempre mostró especial trato por su hijo pequeño, Gastón. Luis se encierra rápidamente en sí mismo. Además, el odio hacia los favoritos italianos de su madre hace agrandar su tristeza. A medida que Luis crece, se convirte en una persona taciturna y desconfiada.

Al lado de todos sus defectos, Luis tenía los instintos de un rey digno como su padre. Se indignaba de ver a Concino Concini , un extranjero incapaz, según él, de usurpar el gobierno de su reino, mientras que a él lo dejaban en un rincón del Louvre. El rey sufría también de celos por su hermano Gastón , quien había sido nombrado duque de Anjou y de Orleans , y quien fuera el favorito de la Regente.

La regencia de María de Médicis fue catastrófica. La terrible gestión de los asuntos por parte de la reina hace que se creen problemas en el reino, y crea en el pequeño rey un gran sentimiento de amargura. En 1615 , María casa a su hijo con Ana de Habsburgo , infanta de España el 21 de noviembre en la ciudad de Burdeos . Para Luis no es más que otra humillación, pues según el recuerdo de su padre, Luis ve en Ana una simple española y por lo tanto una enemiga. El rey, que sólo tenía 14 años, no consuma su matrimonio, y hay que esperar cuatro años para que el rey, empujado por el duque de Luynes , comparta sus aposentos con la reina.

Archivo:MariadeMediciLouisXIII.jpg

 

Archivo:Louis Dreizehn France.jpg

 

Es gracias a un golpe de fuerza que el 24 de abril de 1617 Luis XIII accede al poder, ordenando la muerte del favorito de su madre, Concino Concini. Hace exiliar a su madre a Blois con el fin de poder tomar el trono. En realidad, Luis XIII reemplaza a Concini por su propio favorito, el duque de Luynes. Luynes acumula títulos y fortuna, lo que crea un sentimiento de discordia entre algunos, ya que el favorito del rey es además un pésimo hombre de estado.

En 1619 la reina-madre se escapa del castillo de Blois y levanta un ejército contra su hijo, quien decide reconciliarse con ella firmando el tratado de Angulema, en el que Luis le cede las ciudades de Angers y Chinon , pero le prohíbe que vuelva al consejo. En 1620 , María provoca una guerra civil que se concluyó con su derrota total en la batalla de Ponts-de-Cé en agosto de 1620. Temeroso de que su madre siguiera creando complots para derrocarlo, el rey decide aceptar su retorno a la corte de Francia. Poco después de que se diera la paz, el rey viaja a Pau en Navarra , lugar en donde también es soberano, para restablecer el culto católico, prohibido por los protestantes desde hacía ya más de medio siglo. Desde entonces Luis XIII quiso poner fin a los privilegios políticos de los cuales se beneficiaban los protestantes desde las guerras religiosas.

En 1621 lleva a cabo una primera campaña contra los protestantes, lo que permite la toma de Saint-Jean-d’Angély, pero pierde ante Montauban en gran parte gracias a la incompetencia de Luynes. Éste último muere de escarlatina durante el sitio de Montheurt.

Luis XIII decide participar activamente en los negocios del estado y de liarse a un solo ministro, gobierna con Brûlant de Sillery y su hijo, el marqués de Puisieux, así como con La Vieuville que fueron rápidamente desgraciados por su incompetencia.

En 1624 , María de Médicis logra hacer entrar al cardenal Richelieu en el consejo del rey, prelado que había sido representante del clero en los estados generales de 1614 y ministro del gobernador Concini. La mayor parte de historiadores resaltan la cercanía de las relaciones entre Luis XIII y el Cardenal Richelieu , que escribió: « Je soumets cette pensée comme toutes les autres à votre majesté », «Someto este pensamiento como todos los otros a su majestad», para decirle al rey que no intentaría gobernar jamás en su lugar.

Los dos hombres comparten una misma concepción de la grandeza de Francia y de las prioridades que se imponen en el dominio político. El programa político de Richelieu se declina de varias maneras: la racionalización del sistema administrativo, la lucha contra la casa de Habsburgo en el exterior y la sumisión de los grandes señores feudales.

Frecuentemente se ha dicho que Richelieu había combatido a los protestantes en el interior, de una forma planificada. Esta afirmación resulta errónea, ya que todas las guerras contra los Hugonotes habían sido provocadas por el sublevamiento de uno de sus jefes, el (duque de Rohan y príncipe de Soubise). Incluso el sitio de La Rochelle no había sido iniciado hasta que Rohan comenzara las hostilidades.

Archivo:Louis XIII Richelieu devant La Rochelle.jpg

La rendición de esta última ciudad, luego de un largo sitio que terminó en 1628, es seguido por la promulgación del edicto de gracia de Ales (28 de junio de 1629), que prohibía las asambleas políticas y suprimía los sitios de seguridad protestante, pero mantenía la libertad de culto en todo el reino, salvo en París.

Luis XIII debe plantar cara a la hostilidad de una parte de la familia real hacia Richelieu. La jornada de las Dupes (10 de noviembre de 1630), durante la cual la corte hace caso al cardenal (quien había sido despedido) luego de un violento altercado entre el rey y la reina madre, que termina con el exilio de la reina en Moulins (el rey no la vería nunca más), el emprisionamiento del canciller Michel de Marillac y la ejecución del hermano de éste, el mariscal de Marillac, por motivos falaces.

Queriendo bajar el orgullo de los grandes del reino, el rey se muestra inflexible en varias ocasiones después de la ejecución del conde de Montmorency-Bouteville por haber violado la interdicción de duelos y luego de la ejecución del duque de Montmorency por rebelión. La leyenda que hizo de Luis un fantoche sometido a Richelieu tiene por origen el rechazo de numerosos contemporáneos de dar al rey el crédito de las numerosas ejecuciones que tuvieron lugar bajo su reinado.

Luis XIII debe someter varias revueltas organizadas por Gastón de Orleans y hacer encerrar a varios de sus medio hermanos, como el duque de Vendôme. Consciente de los dilemas que agitaban al rey, Pierre de Corneille le dedica varias réplicas del Cid . La atención del rey es a partir de 1631 obnubilada por la guerra de los Treinta Años . Después de la muerte de su padre, la guerra contra España había sido en cada ocasión aplazada. El enderezamiento de Francia hecho por Richelieu llevó al crecimiento de las tensiones franco-españolas. Durante varios años, los dos países viven una pequeña guerra fría (pasaje del paso de Susa y la liberación de Mantua ). El año 1635 marca un verdadero cambio: Francia declara la guerra abierta a España. En adelante, hasta el final de su reino, el rey se compromete en una terrible guerra durante la cual comanda en varias ocasiones personalmente su ejército (sitio de Corbie). Tras algunos años difíciles, el ejército francés logra poco a poco la derrota del ejército español.

Archivo:LouisXIII.jpg

Luis XIII fue un rey que se preocupó por el bienestar de su pueblo, fue él quien impuso la obligación de los obispos a dar una remuneración a los oficiales del culto. También ayudó a San Vicente de Paul a fundar una congregación religiosa en la que se buscaba ayudar a los más pobres. Terminó la construcción del puente Neuf (nuevo), hizó cavar el canal de Briare y creó la primera oficina de censo de desempleados e inválidos.

Permite también el retorno de las escuelas de los Jesuitas de Clermont en París, escuelas que fueron abiertas a los hijos de los burgueses. Es Luis XIII quien crea el cuerpo de Intendentes, quienes remplazaron a los bailes y senescales en la administración del territorio; es también bajo su reino que es acuñado el primer Luis de Oro .

Las dificultades encontradas en 1638 , así como su temperamento piadoso, lo llevaron a poner a Francia bajo la protección de la Virgen María . También redacta con su confesor, el padre Nicolás Caussin, un libro de rezos.

Sobre el plan territorial, Francia se extiende considerablemente bajo su reino. El Reino de Navarra ( Baja Navarra ; Ultrapuertos ) (englobando al Bearn ) fue incorporado a la corona, mientras que los protestantes dejaron de reivindicar un estado dentro del estado. Cataluña , la cual se encontraba en revueltas contra el resto de España, es anexionada temporalmente a Francia (1640-1652), así como Saboya y el Piamonte . La ciudad de Casale Monferrat en Lombardía corre la misma suerte. Perpiñán y el condado del Rosellón fueron definitivamente anexionados a Francia, en la Paz de los Pirineos , reinando ya su hijo Luis XIV . Al norte, una gran parte de Hainaut fue conquistada con la toma de Arras . Al este, Lorena es íntegramente ocupada por las tropas francesas. Finalmente, el rey subvenciona las expediciones de Samuel de Champlain a Canadá y favorece el desarrollo de la Nueva Francia .

Su relación con Richelieu fue complicada, y sin duda evolucionó con el tiempo hacia una afección verdadera. A la muerte del cardenal, el rey decide reconciliarse con algunos de los antiguos conspiradores, como su medio-hermano César de Vendôme y sus hijos, el duque de Mercoeur y el duque de Beaufort, aunque no lo nombra primer ministro y continúa la política llevada a cabo por Richelieu. Antes de morir, sin embargo, el rey nombra como ministro principal a Mazarino , hechura y continuador de Richelieu, que habría de prolongar su política en el reinado siguiente, en el cual culminaría la tendencia absolutista de Luis XIV.

Personalidad

Luis XIII fue un rey-soldado como su padre. Desde pequeño estuvo fascinado por los caballos y las armas. Fue un excelente caballero, se batió frecuentemente en el campo de batalla. En tiempos de paz la caza era su pasatiempo favorito.

Era un hombre muy piadoso y profundamente católico . Si respeta a los protestantes es solo por respeto al trabajo pacificador que hizo su padre. Su madre, María de Médicis siempre veló porque su hijo recibiera una estricta educación católica, al punto que Luis XIII sentía horror del pecado. Su rechazo de las vanidades, hicieron que tuviera una gran desconfianza hacia sus cortesanos y sobre todo de las mujeres, las cuales consideraba frívolas y viciosas.

La misoginia del rey hizo correr algunos rumores sobre su posible homosexualidad . Luis XIII tuvo un cierto número de favoritos (en orden: duque de Luynes, marqués de Toiras, Baradat, duque de San Simón y el marqués de Cinq-Mars.) aunque sus contemporáneos parecen no haber visto en sus amistades masculinas prueba alguna de homosexualidad. Algunos historiadores han examinado la teoría de la posible homosexualidad de Luis XIII, aunque ninguno ha logrado aportar pruebas tangibles que permitan corroborar la teoría.

La mayor preocupación de Luis XIII durante su reino fue la gran ausencia de un heredero varón. Con una salud mediocre y sacudida por fuertes enfermedades, el rey estuvo a punto de morir en varias ocasiones. El hecho de que el rey hubiera podido morir súbitamente sin dejar heredero, hizo crecer una gran esperanza en los pretendientes al trono, entre los que se encontraban su hermano, sus medios-hermanos y sus sobrinos. Además la dificultosa relación entre rey y la reina hacía que la esperanza de los príncipes aumentara, esperando que el rey no tuviera un heredero.

En 1626 , la reina, empujada por la duquesa de Chevreuse, participa en el complot del conde de Chalais, para asesinar al rey. A partir de la fecha, la pareja vive separada. Luego de que Francia entrara en la guerra de los Treinta Años, Ana de Habsburgo trata de informar en secreto a los españoles sobre las disposiciones militares y políticas francesas. Una vez que la traición fuera descubierta, se habló de divorcio y de repudio, pero el asunto fue finalmente sofocado por el rey mismo.

En la misma época, el rey está en una posición difícil a nivel internacional ya que se encuentra en conflicto con dos soberanos Habsburgo: Fernando III del Sacro Imperio y Felipe IV de España . Es en este contexto en el 1638, y luego de 23 años de matrimonio, nació:

  • Luis-Dieudonné ( 1638 - 1715 ), llamado « el niño del milagro » y sucesor de su padre como el nombre de Luis XIV .

En 1640 los reyes tienen un segundo hijo:

Tres años más tarde, a la edad de 42 años, muere el rey de la enfermedad de Crohn , luego de haber pasado seis semanas con cólicos y vómitos. Su cuerpo fue llevado hasta la basílica de Saint-Denis , sin ninguna ceremonia según los deseos del rey, que no quería agobiar su pueblo con un gasto excesivo e inútil.

 

Luis XIV de Francia ( francés : Louis XIV ), llamado " El Rey Sol " (francés: Le Roi Soleil ) o " Luis el Grande " ( Saint-Germain en Laye , Francia , 5 de septiembre de 1638Versalles , Francia, 1 de septiembre de 1715 ), fue rey de Francia y de Navarra 1 desde el 14 de mayo de 1643 hasta su muerte, con casi 77 años de edad y más de 72 de reinado. También fue copríncipe de Andorra (1643-1715) y conde rival de Barcelona durante la sublevación catalana (1643-52) como Luis II.

Luis XIV fue el primogénito y sucesor de Luis XIII y de Ana de Austria (hija del rey Felipe III de España ). Incrementó el poder y la influencia francesa en Europa , combatiendo en tres grandes guerras: la Guerra de Holanda , la Guerra de los Nueve Años y la Guerra de Sucesión Española . Bajo su mandato, Francia no sólo consiguió el poder político y militar, sino también el dominio cultural con personajes como Molière , Racine , Boileau , La Fontaine , Lully , Rigaud , Le Brun y Le Nôtre . Estos logros culturales contribuyeron al prestigio de Francia, su pueblo, su lengua y su rey. Luis XIV, uno de los más destacados reyes de la historia francesa , consiguió crear un régimen absolutista y centralizado, hasta el punto que su reinado es considerado el prototipo de la monarquía absoluta en Europa. La frase « L'État, c'est moi » («El Estado soy yo») se le atribuye frecuentemente, aunque está considerada por los historiadores como una imprecisión histórica (si se hace caso de las fechas, Luis tendría 1 mes de vida cuando lo dijo), ya que es más probable que dicha frase fuera forjada por sus enemigos políticos para resaltar la visión estereotipada del absolutismo político que Luis representaba, probablemente surgiendo de la cita "El bien del estado constituye la Gloria del Rey", sacadas de sus Reflexiones. En contraposición a esa cita apócrifa, Luis XIV dijo antes de morir: « Je m'en vais, mais l'État demeurera toujours » («Me marcho, pero el Estado siempre permanecerá»).

Archivo:Louis XIV of France.jpg

El nacimiento de Luis XIV en el año 1638 fue recibido como un don divino por sus padres: Luis XIII y Ana de Austria , los cuales no habían conseguido engendrar un heredero en veintitrés años. Luis XIV provenía de un ambiente multicultural ya que sus abuelos paternos, Enrique IV de Francia y María de Médicis , eran navarro e italiana respectivamente y sus abuelos maternos, Felipe III de España y Margarita de Austria , eran Habsburgos , él español y ella austriaca.

Luis XIII y Ana tuvieron a su segundo hijo, Felipe de Anjou , que posteriormente sería Felipe I, Duque de Orleans , en el año 1640.

Luis XIII no se fiaba de la habilidad de su esposa para gobernar Francia tras su muerte, por lo que decretó que un consejo regente gobernase en nombre de su hijo durante su minoría de edad, para reducir así el poder de la Reina Madre durante la regencia. No obstante, tras la muerte de Luis XIII y tras la ascensión al trono, con casi cinco años, de Luis XIV el 14 de mayo de 1643 , Ana anuló el testamento de Luis XIII en el Parlamento, rompió con el consejo y quedó como única regente . Durante su regencia, confió el poder a su primer ministro, el italiano Cardenal Mazarino , al que la mayoría de los círculos políticos franceses despreciaban por su origen no francés.

Al finalizar la Guerra de los Treinta Años , en el año 1648, comenzó una guerra civil francesa conocida como la Fronda . Mazarino continuó con las políticas de centralización emprendidas por su predecesor, Richelieu , aumentando así el poder real a expensas de la nobleza. En 1648 , intentó imponer un impuesto a los miembros del Parlamento , el cual estaba constituido, principalmente, por miembros de la nobleza y altos cargos eclesiásticos. Los miembros del Parlamento no sólo rechazaron el impuesto, sino que también ordenaron la quema de todos los edictos financieros de Mazarino. En una ocasión en que el cardenal ordenó arrestar a algunos miembros del Parlamento, París estalló en insurrección. Un grupo de parisinos molestos irrumpió en el palacio real demandando ver al rey. Tras ser conducidos a la alcoba real, se quedaron mirando a Luis XIV, el cual se estaba haciendo el dormido, y se marcharon tranquilamente. Debido al peligro que corría la familia real y la monarquía, Ana huyó de París con el rey y sus cortesanos. Poco tiempo después, la firma de la Paz de Westfalia permitió al ejército francés volver a ayudar a Luis XIV y su corte real. Ya en enero de 1649 comenzó el asedio de la rebelde París. La subsecuente Paz de Rueil acabó con el conflicto, por lo menos temporalmente.

La segunda Fronda comenzó cuando la primera Fronda ( Fronde Parlementaire ) finalizó, en 1650. Nobles de todo rango, desde princesas de Sangre Real y primos del rey, como Gastón, duque de Orleans , su hija, Ana María Luisa de Orleans y Montpensier , Luis II de Borbón-Condé y Armando de Borbón-Conti , a nobles de largo linaje como François VI, Duque de La Rochefoucauld , Frédéric Maurice de La Tour d'Auvergne , su hermano, Turenne y Marie de Rohan-Montbazon , incluso nobles de descendencia real legítima como Enrique II de Orleans y Francisco de Vendôme , participaron en la rebelión contra el poder real. Incluso el clero tenía representación en la rebelión en la persona de Jean-François Paul de Gondi . Como resultado a estos días tumultuosos, en los que se dice que la Reina Madre tuvo que vender sus joyas para alimentar a sus hijos, Luis XIV desarrolló una gran desconfianza hacia la nobleza.

Mientras, la guerra con España continuaba. Los franceses recibieron apoyo militar de Inglaterra , dirigida por Oliver Cromwell . La alianza anglo-francesa venció a los españoles en la batalla de las Dunas de 1658 . El resultado de la guerra fue el Tratado de los Pirineos que fijó la frontera entre España y Francia en los Pirineos , cediendo España varias provincias y ciudades a Francia en los Países Bajos españoles y en el Rosellón. Este tratado cambió la balanza de poder, Luis XIV contrajo matrimonio con la infanta de España María Teresa de Austria de la Casa de los Habsburgo, Hija del Rey Felipe IV de España y de la princesa Isabel de Francia ambos tíos carnales de Luis XIV, por lo que el monarca con su esposa eran primos hermanos dobles. El matrimonio se celebró el 9 de junio de 1660 .

Guerra en los Países Bajos

Tras la muerte de Felipe IV de España, tío y suegro de Luis XIV, en 1665, su hijo (de su segunda esposa) ascendió al trono como Carlos II de España . Luis XIV reclamó el territorio de Brabante , en los Países Bajos , gobernados hasta entonces por el rey de España, que debían ser devueltos a su esposa, María Teresa, hermanastra mayor de Carlos II (hija del primer matrimonio del padre de ambos). Luis argumentó que las costumbres de Brabante no permitían que un hijo sufriera prejuicios por las consecuencias de que su padre volviera a casarse, por lo que tenía prioridad sobre los hijos de los siguientes matrimonios a la hora de heredar. Estas reclamaciones darían pie a la Guerra de Devolución de 1667 , en la cual Luis participó personalmente.

Los intereses de Luis en los Países Bajos se beneficiaron de los problemas internos de la República de los Siete Países Bajos Unidos . El político más importante del momento en las Provincias Unidas, Johan de Witt , temía que el joven Guillermo III, Príncipe de Orange , se hiciese con el poder en las Provincias Unidas. De Witt pensaba que una guerra naval contra Francia podía ser llevadera, no así una guerra terrestre, que permitiría la intervención de Guillermo III, dejándole con el poder. Así, con las Provincias Unidas divididas en un conflicto interno entre los seguidores de De Witt y los de Guillermo de Orange, junto a las refriegas entre ingleses y holandeses, Francia no tuvo ninguna dificultad en conquistar Flandes y el Franco Condado . Impactados por la velocidad del triunfo francés, las Provincias Unidas se unieron a Inglaterra y Suecia en una Triple Alianza el año 1668 . La formación de la Triple Alianza ponía a Luis XIV ante el problema de verse envuelto en una guerra de mayores dimensiones, por lo que aceptó firmar la paz en el Tratado de Aquisgrán , por el cual Francia se quedaba con el control de Flandes , pero devolvía el Franco Condado a España.

La Triple Alianza no duró mucho. En 1670 , Carlos II de Inglaterra , atraído por sobornos franceses, firmó en secreto el Tratado de Dover , convirtiéndose en aliado francés. Ambos reinos declararon la guerra a las Provincias Unidas en 1672 . La rápida invasión y ocupación de la práctica totalidad de los Países Bajos, salvo Ámsterdam , provocó un golpe de estado contra De Witt, lo que permitió a Guillermo III hacerse con el poder. Guillermo III se alió con España y el Sacro Imperio, y, tras dos años de lucha en 1674 , firmó un tratado de paz con Inglaterra forzando a los ingleses a retirarse de los Países Bajos. Guillermo incluso llegó a casarse con María II de Inglaterra , sobrina de Carlos II de Inglaterra. Sin embargo, y a pesar de estos movimientos diplomáticos, la guerra continuó con grandes victorias francesas sobre las fuerzas de la coalición oponente. No obstante, las naciones implicadas, extenuadas por la guerra, comenzaron a negociar una paz, finalizando en 1678 con la Paz de Nimega . En dicho tratado, y a pesar de que devolvió todo el territorio holandés capturado, Luis XIV ganó la posesión de más ciudades y retuvo el Franco Condado, que había sido invadido en pocas semanas.

El Tratado de Nimega incrementó todavía más la influencia francesa en Europa, pero no satisfizo a Luis XIV. El rey despidió a su ministro de asuntos exteriores, Simon Arnauld de Pomponne , el año 1679 , porque consideraba su actitud demasiado comprometida con los aliados. Luis XIV continuó agrandando su ejército, aunque en vez de conseguir sus reclamaciones territoriales por las armas, usó juicios. Debido a las redacciones ambiguas de los tratados de la época, Luis consiguió reclamar que los territorios que se le habían cedido en los tratados firmados previamente debían cederse junto a las dependencias y tierras que habían pertenecido a esos territorios formalmente. La anexión de estos territorios tenía el objetivo de proporcionar a Francia una frontera más defendible. Luis también deseaba la ciudad de Estrasburgo , un emplazamiento estratégico importante. Estrasburgo estaba emplazado en Alsacia , territorio que no se le había cedido a Luis en la Paz de Westfalia . Sin embargo, Luis XIV lo ocuparía en 1681 , usando pretextos legales.

Dominación en la década de 1680

En la década de 1680 el poder francés sobre Europa, bajo el mandato de Luis XIV, había aumentado enormemente. La gestión económica de uno de los ministros más famosos de Luis, Jean-Baptiste Colbert , muerto en 1683 , produjo un gran cambio en la tesorería real; los ingresos de la corona se triplicaron bajo su supervisión. Los príncipes europeos comenzaron a imitar el modelo francés en todos sus aspectos. Las colonias francesas en el extranjero se multiplicaron, tanto en América como en África y Asia , iniciándose relaciones diplomáticas con naciones como Siam y Persia . Por ejemplo, el explorador René Robert Cavelier de La Salle reclamó para Francia, en 1682 , la cuenca del río Misisipi , nombrándola Luisiana en honor de Luis XIV. Incluso los jesuítas franceses tenían presencia en la corte Manchú en China .

En un intento de aumentar más su dominio en Europa, Luis XIV reforzó el galicanismo , una doctrina que limitaba el poder papal en Francia. Además, Luis XIV tomó medidas para disminuir la influencia y el poder de la nobleza y el clero. Estas medidas incluían mantener el control sobre el segundo estado (la nobleza), usando la táctica de mantener a la alta nobleza en corte del palacio de Versalles , consiguiendo así que los nobles se quedaran la mayoría del año bajo la vigilancia de Luis XIV, y no en sus territorios, donde podían planear rebeliones e insurrecciones. Además, manteniéndose cerca del rey era la única forma posible para poder ganar favores reales como pensiones y privilegios necesarios para su posición social. Luis divertía a estos visitantes permanentes con fiestas extravagantes y otras distracciones, hecho que contribuía notablemente al control real sobre una nobleza poco disciplinada.

En el apartado de disminuir la influencia nobiliaria, Luis siguió el trabajo emprendido por los Cardenales Richelieu y Mazarino. Luis, tras sacar experiencias de la Fronda, creía que la única manera de mantener su poder era colocar plebeyos o, por lo menos, miembros de la nueva aristocracia en los cargos importantes. Dicha política se basaba en el hecho de que Luis podía reducir un plebeyo que tuviera gran influencia por su cargo a una nadería tan sólo con despedirle, cosa que no podía hacer con la influencia de un gran noble. Por ello, Luis dedicó a toda la gran aristocracia a la posición de cortesanos, a la vez que nombraba ministros a plebeyos y nuevos aristócratas. Como cortesanos, el poder de la nobleza disminuyó notablemente. Esa falta de poder se ve reflejado en la ausencia de rebeliones, como la Fronda, tras Luis XIV. De hecho, esta victoria de la corona sobre la nobleza aseguró que no hubiera ninguna guerra civil importante en Francia, hasta la Revolución y la Era Napoleónica.

uis XIV convirtió el Palacio de Versalles , originalmente un refugio de caza construido por su padre, en un espectacular palacio real. El 6 de mayo de 1682 se mudó allí oficialmente con toda su corte. Luis tenía varias razones para crear un palacio de tanta opulencia extravagante y para cambiar allí la residencia de la monarquía. La afirmación, sin embargo, de que odiaba París es imprecisa porque Luis no dejó de embellecer su capital con monumentos, mientras la mejoraba y desarrollaba. Versalles cumplía como el sitio deslumbrante y sobrecogedor para los asuntos de estado y para recibir a los mandatarios extranjeros, donde la atención no se dividía entre la capital y la gente, sino que recaía totalmente sobre el rey. La vida de la corte se centraba en la grandeza. Los cortesanos se rodeaban de vidas lujosas, vestidos con gran magnificencia, siempre asistiendo a cenas, representaciones, celebraciones, etc. De hecho, muchos nobles se vieron obligados a dejar toda su influencia o a depender totalmente de los subsidios y subvenciones reales para poder mantener el costoso estilo de vida versallesco. Esta situación hizo que los nobles dejaran de intentar retomar poder, que podría resultar en potenciales problemas para la corona, centrándose sin embargo en competir por ser invitados a cenar en la mesa del rey o el privilegio de poder llevar una vela cuando el rey se retiraba a sus habitaciones.


Archivo:Louis14-9.jpg

 






















Archivo:Louis XIV wedding.jpg

A continuación, Luis XIV intentó incrementar su control sobre la Iglesia. Convocó una asamblea del Clero ( Assemblée du Clergé ) en noviembre de 1681 . Tras su disolución en junio de 1682 , la asamblea había aceptado la Declaración del Clero Francés . El poder real se incrementó, en detrimento del poder papal. Entre otras medidas, el Papa no podía enviar legados papales sin el consentimiento de Luis; dichos legados, además, sólo podían ejercer su cometido tras otra aprobación una vez habían entrado en Francia. Los obispos no podían abandonar el país sin aprobación real; ningún agente gubernamental podía ser excomulgado por sus actos en misión oficial; y no se podía apelar al Papa sin la aprobación del rey. El rey obtuvo el poder de promulgar leyes eclesiásticas y todas las reglas papales eran inválidas en territorio francés sin el consentimiento real. La Declaración, sin embargo, no fue aceptada por el Papa, por razones claramente obvias.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/ab/Pierre_Mignard_-_Fran%C3%A7oise_d'Aubign%C3%A9%2C_marquise_de_Maintenon_%281694%29.jpg

 

La esposa de Luis XIV, María Teresa, murió el año 1683. Luis no se mantuvo fiel a ella por mucho tiempo tras su matrimonio de 1660: sus varias amantes incluían a Luisa de La Vallière , Françoise Athénaïs de Rochechouart de Mortemart, Madame de Montespan , y a María Angélica de Fontanges . Sin embargo, se mantuvo más fiel en su segundo matrimonio, con Madame de Maintenon . El matrimonio morganático entre Luis XIV y Madame de Maintenon tuvo lugar, probablemente, a finales de 1685 .

Madame de Maintenon, antes protestante , se había convertido al catolicismo. Antes se creía que, además, había participado muy activamente en la persecución de los protestantes, y que instó a Luis XIV a revocar el Edicto de Nantes , el cual proporcionaba algo de libertad religiosa a los Hugonotes (los miembros de la protestante Iglesia Reformada ). Sin embargo, está implicación de Madame de Maintenon se cuestiona actualmente. El mismo Luis XIV estaba de acuerdo con el plan, puesto que, como el resto de Europa, católica o protestante, creía que para mantener la unidad nacional, debía antes conseguir la unidad religiosa; en su caso una unidad bajo el catolicismo. Esta idea estaba definida en el principio « Cuius regio, eius religio », política religiosa en vigencia desde su establecimiento en la Paz de Augsburgo de 1555 . De hecho, ya había comenzado la persecución de los hugonotes.

Luis continuó el proceso de unificación religiosa publicando un edicto en marzo de 1685, que estipulaba la expulsión de los judíos de las colonias francesas. También se prohibió la práctica de cualquier religión, excepto del catolicismo . En octubre de 1685, Luis promulgó el Edicto de Fontainebleau , que revocaba el anterior edicto de Nantes , bajo el pretexto de que la extinción casi total del protestantismo en Francia hacía innecesario un edicto que les concediera privilegios. El nuevo edicto contemplaba que cualquier clérigo protestante que no se convirtiera al catolicismo fuese desterrado; las escuelas e instituciones protestantes fueron prohibidas; los hijos de familias protestantes debían ser bautizados por un sacerdote católico; y los sitios de culto protestantes fueron demolidos. El edicto descartaba el ejercicio público de la religión, pero no el creer en ella. De hecho, el edicto decía: « las personas de la Pretendida Religión Reformada podrán, hasta que guste a Dios alumbrarlos como a los demás, (...) continuar su comercio y disfrutar de sus bienes sin que se les pueda molestar o impedir con el pretexto de dicha R.P.R., bajo la condición de que no se dediquen al ejercicio de dicha religión, ni se reunan bajo el pretexto de rezar o tener servicios religiosos ». 4 Esta frase contenida en el último artículo del edicto nunca fue aplicada; es más, ya desde 1681 se había puesto en práctica una campaña de conversiones forzadas al catolicismo mediante el método de las dragonadas . Aunque el Edicto prohibía formalmente la posibilidad de que los hugonotes abandonaran Francia, cerca de 200.000 huyeron clandestinamente hacia Inglaterra, los Países Bajos, Alemania y Estados Unidos. Este hecho fue dañino para los intereses económicos de Francia lo que llevó a algunos personajes como Vauban , uno de los generales de Luis más influyentes, a condenar la medida públicamente, aunque, en general, su proclamación fue muy bien recibida.

Hacia 1685 , Luis XIV se encontraba en el apogeo de su reinado. Uno de los principales rivales de Francia, el Sacro Imperio Romano Germánico , fue desmembrado mientras luchaba contra en Imperio otomano en la Guerra austro-turca . El Gran Visir Otomano llegó casi a tomar Viena , pero en el último momento el rey Juan III Sobieski con un ejército de fuerzas polacas, alemanas y austríacas consiguió la victoria en la Batalla de Viena , en 1683 . Mientras, Luis XIV, gracias a la Tregua de Ratisbona, se anexionaba varios territorios, incluido Luxemburgo . Tras repeler el ataque otomano en Viena, el Sacro Imperio dejó de estar amenazado por los turcos; sin embargo el Emperador nunca intentó recuperar los territorios ocupados por Luis XIV.

La Liga de Augsburgo

La revocación del Edicto de Nantes tuvo grandes consecuencias políticas y diplomáticas, principalmente en los países protestantes, en los cuales dicha revocación contribuyó a crear un creciente sentimiento antifrancés. En 1686 , dirigentes tanto católicos como protestantes fundaron la Liga de Augsburgo , ostensiblemente un pacto defensivo para proteger la zona del Rin , pero que era realidad una alianza ofensiva contra Francia. La alianza incluía entre sus miembros al Emperador del Sacro Imperio y varios de los gobernantes de los estados alemanes que formaban parte del Imperio, principalmente el Palatinado , Baviera y Brandeburgo . Las Provincias Unidas, España y Suecia también se unieron a la Liga.

Luis XIV mandó sus tropas al Palatinado en 1688 , debido a que el ultimátum que propuso a los príncipes germánicos, por el cual estos debían ratificar la Tregua de Ratisbona (confirmando así la posesión de Luis de los territorios anexionados en esa tregua) así como reconocer públicamente el derecho de las reclamaciones de su cuñada, expiró. Aparentemente, el ejército de Luis tenía como órdenes apoyar militarmente las reclamaciones territoriales de la cuñada de Luis, Elizabeth Charlotte duquesa de Orleans, en el Palatinado. Sin embargo, la invasión tenía el propósito real de presionar al Palatinado para que abandonara la Liga, consiguiendo así debilitarla.

Las acciones francesas unieron a los príncipes en el bando del Emperador. Luis esperaba que Inglaterra, gobernada por el rey católico Jacobo II , se mantendría neutral en el conflicto, pero la Revolución Gloriosa inglesa acabó con Jacobo, que fue reemplazado en el trono por su hija María II , que gobernaba junto a su marido Guillermo III (el Príncipe de Orange). Debido a la enemistad que surgió entre Luis y Guillermo en la guerra en Holanda, este decidió unirse a la Liga, la cual se conocería a partir de ese momento con el nombre de Gran Alianza .

Las campañas de la que sería conocida como Guerra de los Nueve Años (1688–1697) fueron dominadas, en general, por las tropas francesas. Las fuerzas Imperiales resultaron poco efectivas, pues el grueso del ejército imperial seguía enfrentándose al Imperio otomano . Rápidamente Francia consiguió una gran cantidad de victorias desde Flandes en el norte hasta el valle del Rin en el este e Italia y España en el sur. Mientras, Luis XIV apoyó a Jacobo II en su intento de recuperar el trono británico, pero el estuardo no tuvo éxito. Este hecho hizo que la Inglaterra de Guillermo pudiera entrar con más fuerza en el conflicto continental. No obstante, a pesar del tamaño de la coalición oponente, los franceses aplastaron al ejército aliado en la Batalla de Fleurus , así como en la Batalla de Steenkerque (1692) y en la Batalla de Neerwinden (1693). Bajo la supervisión personal del rey, las tropas francesas capturaron Mons en 1691 y la inexpugnable, hasta el momento, fortaleza de Namur, el año 1692. La victoria naval francesa en la Batalla de Beachy Head en 1690 fue, sin embargo, contrarrestada por la victoria angloholandesa en la Batalla de La Hogue en 1692 . La guerra duró todavía cuatro años más, hasta que el Duque de Saboya firmó un acuerdo de paz, aliándose así con los franceses el año 1696, reforzando los ejércitos franceses y facilitanto la captura de Milán y Barcelona .

La Guerra de los Nueve Años finalizó en 1697 con el Tratado de Ryswick . Luis XIV devolvió Luxemburgo y otros territorios de los que se había apoderado en la guerra holandesa de 1679, pero conservó Estrasburgo . También adquirió la posesión de jure de su, hasta entonces de facto , posesión de Haití así como la devolución de los territorios de Pondicherry y Acadia . Luis, por otra parte, tuvo que reconocer el reinado de Guillermo III y María II como soberanos de Gran Bretaña e Irlanda, por lo que estos últimos se aseguraron que nunca más volvería a apoyar a Jacobo II; de igual modo renunció a sus reclamaciones sobre el Palatinado . España recuperó Cataluña y otros territorios perdidos, tanto en la Guerra de los Nueve Años como en otras anteriores, en los Países Bajos. Luis también devolvió en este tratado la Lorena a su duque, pero bajo la condición de permitir la libre circulación francesa en el territorio. Los términos generosos del tratado fueron interpretados como una concesión para favorecer un sentimiento pro-francés en España, lo que, eventualmente, llevaría a Carlos II, rey de España a designar a Felipe, Duque de Anjou (nieto de Luis) como su sucesor.

El problema de la sucesión al trono español dominó la situación europea tras la Paz de Ryswick. El rey español, Carlos II , apodado El Hechizado , estaba muy enfermo y no podía tener descendencia. La herencia de la corona española era cuantiosa, ya que Carlos II no sólo era rey de España, sino también de Nápoles , Sicilia , Milán , los Países Bajos Españoles y un gran imperio colonial . En total, veintidós dominios distintos.

Francia y Austria eran los principales candidatos al trono, puesto que ambos tenían lazos familiares con la familia real española. Felipe, Duque de Anjou (que sería Felipe V de España), el pretendiente francés, era el bisnieto de la hija mayor de Felipe III de España , Ana de Austria, y el nieto de la hija mayor de Felipe IV de España , María Teresa de Austria. La única pega para sus aspiraciones a la sucesión era su renuncia al trono, la cual en el caso de María Teresa, sin embargo, no era efectiva puesto que España no había cumplido su parte del tratado. Por otro lado, Carlos, Archiduque de Austria y más tarde Emperador, hijo menor de Leopoldo I , fruto del tercer matrimonio de éste con Leonor del Palatinado, reclamaba el trono español por su abuela paterna, que era la hija menor de Felipe III; esta pretensión, al contrario de la francesa, no estaba condicionada por ninguna renuncia previa. Sin embargo, y usando las reglas de sucesión, la posición francesa era superior, puesto que su pretendiente descendía de la hija mayor.

Algunas potencias europeas temían la posibilidad de que tanto Francia como el Sacro Imperio se hicieran con el control de España, lo que deterioraría el equilibrio de poder en Europa. Por ello, Guillermo III, rey de Gran Bretaña e Irlanda, prefería a otro candidato, el Príncipe Bávaro José Fernando de Baviera , nieto de Leopoldo I y la primera esposa de éste: Margarita Teresa de España , hija pequeña de Felipe IV. En los términos del Primer Tratado de Partición , firmado en La Haya en 1698, en plena guerra de los Nueve Años, por Inglaterra y Francia para evitar una alianza hispano-alemana, se estipulaba que José Fernando heredaría España, incluyendo los territorios italianos, mientras que los Países Bajos se repartirían entre las Casas de Francia y de Austria. España, sin embargo, no había sido consultada y rechazaba frontalmente la partición del Imperio español . La corte española insistía en la necesidad de mantener la integridad del Imperio. Por ello, cuando el tratado llegó a oídos de Carlos II, éste declaró a José Fernando como su único heredero, legándole toda la herencia en solitario.

El problema resurgió seis meses después, cuando el príncipe José Fernando murió de viruela . La corte española insistía en su posición de mantener todo el territorio español gobernado bajo sólo un mando, lo que sólo dejaba las posibilidades de dejar dicho mando a Francia o a Austria. Carlos II, presionado por su esposa alemana, eligió la casa austríaca, eligiendo como heredero al Archiduque Carlos . Ignorantes de la decisión de Carlos II, Luis XIV y Guillermo III firmaron un segundo tratado , que dejaba al Archiduque con España, los Países Bajos y las colonias, mientras que el hijo mayor (y heredero) de Luis, Luis Gran Delfín heredaría los territorios italianos, en previsión de intercambiarlos posteriormente por Saboya o la Lorena .

En 1700 , agonizando en su lecho de muerte, Carlos II cambió las disposiciones sucesorias inesperadamente. Debido al Tratado de Ryswick , la opinión española se había vuelto más francófila, y Carlos II, basado en las experiencias previas que demostraban la superioridad militar francesa, pensó que Francia estaba más capacitada para mantener la unidad del imperio. La herencia española le fue ofrecida en su totalidad a Felipe Duque de Anjou , hijo menor del Delfín. La oferta incluía una cláusula por la cual Felipe debía renunciar a su posición en la línea sucesoria francesa.

Esta oferta dejaba a Luis XIV ante una difícil decisión: por un lado podía aceptar todo el Imperio español, traicionando así los Tratados de Partición que previamente había firmado con Guillermo III, o podía rechazar la oferta, aceptando el Segundo Tratado, dejando Europa en un estado de paz. Luis XIV había asegurado a Guillermo III que cumpliría los términos del Tratado y partiría los dominios españoles. Sin embargo, incluso aceptar sólo una parte del legado español ponía a Francia en grave peligro de entrar en guerra con el Sacro Imperio; además Guillermo III había dejado claro que no apoyaría a Luis en una guerra para obtener los territorios estipulados en el Tratado de Partición. Luis XIV, sabiendo que en cualquier circunstancia la guerra era inevitable, era más provechoso aceptar la oferta sucesoria propuesta por Carlos II. Así, cuando Carlos II murió el 1 de noviembre , Felipe, Duque de Anjou, fue proclamado Felipe V , rey de España.

Los oponentes de Luis XIV aceptaron a Felipe como rey español a regañadientes. Sin embargo, éste actuó precipitadamente en 1701 cuando transfirió el asiento de negros , un permiso para vender esclavos a las colonias españolas, a Francia, movimiento que suponía un gran riesgo para el comercio inglés. Además, Luis XIV dejó de reconocer el reinado de Guillermo III tras la muerte de Jacobo II, reivindicando al hijo y heredero de éste Jacobo Francisco Estuardo (conocido como « el Viejo Pretendiente ») como rey de Inglaterra e Irlanda. Más allá, Luis mandó tropas a los Países Bajos españoles para asegurar su lealtad a Felipe V y para guarnecer las fortalezas españolas, que habían estado durante un tiempo bajo control holandés como parte de la Barrera que protegía las Provincias Unidas de potenciales ataques franceses. En consecuencia, se formó una alianza entre Gran Bretaña, las Provincias Unidas, el Sacro Imperio Romano Germánico y la mayoría de estados germánicos. Baviera , Portugal y Saboya se aliaron al lado de Luis XIV y Felipe V.

La subsecuente Guerra de Sucesión Española continuó durante prácticamente el resto del reinado de Luis. Los franceses tuvieron algo de éxito, llegando casi a capturar Viena , pero la victoria de Marlborough y Eugenio de Saboya en la Batalla de Blenheim ( 13 de agosto de 1704 ) y otras derrotas como la Batalla de Ramillies y la Batalla de Oudenarde unido a la hambruna y la deuda creciente hizo que Francia tuviera que tomar una postura defensiva. Baviera fue conquistada por los aliados tras la Batalla de Blenheim, y Portugal y Saboya se pasaron rápidamente al otro bando. La guerra fue muy costosa para Luis XIV; hacia 1709 , el ejército francés estaba gravemente debilitado y Luis rogaba una paz. Sin embargo, todas las negociaciones de paz quedaron en nada debido a las condiciones que imponían los aliados. Cada vez se hacía más claro que Luis no podría mantener en su órbita todos los territorios españoles, pero igualmente quedaba cada vez más claro que sus oponentes no podrían quitar a Felipe V del trono español tras las victorias francoespañolas en las batallas de Almansa y Villaviciosa .

La situación francesa empeoró con la caída de Bouchain , que dejaba a Marlborough con el camino prácticamente libre para llegar hasta París. Pero la muerte del emperador José I en 1711, hijo mayor del ya fallecido Leopoldo I, dejaba al Archiduque Carlos como posible heredero de un Imperio tan grande como el de Carlos V : el Sacro Imperio y el Imperio español bajo un mismo mando. Dicho Imperio sería tan problemático para los ingleses como lo sería el Imperio Español en órbita francesa. Esta circunstancia hizo que Gran Bretaña y Francia comenzaran unas negociaciones unilaterales de paz. Dichos acuerdos culminaron en el Tratado de Utrecht . La paz con el Sacro Imperio llegó en 1714 , con el Tratado de Baden . Los puntos principales de la paz fueron los siguientes: Felipe V quedaba reconocido como rey de España y de las colonias españolas. Las posesiones españolas en los Países Bajos e Italia se dividieron entre Austria y Saboya, mientras que Gibraltar y Menorca pasaban a manos inglesas. Además, Luis XIV se comprometía a no ofrecer más apoyo al «Viejo Pretendiente» en su campaña para hacerse con el trono inglés. Aunque Francia tuvo que ceder varias colonias en las Américas a Inglaterra, la mayoría de sus posesiones continentales perdidas en la guerra le fueron devueltas, consiguiendo incluso algún territorio reclamado como el principado de Orange.

Así fue como el rey Sol llegó al final de su largo reinado que estuvo marcado por los primeros síntomas de decadencia del régimen y de la corte, el declive de la hegemonía francesa en el continente, el fracaso de su política colonial y el inquietante malestar social surgido de las hambrunas que padecía el pueblo llano. Sin embargo, el monarca, llamado «vicediós» por el obispo Godeau , siguió fiel a sí mismo y confiado hasta el día de su muerte ( 1715 ) en su voluntad como único motor de la vida del reino y de sus súbditos.

Luis XIV murió el 1 de septiembre de 1715 de gangrena , pocos días antes de su septuagésimo séptimo cumpleaños y tras setenta y dos años de reinado. Su cuerpo yace en la basílica de Saint-Denis , en París. Prácticamente todos los hijos legítimos del rey murieron en la infancia. El único que llegó a la madurez, su hijo mayor Luis, el Gran Delfín murió antes que su padre, en el año 1711 , dejando tres hijos. El mayor de ellos, Luis, Duque de Borgoña , murió en 1712 , seguido por el hijo mayor de éste, Luis, Duque de Bretaña . Por lo tanto, el bisnieto de cinco años de Luis XIV, Luis, el Duque de Anjou, hijo pequeño del Duque de Borgoña y Delfín tras la muerte de su abuelo, su padre y su hermano mayor, fue el sucesor al trono francés, reinando como Luis XV de Francia .

Luis XIV intentó evitar la subida al trono de su sobrino Felipe II Duque de Orleans , quien al ser el pariente más cercano se convertiría en el regente del futuro Luis XV. Luis XIV prefería desviar parte de ese poder al hijo ilegítimo que tuvo con Madame de Montespan, Luis Augusto de Borbón y creó un consejo regente como el que previamente creó Luis XIII anticipándose a la minoría de edad de Luis XIV. El testamento de Luis XIV disponía que Luis Augusto sería el protector de Luis XV, superintendente de la educación del joven rey y Comandante de la Guardia Real. El Duque de Orleans, sin embargo, se aseguró la anulación del testamento en el Parlamento, sobornando a los parlamentarios con la devolución del poder que Luis XIV les había arrebatado. Luis Augusto fue despojado de su título de Prince du Sang Royal ('Príncipe de Sangre Real'), el cual se le había concedido a él y a su hermano Luis Alejandro de Borbón , y de la comandancia de la Guardia Real, pero mantuvo su puesto de superintendente, quedando Felipe II como único regente. Su hermano Luis Alejandro, sin embargo, consiguió conservar sus privilegios y títulos.

Archivo:Nicolas de Largillière 003.jpg

De su matrimonio con su primera esposa, su prima hermana María Teresa de Austria , tuvo seis hijos:

Con Luisa de La Vallière tuvo cuatro hijos, de los cuales sólo sobrevivieron dos que serían legitimados:

Con Françoise Athénaïs de Rochechouart de Mortemart, Madame de Montespan tuvo siete hijos:

 

Luis XV de Francia (en francés Louis XV ) ( Versalles , 15 de febrero de 1710 – Versalles, 10 de mayo de 1774 ), llamado El Bien-Amado (en francés: Le Bien-Aimé ), fue Rey de Francia y de Navarra 1 entre los años 1715 y 1774 . Además, fue Copríncipe de Andorra y Duque de Anjou .

Heredado el trono de su bisabuelo Luis XIV a la edad de cinco años, pasó sus primeros años de reinado en relativa tranquilidad, rodeado de preceptores que le proveyeron una gran cultura, mientras que el poder efectivo fue entregado a varios regentes . Al alcanzar la mayoría de edad le confió el gobierno al cardenal Fleury , su antiguo preceptor.

A diferencia de Luis XIV no tuvo contacto directo con la vida política de su país: se reunía con poca frecuencia con sus ministros y actuó en contra de sus expectativas, tramando una red de diplomáticos y espías. Su desinterés por la política y la constante sucesión de ministros que debilitaban el poder de Francia en Europa contribuyeron en sentar las bases para la Revolución Francesa .

Al inicio de su reinado fue amado por el pueblo, que rápidamente le apodó como El Bien Amado . Con los años, su debilidad en la toma de decisiones y la constante e intrigante presencia de sus amantes dinamitó su popularidad, produciéndose algunas celebraciones a su muerte en París. Por ello, hubo de celebrarse en secreto su funeral, para evitar que se produjeran burlas públicas ante su ataúd, tal y como ocurrió con su predecesor.

Bajo su reinado, Francia logró grandes éxitos militares, como la anexión del Ducado de Lorena y Córcega ; sin embargo, perdió gran parte de su imperio colonial a manos de Gran Bretaña .

Archivo:LouisXV-Rigaud1.jpg

El futuro Luis XV nació en el Palacio de Versalles el 15 de febrero de 1710 , bajo el reinado de su bisabuelo, Luis XIV, el Rey Sol. Era el segundo hijo de Luis, duque de Borgoña y María Adelaida de Saboya . Su abuelo paterno era Luis, el Gran Delfín , llamado Monseigneur , hijo mayor del Rey Sol. Luis, ostentando el título de Duque de Anjou desde su nacimiento, obtuvo los privilegios y títulos de un "Petit-fils de France" .

En 1710 , el primero en la línea de sucesión era el Gran Delfín, hijo mayor y el único varón superviviente de Luis XIV. Monseigneur tuvo tres hijos: Luis , Duque de Borgoña , luego investido como Delfín ; Felipe , Duque de Anjou , que más tarde se convertiría en rey de España como Felipe V y Carlos , Duque de Berry .

La madre del pequeño Luis, la Delfina María Adelaida, era una mujer viva y cariñosa, cosa poco frecuente en la casa real, pareciendo estar verdaderamente enamorada de su marido. La pareja desarrolló un papel central en la corte de Versalles cuando el Rey Sol envejeció.

En 1700 , Felipe, el Duque de Anjou hereda la corona del país de su abuela, María Teresa de Austria , convirtiéndose en Felipe V de España . El traspaso de la corona española de la Dinastía de los Austrias a la de los Borbones causó la Guerra de Sucesión Española (1701-1713). Se daba la particularidad que el nuevo soberano de España podría acceder al trono de Francia (como después se comprobó) si el Gran Delfín y el Duque de Borgoña morían antes que Luis XIV. Las potencias protestantes unidas a los Habsburgo de Austria se opusieron a una posible unión dinástica entre Francia y España, lo que hubiera significado el nacimiento de la hegemonía de los Borbones. Con la firma de la Paz de Utrecht (1713) Felipe V tuvo que renunciar a la perspectiva de convertirse en monarca francés.

Entretanto, se dieron las condiciones que hubieran permitido a Felipe reinar también sobre Francia. El 14 de abril de 1711 , a pesar de gozar de buena salud y no tener una edad avanzada, el Gran Delfín murió repentinamente de causas naturales. 3 Su hijo, el Duque de Borgoña, se convirtió entonces en el Delfín de Francia . Apenas un año más tarde, el 12 de febrero de 1712 , la Delfina María Adelaida murió de sarampión , y una semana después, el 18 de febrero , el sarampión también condujo a la muerte a su marido, el Duque de Borgoña. Ante el temor de que los dos niños también hubieran sido contagiados por la enfermedad, los médicos sometieron a violentas sangrías al mayor, el entonces investido Delfín Luis, Duque de Bretaña que murió el 8 de marzo , debilitado por el tratamiento. Sólo la firme y decidida intervención de Madame de Ventadour , gobernanta de los infantes reales, les impidió a los médicos sangrar a Luis. La gobernanta, encerrada y asistida por tres niñeras, lo cuidó durante toda su enfermedad y Luis la quiso como una madre. 4 Delfín tras la muerte de su abuelo, su padre y su hermano mayor, se convirtió en Rey de Francia tres años más tarde, a la muerte de su bisabuelo Luis XIV.

Archivo:LouisXVchild.jpg

Hacia finales de agosto de 1715 , Luis XIV se estaba muriendo de gangrena . El 26 de agosto llamó a su bisnieto de cinco años, Luis, a su lado, y le dijo estas palabras que pasarían a la historia: «Hijo mío, vas a ser un gran rey. No imites mis gustos por construcciones y guerras. Al contrario, trata de tener paz con tus vecinos. Vuelve a Dios lo que le pertenece; reconócele las obligaciones bajo las que te encuentras; haz que tus súbditos lo honren. Sigue siempre buenos consejos. Trata de solventar el sufrimiento de tu pueblo, que me aflige no poder solucionar. (...)». Seis días después, el hombre que había gobernado Francia durante más de 70 años murió, y Luis XV fue coronado como el nuevo rey.

En agosto de 1714 , un año antes de que muriera, Luis XIV había expresado su voluntad de conceder un papel prominente en la siguiente regencia a dos hijos que habían nacido de su anterior amante, Madame de Montespan , que había sido desde entonces legitimada; los dos hijos se conocían por Luis, duque de Maine y el Conde de Toulouse . Al legitimar a sus hijos bastardos, Luis XIV trataba de remediar la muerte de la mayor parte de sus herederos varones en los tres años anteriores, y asegurar el futuro de una maltrecha dinastía. Sus cálculos pasaban por que el joven Luis XV muriera y los hijos bastardos de Luis XIV lo sucedieran en el trono. Esto iba en flagrante contravención de la tradicional regla de sucesión al trono de Francia. Este hecho resultó motivado también por la insistencia de la segunda esposa de Luis XIV, Madame de Maintenon , quien había criado a los dos niños y los tenía en gran estima (otros hijos bastardos del rey, que no fueron criados por Madame de Maintenon, no fueron legitimados). Este deseo buscaba realzar las posiciones de Toulouse, y especialmente las del hijo mayor, Maine, a expensas del hombre que se esperaba, por derecho tradicional, fuera regente y gobernara Francia hasta que Luis XV alcanzara la mayoría de edad, Felipe de Orleans , hijo del hermano menor de Luis XIV. La voluntad del rey estipulaba que hasta que el nuevo rey alcanzase la adultez, la nación sería conducida por un consejo real formado por 14 miembros. Felipe de Orleans fue nombrado presidente del consejo, pero todas las decisiones se tomaban por mayoría de votos; la composición del consejo, que incluía a Maine, Toulouse y varios miembros de la administración de Luis XIV, fue tal que Orleans era normalmente rechazado.

El contenido de esta voluntad se reveló, y varias facciones comenzaron a alinearse tras Maine, Toulouse y Maintenon por un lado, y por otro Orleans. Esta última tuvo el apoyo de muchos entre la antigua nobleza de espadas ( noblesse d'épée ), descendiente de caballeros medievales en oposición a los noblesse de robe , la nueva aristocracia surgida de personas que habían adquirido algún cargo público al servicio del Rey. Luis XIV había excluido habitualmente la noblesse d'épée del gobierno en favor de los plebeyos de la burguesía , que solían entrar así en la noblesse de robe y a los que podía controlar más fácilmente. Así, en la noblesse d'épée anhelaban un cambio político que los favoreciese y estaban disgustados con la legitimación de los «bastardos reales» Maine y Toulouse, a los que consideraban una afrenta a las reglas de herencia tradicionales.

André de Fleury

De acuerdo con el décimo codicilo del testamento de Luis XIV, el duque de Orléans nombró como preceptor del pequeño Luis a André Hercule de Fleury , quien se mantuvo al lado del monarca hasta 1726, cuando el duque de Borbón murió y fue reemplazado por el recién nombrado cardenal. Éste llevó a cabo una política eficiente en el interior. Con él se restablecieron las finanzas, parte del problema de los jansenistas y aumentó el comercio.

Archivo:Koning Lodewijk XV- Child.jpg

Trató de no llevar adelante la guerra y, debido a la paz que quería el gobierno inglés, estas dos naciones no se enfrentaron hasta 1740. No pudo evitar involucrarse en la Guerra de Sucesión Polaca , que concluyó con la victoria franco-española. No lograron decidir sobre Polonia, pero obtuvieron el ducado de Lorena y el reino de Nápoles , respectivamente. Aquél fue un gran logro exterior para Luis XV, quien vivió su época más feliz durante la dirección del anciano cardenal. Desgraciadamente, la intromisión en la guerra de Sucesión Austriaca en apoyo de Prusia, con la intención de desbandar definitivamente el imperio de los Habsburgo , le costaría un golpe del que los franceses guardarían un mal recuerdo.

En 1743 murió el cardenal Fleury, y fue entonces cuando pareció que Luis XV asumiría personalmente el gobierno de su reino. Pero, ciertamente, esto estuvo lejos de ser verdad. En 1740 se celebró un baile de máscaras por el matrimonio del hijo de Luis XV; en este, el rey conoció a una burguesa, supuesta hija de un decorador del palacio, de nombre Jeanne-Antoinette Poisson, la cual luego fue instalada en Versalles . Luis la nombró Marquise de Pompadour y la separó legalmente de su marido; fue incluso presentada en la corte el 14 de septiembre. Recibió asimismo el título de duquesa, con derecho a sentarse junto a la reina; pero, por razones desconocidas, jamás hizo uso de él.

A pesar de que para 1745 Pompadour ya había dejado de frecuentar la cámara del rey, nunca dejó de ser tratada como la favorita. Inspiró a Luis para que sólo frecuentara a muchachitas jóvenes, a las cuales nunca hacía perdurar demasiado. Durante este periodo, el gusto por el arte se agudizó y el estilo rococó llegó a ponerse de moda en toda Europa. Se construyó un nuevo palacete, que luego fue llamado el Petit Trianon ; se reconoció al país como el centro estético y aristocrático de Europa.

Sin embargo, en política exterior los fracasos fueron inevitables. La guerra de Sucesión Austriaca no arrojó ningún resultado positivo, más aún, acabó como había comenzado, más allá de la tremenda irregularidad fiscal que había gestado. La crisis interna se agudizó gracias a la oposición del Parlamento a la política religiosa de Luis, quien beneficiaba a los jesuitas, y a las bulas papales, como la de Unigenitus . El tremendo legado de hambrunas, pestes y muertes que había dejado la guerra contribuyó a la impopularidad del monarca.

Pero nada de eso se compararía con el resultado que obtendría Francia, luego de siete años de una guerra mucho peor, a la que también había llevado aquella cortesana favorita. París no dejaba de reunirse para humillarla y escribir chascarrillos obscenos sobre su persona. Las medidas diplomáticas tomadas entonces no sirvieron para nada, frente a las grandes derrotas. La flota francesa fue aniquilada en los mares, el desinterés llevó a que ni Luis ni sus ministros se preocupasen por sus colonias. La pérdida de éstas fue inevitable, pero ni siquiera en el continente hubo triunfo alguno. La invasión de Hannover no significó en lo más mínimo un triunfo. Al fin de la guerra, Francia se había quedado con un saldo de 200.000 soldados muertos, y con una flota totalmente destruida. Su lugar como potencia se vio amenazado, y comenzó entonces un déficit fiscal que no se regularía en casi un siglo.

Archivo:Sacre de Louis XV.jpg

 

Archivo:Hyacinthe Rigaud;Cardinal Dubois.jpg

 

Archivo:Madame de Pompadour.jpg

 

A pesar de que para 1745 Pompadour ya había dejado de frecuentar la cámara del rey, nunca dejó de ser tratada como la favorita. Inspiró a Luis para que sólo frecuentara a muchachitas jóvenes, a las cuales nunca hacía perdurar demasiado. Durante este periodo, el gusto por el arte se agudizó y el estilo rococó llegó a ponerse de moda en toda Europa. Se construyó un nuevo palacete, que luego fue llamado el Petit Trianon ; se reconoció al país como el centro estético y aristocrático de Europa.

Sin embargo, en política exterior los fracasos fueron inevitables. La guerra de Sucesión Austriaca no arrojó ningún resultado positivo, más aún, acabó como había comenzado, más allá de la tremenda irregularidad fiscal que había gestado. La crisis interna se agudizó gracias a la oposición del Parlamento a la política religiosa de Luis, quien beneficiaba a los jesuitas, y a las bulas papales, como la de Unigenitus . El tremendo legado de hambrunas, pestes y muertes que había dejado la guerra contribuyó a la impopularidad del monarca.

Pero nada de eso se compararía con el resultado que obtendría Francia, luego de siete años de una guerra mucho peor, a la que también había llevado aquella cortesana favorita. París no dejaba de reunirse para humillarla y escribir chascarrillos obscenos sobre su persona. Las medidas diplomáticas tomadas entonces no sirvieron para nada, frente a las grandes derrotas. La flota francesa fue aniquilada en los mares, el desinterés llevó a que ni Luis ni sus ministros se preocupasen por sus colonias. La pérdida de éstas fue inevitable, pero ni siquiera en el continente hubo triunfo alguno. La invasión de Hannover no significó en lo más mínimo un triunfo. Al fin de la guerra, Francia se había quedado con un saldo de 200.000 soldados muertos, y con una flota totalmente destruida. Su lugar como potencia se vio amenazado, y comenzó entonces un déficit fiscal que no se regularía en casi un siglo.

Matrimonio e hijos

El 4 de septiembre de 1725 contrajo matrimonio con María Leszczynska , Princesa de Polonia (1703–1768). Tuvieron diez hijos:

Archivo:Family Tree Madame Royale.jpg


Luis XVI de Francia (en francés Louis XVI ) ( Versalles , 23 de agosto de 1754París , 21 de enero de 1793 ) llamado Luis el Último (Louis le Dernier) o Luis Capeto (Louis Capet) por los revolucionarios, fue rey de Francia y de Navarra 1 entre 1774 y 1789 , copríncipe de Andorra entre 1774 y 1793 y rey de los franceses entre 1789 y 1792 .

La llegada de Luis XVI al trono hizo pensar en grandes reformas del reino, pero su falta de carácter, las intrigas de su corte y la oposición de los nobles le impidieron llevar a cabo las reformas necesarias. En cuanto a política exterior tuvo más éxito, debilitando a Inglaterra y manteniendo la paz en Europa .

Intentó en cuatro ocasiones (1774-1776, 1781 y dos en 1787) realizar reformas, estableciendo un impuesto equitativo que sustituyera a la talla heredada del feudalismo. La nobleza de toga del Parlamento de París y la corte de Versalles se negaron a tales reformas, haciendo al rey tener que presentar sus propuestas ante una Asamblea de Notables y más tarde ante los Estados Generales para aprobarlas. En los Estados Generales de 1789 , el Tercer Estado, al que no se le concedió el voto por persona que solicitaba se autoproclamó Asamblea Nacional , jurando no disolverse hasta dar una Constitución a Francia. El rey cedió ante la Asamblea , viéndose más tarde obligado a trasladarse al parisino Palacio de las Tullerías . Debido a su desacuerdo con las leyes y reformas (como la confiscación de bienes de la iglesia y la constitución civil del clero ), y viendo lo rebajada que había quedado su autoridad, adoptó una doble actitud, aparentando en público estar de acuerdo con la Asamblea y conspirando en privado en contra de ella, para eliminar a los revolucionarios del poder. El rey decidió fugarse para unirse a un ejército afín, pero fue detenido en Varennes-en-Argonne , llevado de vuelta a París y suspendido de sus funciones. A pesar de que hubo un movimiento republicano que exigía que el rey fuera castigado, el monarca firmó la Constitución de 1791 y fue repuesto en sus funciones. En un asalto a las Tullerías, el 20 de agosto fue arrestado (arresto motivado por su negativa a enviar soldados a luchar en contra de Austria y Prusia ), puesto a disposición de la Convención (en sustitución de la Asamblea Legislativa constitucional) y procesado, siendo guillotinado el 21 de enero de 1793 .

Archivo:Ludvig XVI av Frankrike porträtterad av AF Callet.jpg

Nacido como Luis Augusto de Francia, duque de Berry , Luis XVI fue el cuarto hijo del delfín Luis Fernando y María Josefa de Sajonia . La segunda esposa del Delfín era hija de Federico Augusto III de Polonia , rey de Polonia . En el momento de su nacimiento, su padre y su hermano, Luis José Javier (nacido en 1751) le precedían en la línea de sucesión, por lo que nunca se creyó que llegara al trono. Sus hermanos y hermanas eran:

Luis fue confiado a Rosalía, condesa de Marsan y princesa de Rohan , quien lo apartó de la corte y se lo llevó al palacio de Bellevue , colmándolo de cuidados, y, probablemente, salvándole la vida. 5 A los seis años debió ser separado de su nodriza y traído junto a los hombres, lo que le causó una gran tristeza que intentaron aliviarle con juguetes y otras cosas, como fuegos artificiales , que no surtieron efecto. 6 Su padre eligió personalmente a los hombres encargados de educarlo: el duque de La Vauguyon fue escogido como gobernador; el obispo de Limoges como preceptor; el marqués de Sinety como vicegobernador y el abad de Radonvillers para realizar las tareas esenciales del vicepreceptor. Su padre, desechó el método educativo mayoritario en la época, que reducía a entretenimiento y diversión la instrucción y abogó por el trabajo y el esfuerzo, lo que no combatió su predisposición a una extrema timidez y a un carácter reservado, que se convitieron en un defecto. 7

Detestando los falsos cumplidos, no correspondía a los que se los dedicaban, y éstos lo aislaban, lo que le produjo una fuerte inseguridad en sí mismo y una exagerada modestia, 7 hasta el punto de que, en una ocasión, al elogiarle un arengador de provincias por sus cualidades precoces, respondió: «Os equivocáis, señor, yo no soy el que posee [el] espíritu, es mi hermano [el conde] de Provenza» 8

Su tía y madrina , la princesa María Adelaida , desarrolló un gran afecto por él, y se gustaba de llevarlo a su casa, donde más de una vez le dijo: «Vamos, mi pobre [duque de] Berry, estáte a tu gusto, tienes los codos libres: habla, grita, haz ruido, te doy carta blanca» 8

El ya delfín (tras la muerte de su padre en 1765 ) recibió una exquisita enseñanza, por parte del jesuita Berthier 9 y por supuesto, del duque de La Vauguyon, la cual dio unos espléndidos resultados: el delfín Luis Augusto conocía el latín , el italiano le era tan familiar como su lengua materna, hablaba el alemán pasablemente y dominaba el inglés , traduciendo de éste último L'histoire de Charles Ier (La historia de Carlos I) , de David Hume ; Doutes historiques sur les crimes imputés Richard III (Dudas históricas sobre los crímenes imputados a Ricardo III) , de Horace Walpole y los cinco primeros volúmenes de Décadence de l'Empire romain (Decadencia del Imperio romano) , de Gibbon ; los cuales fueron impresos y editados. 10 El duque de La Vauguyon era consciente de que debía prepararle para insuflarle fuerzas a la monarquía, que se encontraba muy debilitada y para curar todas las "heridas" de Francia con rápidez y precisión , no sólo educándolo con los conocimientos elementales, sino enseñándole a conocer a los hombres . 11

Recibió una educación propia de un «príncipe de las Luces », y se le consideraba «un monarca iluminado». 12 Practicaba la lógica , la gramática , la retórica , la geometría y la astronomía . 13 Tenía unos conocimientos históricos y geográficos incontestables (diseñó él mismo un atlas de rigurosa precisión) 14 y competencias económicas. 13 Estuvo muy influenciado por Montesquieu , quien le inspiró una concepción moderna de la monarquía , libre del derecho divino». 13

Archivo:François hubert drouais - duque berry conde provença.jpg

El duque de Choiseul , con el propósito de poner fin a la prosperidad de Gran Bretaña y Rusia , decide aliarse con Austria , por lo que pide la mano de María Antonieta de Austria , archiduquesa de Austria e hija de Francisco de Lorena y la emperatriz María Teresa , para desposarla con el delfín. 15

Para el traspaso de la frontera por parte de María Antonieta, se construyeron dos pabellones, simbolizando a las dos potencias aliadas. En el pabellón de Francia se encontraban la condesa de Noialles, dama de honor ; la duquesa de Cossé, dama de vestuario; cuatro damas de palacio; el conde de Saulx-Tavannes, caballero de honor; el conde de Tessé, primer escudero y el obispo de Chartres , primer capellán . 16 En el otro pabellón se encontraban las damas austríacas, que habían acompañado a la archiduquesa y la habían vestido con prendas francesas enviadas desde París . 16

Archivo:Louis Auguste Dauphin.jpg

María Antonieta entró en Estrasburgo e hizo un alto en Compiègne , a donde llegó el 15 de mayo . Allí conoció al rey, a su futuro marido y a las Mesdames de Francia (las hijas de Luis XV ). 17 Después, el séquito se dirigió a Saint-Denis , donde la carmelita Luisa de Francia (hija de Luis XV) conoció a la futura delfina. 18 En Saint-Denis, la archiduquesa y su séquito se alojaron en el palacio de la Muette y el rey y el delfín volvieron a Versalles. A la mañana siguiente (16 de mayo) la delfina llegó a Versalles y los jóvenes novios fueron conducidos a la capilla de palacio, donde el gran capellán, el cardenal de la Roche les dio la bendición nuncial. 19

Las celebraciones de la corte fueron brillantes, pero las de París las superaron, y tanto en la capital como en Versalles hubo una gran afluencia de público. 20 Pero estas celebraciones serían un presagio de dolorosos hechos futuros: en una de las celebraciones en París, en la plaza de Luis XV , en la cual había una gran masa de público, se lanzaron fuegos artificiales , los cuales causaron un gran temor en el pueblo, que huyó hacia otra calle. Las imperfecciones del terreno hicieron caer a algunas personas, lo que causó la caída de muchas más, que fueron aplastadas; unas por el paso de los caballos, otras por las ruedas de los carruajes, y otras se precipitaron al río Sena . 21

El matrimonio no fue consumado hasta siete años después de la boda, cuando la pareja ya había ascendido al trono. Esto se achaca a una fimosis de Luis XVI, que le impedía tener relaciones sexuales.

La pareja tuvo cuatro hijos:

Archivo:Marie Antoinette Young3.jpg

Tras enfermar de viruela negra , y sufrir una lenta agonía, Luis XV murió el 10 de mayo de 1774 . Al saberse de la muerte del rey, una gran multitud acudió a los aposentos de los hasta entonces delfines de Francia y, entrando en los mismos, se dirigieron a la pareja como sus majestades . Tanto Luis XVI como María Antonieta quedaron impactados y, arrodillándose exclamaron: «¡Oh, Dios mío! vamos a reinar demasiado jóvenes ¡Dios mío, guíanos y protégenos de nuestra inexperiencia!» 22 El 11 de junio de 1775 se celebró en la catedral de Reims la ceremonia de coronación del soberano.

La primera medida que tomó el joven Luis XVI como rey fue despedir a los ministros más odiados por la opinión pública; el duque de Aiguillon y el abad de Terray fueron descartados. Sin embargo, el soberano sintió la necesidad de tener alguien a su lado que le guiase en su difícil tarea. Tras descartar al duque de Choiseul y a Machault , el rey se decantó por Maurepas . 23

Una de las decisiones más importantes que debía tomar el monarca era la de restaurar o no el Parlamento de París , abolido por el ministro de su abuelo, Maupeou , quien lo sustituyó por los seis Tribunales Superiores de Arras , Blois , Clermont-Ferrand , Lyon , París y Poitiers . Finalmente, Luis XVI tomó la decisión de restaurarlos, permitiéndose el regreso de los miembros exiliados del parlamento, que pudieron recobrar sus puestos. 24

El conde de Vergennes fue encargado de los Asuntos Exteriores , el conde de Muy de los de Guerra , Sartine de los de la Marina , Turgot fue designado Controlador General de las Finanzas (equivalente a ministro de Economía ), Malesherbes fue destinado al departamento de París, y Miromesnil fue nombrado guardián del sello de Francia (el equivalente a un ministro de Justicia ). 24

El reinado de Luis XVI está marcado por numerosas tentativas de reformas económicas e institucionales en la línea de la reforma iniciada por René Nicolás Carlos Agustín de Maupeou (1771) bajo el reinado de Luis XV . Luis XVI restaura los Parlamentos. Por lo menos en cuatro ocasiones ( Turgot , Necker , Calonne , Brienne y de nuevo Necker) intenta llevar a cabo reformas más o menos profundas del reino, y más específicamente, el establecimiento de un impuesto igualitario. En cada ocasión se topa con la oposición de los privilegiados (la mayoría de la nobleza y una parte del clero) y sus círculos más próximos (la corte, la reina...). Los Parlamentos, formados por la nobleza de toga , aferrada al mantenimiento de los privilegios, también se oponen y Luis, no piensa en exceder los poderes que le dan las leyes fundamentales del reino, por lo que tiene que hacer avalar sus reformas. Espera lograr instaurar sus reformas en los Estados Generales, los cuales son convocados en 1789 .

Si la paralización de sus reformas por parte de la nobleza y alto-clero es su mayor problema político, su mayor problema económico es el creciente déficit . Entonces piensa que la única forma de acabar con él es tomar medidas que comprometan los privilegios de las clases altas. Los Estados Generales, convocados por su primer ministro para intentar llevarlas a cabo lo más apaciblemente posible, escapan rápidamente de su control.

Archivo:Louis16-1775.jpg

Jacques Turgot es nombrado por Luis XVI controlador general de las finanzas .

Turgot se lanza entonces a un proyecto "revolucionario" de creación de un sistema de asambleas con estructura piramidal, elegidas por el pueblo: municipalidades en los municipios, distritos en provincias y finalmente una municipalidad de reino. Como explica en 1854 el historiador Victor Duruy : «Había novedades muy grandes; Turgot planeaba otras más temibles: eliminación de las cargas que asfixiaban a los pobres, establecimiento sobre los nobles y el clero de un impuesto territorial; pero mejora de la situación de los curas y vicarios, que poseían la porción más pequeña de las rentas de la Iglesia y supresión de la inmensa mayoría de monasterios, igual participación en el impuesto a través de la creación de un catastro, libertad de pensamiento para los protestantes, rescate de las rentas feudales, el mismo sistema de peso y medida para todo el reino, libertad de pensamiento también para la industria y el comercio y finalmente, como Turgot se ocupaba de necesidades morales y materiales un vasto plan de instrucción pública para difundir las Luces (los principios de la ilustración)». 25

Se formó una gran coalición de individuos cuyos intereses se veían perjudicados por las reformas, contra Turgot: poseedores del monopolio del grano , parlamentarios pertenecientes a la nobleza de toga , privilegiados...etc. A esta coalición se unieron los allegados del rey (el ministro Maurepas y la reina María Antonieta ). El rey intentó resistir a los privilegiados, su ministro y a la reina, con el fin de mantener los planes de Turgot. En marzo de 1776 declara: «Veo que sólo Turgot y yo amamos al pueblo.» 26 Hubo graves disturbios: en casi toda Francia, estallaron revueltas populares por el precio de la harina (llamadas la guerra de la harina ), probablemente organizadas por algún príncipe de sangre , que junto a la rica burguesía eran perjudicados por las reformas económicas, 27 los cuales espolearon al ya molesto pueblo, hambriento .

 

Archivo:Louis XVIII relevant la France.jpg

Los esfuerzos de Luis para revertir los resultados de la Revolución francesa le hicieron rápidamente impopular. En sólo un año tuvo que huir de nuevo desde París hasta Gante ante las noticias de que Napoleón había regresado de Elba , aunque volvió tras la batalla de Waterloo , que terminó con el gobierno de los Cien Días de Napoleón. En esta «Segunda Restauración» se pusieron en marcha las atrocidades conocidas posteriormente como el Terror Blanco , principalmente en el sur y el valle del Ródano , cuando grupos organizados de partidarios de la monarquía asesinaron a cuantos habían apoyado no sólo el retorno de Napoleón sino también todo el proceso revolucionario desde 1789 , sobre todo a los que habían votado a favor de la pena de muerte de Luis XVI. El rey era opuesto a esta política, aunque no se realizaron demasiados esfuerzos por evitarla.

Luis XVIII declaró en una ocasión que no quería ser monarca de dos pueblos enfrentados (la Francia de los lises y la Francia tricolor), sino de uno sólo en el que se fundieran los dos, pronunciando las siguientes palabras: «Alargamos nuestra mano a derecha e izquierda y decimos como César: el que no está contra mí, está conmigo» . 6 El soberano, aunque de buenos sentimientos, se encontraba ya muy desgastado y falto de energías para imponerse. Así, su hermano, el conde de Artois (ahora llamado «Monsieur»), de gran carisma y habilidad social tuvo una gran influencia, erigiéndose en el líder de los ultramonárquicos , que abogaban por la completa vuelta al Antiguo Régimen .

Los primeros ministros del rey Luis fueron en un principio moderados, incluyendo a Talleyrand , el Duque de Richelieu y Élie Decazes , y el mismo Luis XVIII se guió por la cautela y por la política moderada, esperando que esta moderación asegurara la continuidad de la dinastía. El parlamento elegido en 1815 , dominado por los ultramonárquicos , fue disuelto por Richelieu debido a la intransigencia de éstos, y un supuesto manipuleo electoral permitió una Cámara más liberal en 1816 . Sin embargo, los liberales se demostraron igualmente inmanejables, por lo que en 1820 , Decazes y el rey trataron de revisar las leyes electorales de nuevo para asegurarse una mayoría conservadora, aunque el asesinato del Duque de Berry , el hijo ultrarreaccionario del igualmente ultrarreaccionario conde de Artois en febrero de 1820 , provocó la caída de Decazes y el triunfo de los ultras . Tras un intervalo en el que Richelieu volvió al poder entre 1820 y 1821 , se formó un nuevo gobierno ultra encabezado por el conde de Villèle que sin embargo se mostró luego tan cauteloso como su rey y, en tanto Luis XVIII vivió, las políticas reaccionarias fueron mantenidas bajo mínimos.

Luis XVIII murió el 16 de septiembre de 1824 , y fue enterrado en la Basílica de Saint-Denis el día 20 de ese mismo mes. Su hermano, el Conde de Artois , le sucedió como Carlos X . Fue la única sucesión de poder normal en la jefatura del estado de Francia en todo el siglo XIX .

Carlos X y Luis Felipe fueron derrocados por revoluciones, mientras Napoleón III cayó derrotado en la guerra franco-prusiana lo que condujo a la proclamación de la III República por la asamblea. La Segunda República terminó con el autogolpe de Estado de Napoleón III. Ningún presidente de la Tercera República pudo llevar a término su mandato hasta que Émile Loubet fuera sucedido por Armand Fallières en 1906 .

Archivo:Louis18.jpg

 

This free website was made using Yola.

No HTML skills required. Build your website in minutes.

Go to www.yola.com and sign up today!

Make a free website with Yola