PIPINO EL BREVE

Archivo:Pippin the younger.jpg

Pipino III de los Francos , más conocido como Pipino el Breve . Nació hacia el 715 en Jupille (cerca de Lieja , Bélgica , de donde arranca una gran parte de la dinastía Merovingia y Carolingia ) y murió el 24 de septiembre de 768 en Saint-Denis (en el norte de Francia ). Hijo menor de Carlos Martel y de Rotrudis de Tréveris . Sus cargos fueron:

A la muerte de Carlos Martel , éste repartió -a la usanza de la época- sus títulos entre sus dos hijos: Carloman heredó el cargo de mayordomo (especie de Jefe de Gobierno o Primer Ministro) del palacio de Austrasia y Pipino, el de mayordomato del palacio de Neustria .

Es el periodo de la decadencia de la dinastía merovingia, cuando los jóvenes "reyes holgazanes" no tienen ya ninguna autoridad y los mayordomos de palacio son los verdaderos gobernantes del Estado. Carlomán y Pipino se reparten entonces el poder del reino franco, que gobernarán entre los dos, luchando, en primer lugar, por devolver la estabilidad a las fronteras del reino.

Comienzan enseguida una reforma de la Iglesia con la ayuda del Obispo San Bonifacio y se realizan dos concilios: el primero en Austrasia, convocado por Carlomán en 742 - 743 ; el segundo por Pipino, en 744 en Soissons (Neustria), en el que adoptará las decisiones tomadas en el concilio de Austrasia . Esta reforma establecerá la jerarquía en el seno del clero franco, a cuya cabeza se encuentra Bonifacio (evangelizador de Germania), como dirigente de los obispos.

En el año 747 Carlomán se retira a la vida monástica y cede la mayoría de Austrasia a su hermano pequeño, con lo cual Pipino se convierte en el dirigente efectivo de todo el reino franco. Desde ese momento, comienza un duro enfrentamiento para deshacerse de Childerico III , el soberano merovingio del que depende oficialmente. Para demostrar la inutilidad de los reyes merovingios, Carlos Martel había dejado vacante el trono tras la muerte de Teodorico IV en 737 (durante los siete años de vacío real, todos los documentos oficiales llevarán la fecha de 737). En 743 , Pipino libera a Childerico del monasterio en el que lo había encerrado su padre y le permite ocupar el trono del que había sido desposeído. Su retorno propicia la coalición formada, entre otros, por el duque de los alemanes y Hunald, de Aquitania , que reaccionan mal ante la eliminación política de Grifón (hermanastro de Pipino y Carlomán) pero, al reponer a Childerico en el trono, Pipino consigue un medio para apaciguarlos durante un tiempo.

Hacia 744 , contrae nupcias con Bertrada de Laon , llamada la del pie grande , hija de Cariberto, Conde de Laon (el apodo se le puso por tener un pie más grande que el otro).

En 750 , Pipino envía una delegación franca a entrevistarse con el Papa Zacarías, en solicitud de una autorización para poner fin al decadente reino merovingio y ocupar el trono de Childerico. Zacarías acepta y declara que " debe ser Rey el que ejerce la realidad del poder ". El papa necesitaba que los francos tuvieran un rey con autoridad para combatir contra los lombardos, un pueblo de origen germánico que no practicaba el cristianismo y representaba una amenaza para la Iglesia. 1

En noviembre de 751 , Pipino depone a Childerico III y se hace coronar por San Bonifacio en el campo de mayo en Soissons, siendo proclamado por una asamblea de obispos, nobles y Leudes (grandes del reino). Esta elección se consigue sin derramamiento de sangre. Childerico III, tras ser depuesto, es tonsurado (pierde sus largos cabellos, signo del poder entre los francos) y termina sus días encerrado en el monasterio de San Bertin , cerca de Saint-Omer .

Pero aunque Pipino haya conseguido el título de Rey y su poder, éste no le pertenece, y esta ruptura de la dinastía merovingia precisa de una nueva que deberá reemplazar la sucesión natural de padres a hijos. Esta continuidad queda asegurada por la consagración real seguida de la unción, simbolizada en el bautismo de Clodoveo I y la alianza particular entre la Iglesia y los reyes francos. Es en Soissons, donde el obispo Bonifacio, su consejero diplomático, le ungirá marcando su frente con el aceite santo —el Saint-Chrême — como ya se hacía a lo largo de una ceremonia en la que se consagraba a los reyes visigodos de Toledo . Por medio de esta unción, el rey de los francos, a partir de ese momento investido de una misión de guía militar y religiosa, ostenta la fuerza moral del "derecho divino", es decir, de " dirigir los pueblos que Dios le confía "; pero esta legitimidad tiene un coste: el de la fidelidad a la Iglesia y a quien la dirige, el papa Esteban II que, desde Roma , ha dado su consentimiento para el cambio de dinastía.

Pipino será consagrado por segunda vez, por Bonifacio, en diciembre de ese mismo año, en Maguncia , como señor de Austrasia.

Apoyo de Roma y lucha contra los lombardos

El cisma de Bizancio obligó al papado a aliarse con el rey de los francos. El nuevo papa, Esteban II (sucesor de Zacarías muerto en 752 ) pide ayuda militar para luchar contra los lombardos y su Rey Astolfo (o Astolf ), que amenazan a Roma. Si el papa Esteban se decide a atravesar los Alpes para solicitar la ayuda del rey de los francos (es la primera vez que un papa emprende semejante viaje), es porque no tiene otra elección. El protector habitual de la Iglesia es el emperador bizantino que gobierna en Constantinopla bajo el Imperio romano de Oriente , pero éste se encuentra en precarias condiciones y no tiene posibilidad de concurrir en auxilio del papado.

El 6 de enero , en el palacio de Ponthion , en el sur de Champaña , el rey Pipino se postra delante del papa Esteban II y, con suma deferencia, toma la brida de su caballo, reproduciendo el mismo gesto elegante del emperador Constantino I el Grande ante el papa Silvestre I . Fue un acto político muy hábil. Esteban II le propone a Pipino una alianza asegurándole una segunda consagración, realizada por él mismo, la "gracia divina" para el rey de los francos y para sus hijos. El acuerdo definitivo se pacta el 14 de abril en Quierzy-sur-Oise , en el norte de París . En tanto que el papa aporta su apoyo espiritual a Pipino, este último se compromete a ofrecer a la Santa Sede un dominio lo suficientemente grande como para que pueda preservarle de toda agresión.

El domingo 28 de julio de 754 , en la basílica de Saint Dennis, el papa Esteban II consagra a Pipino y le confiere los títulos de Rey de los Francos y Patricio de los romanos ( Patricius Romanorum ). Los hijos y herederos de Pipino, Carlomán y Carlos, también son consagrados en la misma ceremonia, al igual que su madre Berta. El papa establece, por medio de este acto, un estrecho lazo de continuidad entre la unción realizada a los reyes del Antiguo Testamento y los reyes de la nueva dinastía. Esta consagración pone fin, oficialmente, a la dinastía merovingia y legaliza el advenimiento de los Carolingios al poder.

Asegurando el reinado de Pipino III sobre los francos y consagrándole el mismo como tal, el papa ha marcado las distancias con el emperador de Bizancio. La Santa Sede se somete, a partir de ahora y para su seguridad, a los soberanos francos. Es el principio de una larga colaboración, aunque a menudo tormentosa, con los Carolingios y sus lejanos herederos del Sacro Imperio Romano Germánico . Y como consecuencia de esta consagración, la legitimidad del rey de los francos, a veces de "derecho divino", no dependerá exclusivamente de los señores francos electores del rey. Pipino se considera, sin embargo, el primer rey por la voluntad de Dios y el principio de este reinado de "derecho divino" durará en Francia sin interrupción durante ciento once años.

Pipino no puede, por tanto, rehusar la petición del papa. Nuevo "David" y primer rey cristiano, por la "gracia de Dios", está obligado a cumplir con el papa Esteban II (en tanto que hijo amado de la Iglesia, tomando la defensa de su Santa Madre) y a romper su alianza con los lombardos. El envío de una delegación el 14 de octubre de 754 para calmar a los lombardos en sus reivindicaciones, no surtirá efecto; y en 755 Pipino lanza contra ellos una primera expedición de la que sale victorioso. Pero al año siguiente, los lombardos ponen sitio a Roma. Por tanto, de 756 a 758 deberá lanzar Pipino tres campañas contra ellos hasta conseguir echarlos hasta las cercanías de Rávena .

Al final de estas expediciones, Pipino el Breve acude a entregar al papa los territorios conquistados: veintidós ciudades de la Italia central, Ravena, Perusa y las provincias de Emilia-Romagna y de la Pentacole se unen a Roma, formándose así el nuevo Estado Pontificio . No obstante, Pipino, tras esta victoria, multiplicará sus esfuerzos diplomáticos para intentar restablecer la concordia entre los lombardos y Roma.

Consolidación del reino

Durante su reinado, Pipino consiguió devolver el orden en su reino:

  • Con los grandes señores, obtuvo su vasallaje por medio de juramentos de fidelidad

No obstante, deberá continuar luchando para asegurar su autoridad en las fronteras, especialmente en Germania donde, después de la abdicación de Carlomán en 747 , tuvo que enfrentarse con su hermanastro Grifón , hijo ilegítimo de Carlos Martel, que se había hecho reconocer como duque de Baviera . Una vez vencido, fue nombrado duque del Meno, marca creada por él; fue la manera de alejarlo de los bávaros y disuadirle de cualquier revuelta. Pero, desgraciadamente, se enfrentó a los lombardos y fue asesinado.

En 754 - 755 , Pipino inicia una reforma monetaria con la adopción del denario de plata en 755 e instaurando el diezmo en 756 . El Edicto de Ver fue una primera tentativa de uniformar el peso y el aspecto del denario de plata franco, pero la marca de la autoridad real no figura sistemáticamente en la moneda hasta la llegada de Carlomagno , a partir de 793 .

La muerte de Pipino el Breve

Murió el 24 de septiembre de 768 en Saint-Denis, tras haber repartido el reino, siguiendo la vieja costumbre franca, entre sus dos hijos Carlos I (el futuro Carlomagno ) y Carlomán. Fue enterrado en la abadía de Saint-Denis, donde también reposan su hijo Carlomán, muerto en 771 , y su esposa Bertrada, fallecida en 783 .

Cronología

  • 715 – Nacimiento de Pipino, hijo de Carlos Martel .
  • 741 – Es nombrado Mayordomo de palacio de Neustria tras la muerte de su padre.
  • 743 – Pipino libera a Childerico III del monasterio en el que se hallaba encerrado desde 737 , para coronarle rey.
  • 744 – Convoca el concilio de Soissons que establecerá la jerarquía en el seno del clero franco, a cuyo frente está Bonifacio.
  • 744 – Se casa con Bertrada de Laon, llamada la del pie grande .
  • 747 – Su hermano Carlomán elige la vida monástica y cede su mayoría de Austrasia a su hermano pequeño.
  • 751 – Pipino depone a Childerico III y se hace elegir rey en noviembre en Soissons, por aclamación de la asamblea de los nobles del reino y, asimismo, se hace consagrar dos veces en diciembre en Austrasia.
  • 754 – El nuevo papa Esteban II le pide ayuda militar contra los lombardos que amenazan a Roma y le consagra rey en Saint-Denis el 28 de julio . En octubre Pipino envía una delegación para apaciguar a los lombardos, pero no tiene éxito.
  • 755 – Pipino lanza una primera expedición contra los lombardos, saliendo victorioso de la misma.
  • Edicto de Ver , instaurando la reforma monetaria.
  • 756 – Segunda campaña contra los lombardos.
  • Instauración del diezmo a favor del clero .
  • Adopción del denario de plata.
  • 757 – Tercera campaña contra los lombardos.
  • 758 – Cuarta campaña contra los lombardos, en la que logra finalmente expulsarlos hasta las cercanías de Ravena.
  • 759 – Expulsa definitivamente a los árabes de la Septimania y toma Narbona.
  • 761 – Primera campaña, de una serie de ocho, contra el duque de Aquitania, la última en 768.
  • 768 – Muere el rey Pipino el Breve el 24 de septiembre en Saint-Denis.

 

LUIS II EL TARTAMUDO

Archivo:LudvikKokta.jpg

Luis II de Francia , apodado el Tartamudo ( 1 de noviembre de 846 - Compiègne , 10 de abril de 879 ), rey de Francia Occidental desde el año 877 hasta su muerte.

Hijo del rey Carlos el Calvo y de la reina Ermetrudis de Orleans , mantuvo diversas disputas con su padre desde sus dominios en Aquitania y Maine y, aunque era el segundo en la línea sucesoria, a la muerte de su padre fue nombrado rey. Rechazó la corona imperial que le ofreciera el papa Juan VIII .

 

CARLOS III EL GORDO

Archivo:Charles le Gros.PNG

íbidem , 13 de enero de 888 ), Emperador carolingio de Occidente de 881 a 887 , Rey de Francia Oriental desde 882 hasta 887 y de Francia Occidental desde 884 hasta 887 .

Hijo de Luis el Germánico , recibió en herencia el reino de Alemania. Tras la abdicación de su hermano Carlomán de Baviera obtuvo el reino de Italia. Fue coronado emperador en 881 por el Papa Juan VIII en agradecimiento por su ayuda contra Guido de Spoleto , que estaba invadiendo los Estados Pontificios . Al año siguiente murió su otro hermano, Luis III , heredando como resultado el reino de Francia Oriental. Al fallecer su primo Carlomán II , heredó el reino de Francia Occidental. De esta manera, el Imperio carolingio quedaba reunificado, aunque por breve tiempo.

Hubo de hacer frente a numerosas incursiones vikingas, una de las más importantes la que mantuvo sitiada la ciudad de París , prefiriendo pactar su retirada a cambio de cuantiosas sumas de dinero, lo cual le enajenó a gran parte de la población, que le consideró un monarca incapaz, cobarde y despreocupado. Al no disponer de hijos legítimos, trató de nombrar como sucesor a un bastardo concebido por una de sus concubinas, pero la oposición de los obispos le hizo claudicar. Durante su reinado estallaron rebeliones por todo el Imperio. Una de las más importantes fue la del conde Eudes de París, enormemente popular por su labor en la defensa de dicha ciudad ante el ataque vikingo.

Padecía continuamente enfermedades (probablemente fuera epiléptico) y fue depuesto en 887 por la Dieta de Trebur (Hesse, Alemania), con lo que el Imperio Franco se disgregó para siempre. Falleció semanas más tarde.


CARLOS III EL SIMPLE

Archivo:Georges Rouget (1783-1869) - Charles III, dit le simple, roi de France en 896 (879-929).jpg

 

Hijo póstumo de Luis II de Francia el Tartamudo y de Adelaida de Frioul . El apelativo de simple , que recibió, no significaba torpe o idiota , sino honesto .

Cuando murieron sus hermanos era demasiado joven para reinar. Deja que el Emperador Carlos III el Gordo le arrebate la corona, a pesar de que fue interpelado para asegurar la regencia. Tras el derrocamiento de Carlos, los grandes del reino eligen a Eudes I , Conde de París como rey de Francia .

Carlos III fue coronado como Rey de Francia el 28 de enero de 893 en Reims , pero no pudo reinar hasta la muerte de Eudes y en 898 es proclamado nuevamente Sagrado Rey de Francia .

Consigue resolver el problema de las invasiones normandas que desde hacía mucho tiempo eran un problema grave para el reino. En 911 , en virtud del Tratado de Saint-Clair-sur-Epte , acordado con el caudillo vikingo Rollon , Normandía se convierte en un ducado, a cambio de la promesa de Rollon de acabar con el pillaje en las orillas del Sena , de convertirse al cristianismo y de casarse con Gisela de Francia , la primera hija de Carlos III y su primera esposa.

Sin embargo se muestra impotente ante las dinastías feudales que se constituyen al abrigo de los numerosos torreones, y debe luchar contra los grandes del reino, sobre todo contra Gilberto de Lorena , Raúl de Borgoña y el futuro Roberto I de Francia (hermano de Eudes I y abuelo de Hugo Capeto )

A la muerte de Luis IV , último rey carolingio de Germania , Carlos III reivindica para sí la región de Lorena , de la que se convierte en rey, haciendo valer sus derechos al imperio, pero es derrotado por el germano Enrique el Cazador de Aves o el Pajarero .

Roberto I de Francia , hermano del anterior rey Eudes I , fomenta una revuelta y sus partidarios lo eligen rey haciendo renunciar al trono a Carlos III el 29 de junio de 922 .

Carlos rechaza la destitución y contraataca desde Lorena . El 15 de junio de 923 , durante la Batalla de Soissons , muere Roberto I , pero su hijo Hugo el Grande , arenga a sus soldados mostrando el cadáver de su padre y finalmente Carlos es derrotado.

Los grandes señores feudales ya no le reconocen como rey y prefieren a Raúl de Borgoña . Carlos III se convierte entonces en un rey sin corona y va a buscar refugio a casa de su vasallo Herberto II de Vermandois , quien le hace prisionero (su hermana era la esposa de Roberto I ) encerrándole en una torre del Castillo de Péronne ( Somme ) donde finalmente morirá en 929 tras seis años de cautiverio.

Su esposa Edwige de Wessex u Odgive, hija Eduardo el Viejo , rey de Wessex desde 899, escapa buscando refugio en Inglaterra . Con ella viaja su hijo, el futuro Luis IV de Francia , también llamado Luis de Ultramar , en referencia a ese exilio.

 

ROBERTO I

Archivo:Robert I de France.jpg

Roberto I 1 (hacia 865 - Soissons , 15 de junio de 923 ), rey de Francia Occidental desde 922 a 923 .

Hijo del conde Roberto de Anjou y hermano del rey Eudes I , participó, junto a su hermano, en la defensa de París frente a los normandos durante los años 885 y 886 . No reclamó la corona tras la muerte de su hermano (depuesto por Carlos el Simple ) pero el monarca confirmó sus cargos militares y reconoció su posesiones territoriales como conde de París. Roberto permaneció en el norte de Francia encargado de la defensa frente a los ataques normandos.

En el año 921 , parte de la nobleza franca y el clero se levantaron en contra de Carlos III el Simple , movimiento en el que tomó parte Roberto. Tras derrotar a Carlos, que fue conducido a Lorena , Roberto fue coronado en Reims el 29 de junio de 922 . Tras reunir un ejército, Carlos III el Simple se enfrentó con Roberto I el 15 de junio de 923 , cerca de Soissons , donde Roberto murió asesinado. Carlos no pudo recuperar el trono y fue confinado. Una asamblea de nobles designó a Raúl , duque de Borgoña , como su sucesor.

 

LOTARIO DE FRANCIA

Archivo:Lothaire-Face.jpg

Lotario ( Laon , 941 - Compiègne , 2 de marzo de 986 ), rey de Francia Occidental entre 954 y 986.

Hijo de Luis IV y Gerberga de Sajonia (hermana del emperador alemán Otón I "El Grande"), Lotario sucedió en el trono a su padre en 954 luego de la muerte del mismo en un enfrentamiento armado en las afueras de Laón. Durante su minoría de edad estuvo bajo el cuidado de Hugo el Grande, conde de París, y su tío materno Bruno, arzobispo de Colonia.

Desde 978 hasta 980 Lotario se enfrentó con el emperador del Sacro Imperio, Otón II , por el control sobre la Lorena , a cuya demanda Otón finalmente renunciaría.

Se casó con Emma de Italia , hija de Lotario II , rey de Italia, y de Adelaida de Italia (Santa Adelaida fue en segundas nupcias la esposa del emperador del Sacro Imperio Otón I el Grande y madre con este último de Otón II ). Lotario de Francia engendró con su esposa a su único hijo. Murió el 2 de marzo de 986 y le sucedió su hijo Luis V .

 

 

Enrique de Borbón ( Pau , 13 de diciembre de 1553París , 14 de mayo de 1610 ) fue rey de Navarra 1 con el nombre de Enrique III entre 1572 y 1610 y rey de Francia como Enrique IV entre 1589 y 1610 , primero de la Casa de Borbón en este país, conocido como Enrique el Grande ( Henri le Grand ) o el Buen Rey ( Le bon roi Henri ) y copríncipe de Andorra (1562-1610).

A menudo es considerado por los franceses como el mejor monarca que ha gobernado su país , siempre intentando mejorar las condiciones de vida de sus súbditos. Se le atribuye la frase: «Un pollo en las ollas de todos los campesinos, todos los domingos» , que simplifica perfectamente su política de hacer feliz a su pueblo, no sólo con poder y conquistas, sino también mejorando sus vidas. Es el referente de los monárquicos franceses, los cuales realizan todos los años un homenaje frente a su estatua del Pont Neuf (Puente Nuevo) de París el día de su entrada a la ciudad.

Le fue dedicada la marcha Vive Henri IV (Viva Enrique IV) , que llegó a ser el himno de facto del reino y el de iure durante la restauración , y es conocida aún hoy día por los franceses.

Archivo:King Henry IV of France.jpg

Hijo de Antonio de Borbón , Duque de Vendôme y Borbón, y de la Reina de Navarra , Juana de Albret , fue bautizado católico pero educado por su madre en la fe calvinista . Su padre murió en 1562 y él se convirtió en Duque de Vendôme y Duque de Borbón. Combatió en el bando hugonote ( protestante ) durante la tercera guerra de religión francesa . La guerra terminó con la paz de Saint-Germain ( 1570 ), con la que se pretendía alcanzar la reconciliación entre los dos bandos católico y hugonote . Como parte de este plan, se decidió su matrimonio con Margarita de Valois , hermana del Rey Carlos IX de Francia . El matrimonio tuvo lugar el 18 de agosto de 1572 en contra de sus deseos. Ese mismo año, se convirtió en Enrique III de Navarra, sucediendo a su madre, la Reina Juana de Albret .

Archivo:Henry&Margot.jpg

 

El matrimonio no sólo era indeseado por los novios, también lo era para el Papa que no autorizó la boda y para el pueblo francés. París se convulsionó durante días llevando incluso a la huida del gobernador y el asesinato de Gaspar de Coligny , que finalmente revoluciona la ciudad. Sin embargo, una semana después de la boda, los extremistas católicos rompieron todo entendimiento y se produce el hecho conocido como Matanza de San Bartolomé contra los hugonotes . Se dice que la orden fue dada por Catalina de Médici por temor al poder de los hugonotes y que Carlos IX aceptó matar a los cabecillas, pero sin tocar ni a Enrique ni a su primo Enrique I de Borbón Príncipe de Condé .

Durante la noche del 24 de agosto , los nobles protestantes fueron sacados del Palacio del Louvre y masacrados en las calles. Los asesinatos se extendieron a todos los protestantes y por otras tantas ciudades de Francia durante varios días. Enrique, para salvar su vida, se vio forzado a convertirse al catolicismo ( 5 de febrero de 1576 ) y a seguir en la corte bajo una mal disimulada vigilancia de todos sus movimientos. No obstante, a finales de ese año consiguió escapar de la corte y luego abjuró de su reciente adhesión al catolicismo, declarando de nuevo su profesión de fe calvinista , y se puso al frente de las fuerzas protestantes durante la Cuarta Guerra de Religión .

Tras la muerte de Carlos IX asumió el trono su hermano Enrique III , pero la muerte de Francisco de Alençon en 1584 , hermano y heredero del rey católico Enrique III de Francia , convirtió a Enrique de Navarra en el legítimo heredero de Francia , lo que Enrique III debió admitir, pues sus hermanas estaban fuera de la sucesión por la Ley sálica . En cualquier caso, el 30 de abril de 1589 se reconcilió con Enrique III de Francia , el cual le reconoció como su sucesor, y se convirtió en heredero de la corona francesa.

El protestantismo de Enrique llevó a la que sería conocida como la Guerra de los Tres Enriques . Enrique I de Guisa se negaba a que Francia fuese gobernada por un hugonote, así que Enrique III le mandó asesinar temiendo el poder de éste. La perspectiva de tener un rey protestante era inaceptable para el partido católico (la llamada Liga Católica ).

Archivo:Henry III on his deathbed designating Henri de Navarre as his successor.jpg

Al poco tiempo, el rey es asesinado también en venganza por el asesinato de Enrique de Guisa. La muerte de Enrique III de Francia el 2 de agosto de 1589 hizo recaer formalmente la corona francesa sobre la cabeza de Enrique de Navarra, pero sólo fue reconocido como rey por los hugonotes . La Liga Católica , el Papa y Felipe II de España se negaron a reconocerle como rey de Francia en razón de su adscripción al protestantismo, y propusieron al cardenal Carlos de Borbón (que reinaría como Carlos X de Francia). En tales condiciones, la Liga, reforzada por la ayuda de España , le obligó a retirarse al sur del país y a convencerse de que tendría que acceder al trono por la fuerza de las armas. Aunque los protestantes consiguieron significativas victorias en las batallas de Coutras (1587), Arques (1589) e Ivry (1590), Enrique no pudo tomar París ante la poderosa intervención española al mando de Alejandro Farnesio .

Sin embargo, la intervención de Felipe II de España en los asuntos franceses (Felipe II de España, además de oponerse totalmente a que un protestante ocupara el trono de Francia, deseaba que su hija accediera al trono, ya que Isabel Clara Eugenia era nieta de Enrique II de Francia , por tanto sobrina de Francisco II de Francia , Carlos IX y Enrique III) dividió a los partidarios de la Liga Católica, facilitando finalmente a Enrique el acceso efectivo al trono francés, con la condición de que abjurara, una vez más, del protestantismo.

Tras infructuosos esfuerzos, Enrique no logró hacerse con París, y en un acto de realismo político y accediendo a las condiciones del rey de España, dio ese paso el 25 de julio de 1593 convirtiéndose al catolicismo, momento en que se le atribuye la célebre frase:

« París bien vale una misa » ( Paris vaut bien une messe ).

Queriendo decir con ello que en el fondo siguió siendo calvinista, disfrazado de católico sólo para llegar al poder. O bien que daba igual la religión, mientras mantuviera el poder.

Archivo:HenriIV.jpg

Enrique IV fue coronado rey de Francia en la Catedral de Chartres el 27 de febrero de 1594 y entró en París ese mismo año. Sin embargo, hasta los acuerdos de 1598 mantuvo una guerra con los españoles para acabar con los últimos reductos de la Liga Católica y para rechazar los ataques españoles. Ese año firma la paz con España ( Paz de Vervins ), por la que Felipe II renuncia a intervenir en los asuntos franceses y reconoce la legitimidad del monarca.

La tan esperada tolerancia religiosa hacia los hugonotes es decretada por el Edicto de Nantes ( 1598 ) y fue acompañada del reconocimiento del catolicismo como religión del Estado y de una política de reconciliación basada en la renuncia a toda revancha o depuración; con ello puso fin a los conflictos religiosos que asolaban el país desde mediados del siglo XVI y consolidó la corona.

El 17 de diciembre de 1600 se casó, en segundas nupcias, con la princesa italiana María de Médici , que le daría seis hijos.

A partir de 1598, y para consolidar la corona, restauró la autoridad real. No admitió primer ministro , dejó de convocar los Estados Generales , redujo la influencia de los parlamentos y controló el acceso a los puestos de la administración y la corte. Adoptó políticas y emprendió proyectos de todo tipo para mejorar la vida de sus súbditos, lo que le convertiría en uno de los gobernantes más populares del país.

En ese período, Francia vivió un importante avance económico que se extendió más allá de sus fronteras. Financió varias expediciones de Pierre Dugua, Sieur de Monts y Samuel de Champlain a Norteamérica, de forma que, durante su reinado, se fundaron las primeras colonias francesas en Canadá . Durante su reinado, además, fue nombrado el primer Ministro de Relaciones Exteriores de la historia, Louis de Revol .

Enrique IV fue un hombre compasivo y amado por su pueblo, pero también fue odiado por aquellos que se oponían a su política religiosa. Hubo varias tentativas de asesinato en las calles de París , como la de Jean Châtel ( 1594 ), hasta que el 14 de mayo de 1610 el fanático católico François Ravaillac acaba con su vida, después de intentar hablar con el monarca con la intención de hacerlo entrar en razón. Enrique IV venía de visitar a su ministro de Finanzas que estaba enfermo, con el que tenía una gran amistad. Salió en su carruaje, atravesó una calle pequeña, en la cual había dos carretas que le impedían el paso; de una de las carretas salió el asesino, que le propinó dos mortales puñaladas.

Fue sucedido por su hijo, Luis XIII de Francia , el cual durante su minoría de edad, hasta 1617, estuvo bajo la regencia de su madre, la reina María de Médici .

Cuatro años después de su muerte se erigió una estatua en su honor en París; durante la Revolución Francesa fue destruida, pero fue la primera en ser reconstruida en 1818 . Su nombre avivó la restauración de la monarquía en Francia y la pieza musical Vive Henri IV incluso fue usada como himno oficioso durante la restauración borbónica y aún reivindicada por movimientos monárquicos.

El 18 de agosto de 1572 , contrajo matrimonio con Margarita de Valois . No fue nunca feliz y se separaron antes de su ascensión al trono, en 1589 , sin haber tenido hijos. El matrimonio fue anulado en 1599.

Su siguiente matrimonio fue con María de Médici el 17 de diciembre de 1600 . Tuvieron seis hijos:

Archivo:Fouquet et henri IV.jpg

 Luis XIII de Francia , llamado el Justo ( Fontainebleau , 27 de septiembre de 1601Saint-Germain-en-Laye , 14 de mayo de 1643 ), rey de Francia y de Navarra 1 ( 16101643 ), co-príncipe de Andorra (1610-1643). En 1641 , tras la sublevación de Cataluña , el principado se puso bajo la protección de Francia y nombró conde de Barcelona a Luis XIII. Era hijo de Enrique IV de Francia y III de Navarra y de María de Médicis y fue el padre del Rey Sol .

Archivo:Louis XIII (de Champaigne).jpg

La infancia de Luis XIII es conocida gracias al protocolo dejado por su médico personal, él anotaba no sólo los detalles de la salud de su paciente, sino que también llegó a escribir apartes sobre su vida íntima.

Luis XIII creció con sus hermanos en el castillo de Saint-Germain-en-Laye . Fue criado al lado de los hijos bastardos de su padre, en una atmósfera que según parece era algo disoluta. Un diplomático italiano, escribiría en 1608 no haber visto un desorden más grande que el de la corte de Francia. El futuro rey concibió una gran aversión por el desorden y la depravación. El delfín no salió de Saint-Germain hasta 1609 , cuando partió para vivir en el Louvre al lado de su padre para aprender sobre su futuro cargo como rey.

El joven rey recibe una educación superficial por parte de su preceptor, Gilles de Souvré. Poco interesado en el latín y las letras, el joven rey se interesa más que nada en la caza y la música. Luis XIII es también un buen dibujante y un buen caballero, gracias a las enseñanzas de su sub-gobernante, Antoine de Pluvinel , pero como confiesa su tartamudez, es tímido y no tiene confianza en sí mismo. Muchos de sus biógrafos le atribuyen un carácter violento, nervioso, inquieto, agresivo. Algunos testimonios hacen referencia a los maltratos a los que fue sometido el delfín por su padre Enrique IV para modelar su personalidad y dotarla de la virilidad que creía le faltaba.

En 1610 , cuando muere Enrique IV , Luis XIII accede al trono con tan solo nueve años. El poder es entonces asegurado por su madre María de Médicis , quien gobierna y maneja el reino como regente . La mayoría de edad del rey es proclamada en 1614 , pero María declara que Luis es demasiado débil de cuerpo y alma para asumir los deberes de su cargo, lo aparta del consejo y deja que gobiernen sus favoritos Concino Concini y Leonora Dori , quienes acaparan los cargos más altos e importantes del reino.

Traumatizado por la muerte brutal de su padre, el pequeño rey no tuvo una infancia muy alegre. Primero, no pudo encontrar ningún sustituto al amor paternal al lado de su madre que no lo consideraba para nada y siempre mostró especial trato por su hijo pequeño, Gastón. Luis se encierra rápidamente en sí mismo. Además, el odio hacia los favoritos italianos de su madre hace agrandar su tristeza. A medida que Luis crece, se convirte en una persona taciturna y desconfiada.

Al lado de todos sus defectos, Luis tenía los instintos de un rey digno como su padre. Se indignaba de ver a Concino Concini , un extranjero incapaz, según él, de usurpar el gobierno de su reino, mientras que a él lo dejaban en un rincón del Louvre. El rey sufría también de celos por su hermano Gastón , quien había sido nombrado duque de Anjou y de Orleans , y quien fuera el favorito de la Regente.

La regencia de María de Médicis fue catastrófica. La terrible gestión de los asuntos por parte de la reina hace que se creen problemas en el reino, y crea en el pequeño rey un gran sentimiento de amargura. En 1615 , María casa a su hijo con Ana de Habsburgo , infanta de España el 21 de noviembre en la ciudad de Burdeos . Para Luis no es más que otra humillación, pues según el recuerdo de su padre, Luis ve en Ana una simple española y por lo tanto una enemiga. El rey, que sólo tenía 14 años, no consuma su matrimonio, y hay que esperar cuatro años para que el rey, empujado por el duque de Luynes , comparta sus aposentos con la reina.

Archivo:MariadeMediciLouisXIII.jpg

 

Archivo:Louis Dreizehn France.jpg

 

Es gracias a un golpe de fuerza que el 24 de abril de 1617 Luis XIII accede al poder, ordenando la muerte del favorito de su madre, Concino Concini. Hace exiliar a su madre a Blois con el fin de poder tomar el trono. En realidad, Luis XIII reemplaza a Concini por su propio favorito, el duque de Luynes. Luynes acumula títulos y fortuna, lo que crea un sentimiento de discordia entre algunos, ya que el favorito del rey es además un pésimo hombre de estado.

En 1619 la reina-madre se escapa del castillo de Blois y levanta un ejército contra su hijo, quien decide reconciliarse con ella firmando el tratado de Angulema, en el que Luis le cede las ciudades de Angers y Chinon , pero le prohíbe que vuelva al consejo. En 1620 , María provoca una guerra civil que se concluyó con su derrota total en la batalla de Ponts-de-Cé en agosto de 1620. Temeroso de que su madre siguiera creando complots para derrocarlo, el rey decide aceptar su retorno a la corte de Francia. Poco después de que se diera la paz, el rey viaja a Pau en Navarra , lugar en donde también es soberano, para restablecer el culto católico, prohibido por los protestantes desde hacía ya más de medio siglo. Desde entonces Luis XIII quiso poner fin a los privilegios políticos de los cuales se beneficiaban los protestantes desde las guerras religiosas.

En 1621 lleva a cabo una primera campaña contra los protestantes, lo que permite la toma de Saint-Jean-d’Angély, pero pierde ante Montauban en gran parte gracias a la incompetencia de Luynes. Éste último muere de escarlatina durante el sitio de Montheurt.

Luis XIII decide participar activamente en los negocios del estado y de liarse a un solo ministro, gobierna con Brûlant de Sillery y su hijo, el marqués de Puisieux, así como con La Vieuville que fueron rápidamente desgraciados por su incompetencia.

En 1624 , María de Médicis logra hacer entrar al cardenal Richelieu en el consejo del rey, prelado que había sido representante del clero en los estados generales de 1614 y ministro del gobernador Concini. La mayor parte de historiadores resaltan la cercanía de las relaciones entre Luis XIII y el Cardenal Richelieu , que escribió: « Je soumets cette pensée comme toutes les autres à votre majesté », «Someto este pensamiento como todos los otros a su majestad», para decirle al rey que no intentaría gobernar jamás en su lugar.

Los dos hombres comparten una misma concepción de la grandeza de Francia y de las prioridades que se imponen en el dominio político. El programa político de Richelieu se declina de varias maneras: la racionalización del sistema administrativo, la lucha contra la casa de Habsburgo en el exterior y la sumisión de los grandes señores feudales.

Frecuentemente se ha dicho que Richelieu había combatido a los protestantes en el interior, de una forma planificada. Esta afirmación resulta errónea, ya que todas las guerras contra los Hugonotes habían sido provocadas por el sublevamiento de uno de sus jefes, el (duque de Rohan y príncipe de Soubise). Incluso el sitio de La Rochelle no había sido iniciado hasta que Rohan comenzara las hostilidades.

Archivo:Louis XIII Richelieu devant La Rochelle.jpg

La rendición de esta última ciudad, luego de un largo sitio que terminó en 1628, es seguido por la promulgación del edicto de gracia de Ales (28 de junio de 1629), que prohibía las asambleas políticas y suprimía los sitios de seguridad protestante, pero mantenía la libertad de culto en todo el reino, salvo en París.

Luis XIII debe plantar cara a la hostilidad de una parte de la familia real hacia Richelieu. La jornada de las Dupes (10 de noviembre de 1630), durante la cual la corte hace caso al cardenal (quien había sido despedido) luego de un violento altercado entre el rey y la reina madre, que termina con el exilio de la reina en Moulins (el rey no la vería nunca más), el emprisionamiento del canciller Michel de Marillac y la ejecución del hermano de éste, el mariscal de Marillac, por motivos falaces.

Queriendo bajar el orgullo de los grandes del reino, el rey se muestra inflexible en varias ocasiones después de la ejecución del conde de Montmorency-Bouteville por haber violado la interdicción de duelos y luego de la ejecución del duque de Montmorency por rebelión. La leyenda que hizo de Luis un fantoche sometido a Richelieu tiene por origen el rechazo de numerosos contemporáneos de dar al rey el crédito de las numerosas ejecuciones que tuvieron lugar bajo su reinado.

Luis XIII debe someter varias revueltas organizadas por Gastón de Orleans y hacer encerrar a varios de sus medio hermanos, como el duque de Vendôme. Consciente de los dilemas que agitaban al rey, Pierre de Corneille le dedica varias réplicas del Cid . La atención del rey es a partir de 1631 obnubilada por la guerra de los Treinta Años . Después de la muerte de su padre, la guerra contra España había sido en cada ocasión aplazada. El enderezamiento de Francia hecho por Richelieu llevó al crecimiento de las tensiones franco-españolas. Durante varios años, los dos países viven una pequeña guerra fría (pasaje del paso de Susa y la liberación de Mantua ). El año 1635 marca un verdadero cambio: Francia declara la guerra abierta a España. En adelante, hasta el final de su reino, el rey se compromete en una terrible guerra durante la cual comanda en varias ocasiones personalmente su ejército (sitio de Corbie). Tras algunos años difíciles, el ejército francés logra poco a poco la derrota del ejército español.

Archivo:LouisXIII.jpg

Luis XIII fue un rey que se preocupó por el bienestar de su pueblo, fue él quien impuso la obligación de los obispos a dar una remuneración a los oficiales del culto. También ayudó a San Vicente de Paul a fundar una congregación religiosa en la que se buscaba ayudar a los más pobres. Terminó la construcción del puente Neuf (nuevo), hizó cavar el canal de Briare y creó la primera oficina de censo de desempleados e inválidos.

Permite también el retorno de las escuelas de los Jesuitas de Clermont en París, escuelas que fueron abiertas a los hijos de los burgueses. Es Luis XIII quien crea el cuerpo de Intendentes, quienes remplazaron a los bailes y senescales en la administración del territorio; es también bajo su reino que es acuñado el primer Luis de Oro .

Las dificultades encontradas en 1638 , así como su temperamento piadoso, lo llevaron a poner a Francia bajo la protección de la Virgen María . También redacta con su confesor, el padre Nicolás Caussin, un libro de rezos.

Sobre el plan territorial, Francia se extiende considerablemente bajo su reino. El Reino de Navarra ( Baja Navarra ; Ultrapuertos ) (englobando al Bearn ) fue incorporado a la corona, mientras que los protestantes dejaron de reivindicar un estado dentro del estado. Cataluña , la cual se encontraba en revueltas contra el resto de España, es anexionada temporalmente a Francia (1640-1652), así como Saboya y el Piamonte . La ciudad de Casale Monferrat en Lombardía corre la misma suerte. Perpiñán y el condado del Rosellón fueron definitivamente anexionados a Francia, en la Paz de los Pirineos , reinando ya su hijo Luis XIV . Al norte, una gran parte de Hainaut fue conquistada con la toma de Arras . Al este, Lorena es íntegramente ocupada por las tropas francesas. Finalmente, el rey subvenciona las expediciones de Samuel de Champlain a Canadá y favorece el desarrollo de la Nueva Francia .

Su relación con Richelieu fue complicada, y sin duda evolucionó con el tiempo hacia una afección verdadera. A la muerte del cardenal, el rey decide reconciliarse con algunos de los antiguos conspiradores, como su medio-hermano César de Vendôme y sus hijos, el duque de Mercoeur y el duque de Beaufort, aunque no lo nombra primer ministro y continúa la política llevada a cabo por Richelieu. Antes de morir, sin embargo, el rey nombra como ministro principal a Mazarino , hechura y continuador de Richelieu, que habría de prolongar su política en el reinado siguiente, en el cual culminaría la tendencia absolutista de Luis XIV.

Personalidad

Luis XIII fue un rey-soldado como su padre. Desde pequeño estuvo fascinado por los caballos y las armas. Fue un excelente caballero, se batió frecuentemente en el campo de batalla. En tiempos de paz la caza era su pasatiempo favorito.

Era un hombre muy piadoso y profundamente católico . Si respeta a los protestantes es solo por respeto al trabajo pacificador que hizo su padre. Su madre, María de Médicis siempre veló porque su hijo recibiera una estricta educación católica, al punto que Luis XIII sentía horror del pecado. Su rechazo de las vanidades, hicieron que tuviera una gran desconfianza hacia sus cortesanos y sobre todo de las mujeres, las cuales consideraba frívolas y viciosas.

La misoginia del rey hizo correr algunos rumores sobre su posible homosexualidad . Luis XIII tuvo un cierto número de favoritos (en orden: duque de Luynes, marqués de Toiras, Baradat, duque de San Simón y el marqués de Cinq-Mars.) aunque sus contemporáneos parecen no haber visto en sus amistades masculinas prueba alguna de homosexualidad. Algunos historiadores han examinado la teoría de la posible homosexualidad de Luis XIII, aunque ninguno ha logrado aportar pruebas tangibles que permitan corroborar la teoría.

La mayor preocupación de Luis XIII durante su reino fue la gran ausencia de un heredero varón. Con una salud mediocre y sacudida por fuertes enfermedades, el rey estuvo a punto de morir en varias ocasiones. El hecho de que el rey hubiera podido morir súbitamente sin dejar heredero, hizo crecer una gran esperanza en los pretendientes al trono, entre los que se encontraban su hermano, sus medios-hermanos y sus sobrinos. Además la dificultosa relación entre rey y la reina hacía que la esperanza de los príncipes aumentara, esperando que el rey no tuviera un heredero.

En 1626 , la reina, empujada por la duquesa de Chevreuse, participa en el complot del conde de Chalais, para asesinar al rey. A partir de la fecha, la pareja vive separada. Luego de que Francia entrara en la guerra de los Treinta Años, Ana de Habsburgo trata de informar en secreto a los españoles sobre las disposiciones militares y políticas francesas. Una vez que la traición fuera descubierta, se habló de divorcio y de repudio, pero el asunto fue finalmente sofocado por el rey mismo.

En la misma época, el rey está en una posición difícil a nivel internacional ya que se encuentra en conflicto con dos soberanos Habsburgo: Fernando III del Sacro Imperio y Felipe IV de España . Es en este contexto en el 1638, y luego de 23 años de matrimonio, nació:

  • Luis-Dieudonné ( 1638 - 1715 ), llamado « el niño del milagro » y sucesor de su padre como el nombre de Luis XIV .

En 1640 los reyes tienen un segundo hijo:

Tres años más tarde, a la edad de 42 años, muere el rey de la enfermedad de Crohn , luego de haber pasado seis semanas con cólicos y vómitos. Su cuerpo fue llevado hasta la basílica de Saint-Denis , sin ninguna ceremonia según los deseos del rey, que no quería agobiar su pueblo con un gasto excesivo e inútil


Luis XIV de Francia ( francés : Louis XIV ), llamado " El Rey Sol " (francés: Le Roi Soleil ) o " Luis el Grande " ( Saint-Germain en Laye , Francia , 5 de septiembre de 1638Versalles , Francia, 1 de septiembre de 1715 ), fue rey de Francia y de Navarra 1 desde el 14 de mayo de 1643 hasta su muerte, con casi 77 años de edad y más de 72 de reinado. También fue copríncipe de Andorra (1643-1715) y conde rival de Barcelona durante la sublevación catalana (1643-52) como Luis II.

Luis XIV fue el primogénito y sucesor de Luis XIII y de Ana de Austria (hija del rey Felipe III de España ). Incrementó el poder y la influencia francesa en Europa , combatiendo en tres grandes guerras: la Guerra de Holanda , la Guerra de los Nueve Años y la Guerra de Sucesión Española . Bajo su mandato, Francia no sólo consiguió el poder político y militar, sino también el dominio cultural con personajes como Molière , Racine , Boileau , La Fontaine , Lully , Rigaud , Le Brun y Le Nôtre . Estos logros culturales contribuyeron al prestigio de Francia, su pueblo, su lengua y su rey. Luis XIV, uno de los más destacados reyes de la historia francesa , consiguió crear un régimen absolutista y centralizado, hasta el punto que su reinado es considerado el prototipo de la monarquía absoluta en Europa. La frase « L'État, c'est moi » («El Estado soy yo») se le atribuye frecuentemente, aunque está considerada por los historiadores como una imprecisión histórica (si se hace caso de las fechas, Luis tendría 1 mes de vida cuando lo dijo), ya que es más probable que dicha frase fuera forjada por sus enemigos políticos para resaltar la visión estereotipada del absolutismo político que Luis representaba, probablemente surgiendo de la cita "El bien del estado constituye la Gloria del Rey", sacadas de sus Reflexiones. En contraposición a esa cita apócrifa, Luis XIV dijo antes de morir: « Je m'en vais, mais l'État demeurera toujours » («Me marcho, pero el Estado siempre permanecerá»).

Archivo:Louis XIV of France.jpg

El nacimiento de Luis XIV en el año 1638 fue recibido como un don divino por sus padres: Luis XIII y Ana de Austria , los cuales no habían conseguido engendrar un heredero en veintitrés años. Luis XIV provenía de un ambiente multicultural ya que sus abuelos paternos, Enrique IV de Francia y María de Médicis , eran navarro e italiana respectivamente y sus abuelos maternos, Felipe III de España y Margarita de Austria , eran Habsburgos , él español y ella austriaca.

Luis XIII y Ana tuvieron a su segundo hijo, Felipe de Anjou , que posteriormente sería Felipe I, Duque de Orleans , en el año 1640.

Luis XIII no se fiaba de la habilidad de su esposa para gobernar Francia tras su muerte, por lo que decretó que un consejo regente gobernase en nombre de su hijo durante su minoría de edad, para reducir así el poder de la Reina Madre durante la regencia. No obstante, tras la muerte de Luis XIII y tras la ascensión al trono, con casi cinco años, de Luis XIV el 14 de mayo de 1643 , Ana anuló el testamento de Luis XIII en el Parlamento, rompió con el consejo y quedó como única regente . Durante su regencia, confió el poder a su primer ministro, el italiano Cardenal Mazarino , al que la mayoría de los círculos políticos franceses despreciaban por su origen no francés.

Al finalizar la Guerra de los Treinta Años , en el año 1648, comenzó una guerra civil francesa conocida como la Fronda . Mazarino continuó con las políticas de centralización emprendidas por su predecesor, Richelieu , aumentando así el poder real a expensas de la nobleza. En 1648 , intentó imponer un impuesto a los miembros del Parlamento , el cual estaba constituido, principalmente, por miembros de la nobleza y altos cargos eclesiásticos. Los miembros del Parlamento no sólo rechazaron el impuesto, sino que también ordenaron la quema de todos los edictos financieros de Mazarino. En una ocasión en que el cardenal ordenó arrestar a algunos miembros del Parlamento, París estalló en insurrección. Un grupo de parisinos molestos irrumpió en el palacio real demandando ver al rey. Tras ser conducidos a la alcoba real, se quedaron mirando a Luis XIV, el cual se estaba haciendo el dormido, y se marcharon tranquilamente. Debido al peligro que corría la familia real y la monarquía, Ana huyó de París con el rey y sus cortesanos. Poco tiempo después, la firma de la Paz de Westfalia permitió al ejército francés volver a ayudar a Luis XIV y su corte real. Ya en enero de 1649 comenzó el asedio de la rebelde París. La subsecuente Paz de Rueil acabó con el conflicto, por lo menos temporalmente.

La segunda Fronda comenzó cuando la primera Fronda ( Fronde Parlementaire ) finalizó, en 1650. Nobles de todo rango, desde princesas de Sangre Real y primos del rey, como Gastón, duque de Orleans , su hija, Ana María Luisa de Orleans y Montpensier , Luis II de Borbón-Condé y Armando de Borbón-Conti , a nobles de largo linaje como François VI, Duque de La Rochefoucauld , Frédéric Maurice de La Tour d'Auvergne , su hermano, Turenne y Marie de Rohan-Montbazon , incluso nobles de descendencia real legítima como Enrique II de Orleans y Francisco de Vendôme , participaron en la rebelión contra el poder real. Incluso el clero tenía representación en la rebelión en la persona de Jean-François Paul de Gondi . Como resultado a estos días tumultuosos, en los que se dice que la Reina Madre tuvo que vender sus joyas para alimentar a sus hijos, Luis XIV desarrolló una gran desconfianza hacia la nobleza.

Mientras, la guerra con España continuaba. Los franceses recibieron apoyo militar de Inglaterra , dirigida por Oliver Cromwell . La alianza anglo-francesa venció a los españoles en la batalla de las Dunas de 1658 . El resultado de la guerra fue el Tratado de los Pirineos que fijó la frontera entre España y Francia en los Pirineos , cediendo España varias provincias y ciudades a Francia en los Países Bajos españoles y en el Rosellón. Este tratado cambió la balanza de poder, Luis XIV contrajo matrimonio con la infanta de España María Teresa de Austria de la Casa de los Habsburgo, Hija del Rey Felipe IV de España y de la princesa Isabel de Francia ambos tíos carnales de Luis XIV, por lo que el monarca con su esposa eran primos hermanos dobles. El matrimonio se celebró el 9 de junio de 1660 .

Guerra en los Países Bajos

Tras la muerte de Felipe IV de España, tío y suegro de Luis XIV, en 1665, su hijo (de su segunda esposa) ascendió al trono como Carlos II de España . Luis XIV reclamó el territorio de Brabante , en los Países Bajos , gobernados hasta entonces por el rey de España, que debían ser devueltos a su esposa, María Teresa, hermanastra mayor de Carlos II (hija del primer matrimonio del padre de ambos). Luis argumentó que las costumbres de Brabante no permitían que un hijo sufriera prejuicios por las consecuencias de que su padre volviera a casarse, por lo que tenía prioridad sobre los hijos de los siguientes matrimonios a la hora de heredar. Estas reclamaciones darían pie a la Guerra de Devolución de 1667 , en la cual Luis participó personalmente.

Los intereses de Luis en los Países Bajos se beneficiaron de los problemas internos de la República de los Siete Países Bajos Unidos . El político más importante del momento en las Provincias Unidas, Johan de Witt , temía que el joven Guillermo III, Príncipe de Orange , se hiciese con el poder en las Provincias Unidas. De Witt pensaba que una guerra naval contra Francia podía ser llevadera, no así una guerra terrestre, que permitiría la intervención de Guillermo III, dejándole con el poder. Así, con las Provincias Unidas divididas en un conflicto interno entre los seguidores de De Witt y los de Guillermo de Orange, junto a las refriegas entre ingleses y holandeses, Francia no tuvo ninguna dificultad en conquistar Flandes y el Franco Condado . Impactados por la velocidad del triunfo francés, las Provincias Unidas se unieron a Inglaterra y Suecia en una Triple Alianza el año 1668 . La formación de la Triple Alianza ponía a Luis XIV ante el problema de verse envuelto en una guerra de mayores dimensiones, por lo que aceptó firmar la paz en el Tratado de Aquisgrán , por el cual Francia se quedaba con el control de Flandes , pero devolvía el Franco Condado a España.

La Triple Alianza no duró mucho. En 1670 , Carlos II de Inglaterra , atraído por sobornos franceses, firmó en secreto el Tratado de Dover , convirtiéndose en aliado francés. Ambos reinos declararon la guerra a las Provincias Unidas en 1672 . La rápida invasión y ocupación de la práctica totalidad de los Países Bajos, salvo Ámsterdam , provocó un golpe de estado contra De Witt, lo que permitió a Guillermo III hacerse con el poder. Guillermo III se alió con España y el Sacro Imperio, y, tras dos años de lucha en 1674 , firmó un tratado de paz con Inglaterra forzando a los ingleses a retirarse de los Países Bajos. Guillermo incluso llegó a casarse con María II de Inglaterra , sobrina de Carlos II de Inglaterra. Sin embargo, y a pesar de estos movimientos diplomáticos, la guerra continuó con grandes victorias francesas sobre las fuerzas de la coalición oponente. No obstante, las naciones implicadas, extenuadas por la guerra, comenzaron a negociar una paz, finalizando en 1678 con la Paz de Nimega . En dicho tratado, y a pesar de que devolvió todo el territorio holandés capturado, Luis XIV ganó la posesión de más ciudades y retuvo el Franco Condado, que había sido invadido en pocas semanas.

El Tratado de Nimega incrementó todavía más la influencia francesa en Europa, pero no satisfizo a Luis XIV. El rey despidió a su ministro de asuntos exteriores, Simon Arnauld de Pomponne , el año 1679 , porque consideraba su actitud demasiado comprometida con los aliados. Luis XIV continuó agrandando su ejército, aunque en vez de conseguir sus reclamaciones territoriales por las armas, usó juicios. Debido a las redacciones ambiguas de los tratados de la época, Luis consiguió reclamar que los territorios que se le habían cedido en los tratados firmados previamente debían cederse junto a las dependencias y tierras que habían pertenecido a esos territorios formalmente. La anexión de estos territorios tenía el objetivo de proporcionar a Francia una frontera más defendible. Luis también deseaba la ciudad de Estrasburgo , un emplazamiento estratégico importante. Estrasburgo estaba emplazado en Alsacia , territorio que no se le había cedido a Luis en la Paz de Westfalia . Sin embargo, Luis XIV lo ocuparía en 1681 , usando pretextos legales.

Dominación en la década de 1680

En la década de 1680 el poder francés sobre Europa, bajo el mandato de Luis XIV, había aumentado enormemente. La gestión económica de uno de los ministros más famosos de Luis, Jean-Baptiste Colbert , muerto en 1683 , produjo un gran cambio en la tesorería real; los ingresos de la corona se triplicaron bajo su supervisión. Los príncipes europeos comenzaron a imitar el modelo francés en todos sus aspectos. Las colonias francesas en el extranjero se multiplicaron, tanto en América como en África y Asia , iniciándose relaciones diplomáticas con naciones como Siam y Persia . Por ejemplo, el explorador René Robert Cavelier de La Salle reclamó para Francia, en 1682 , la cuenca del río Misisipi , nombrándola Luisiana en honor de Luis XIV. Incluso los jesuítas franceses tenían presencia en la corte Manchú en China .

En un intento de aumentar más su dominio en Europa, Luis XIV reforzó el galicanismo , una doctrina que limitaba el poder papal en Francia. Además, Luis XIV tomó medidas para disminuir la influencia y el poder de la nobleza y el clero. Estas medidas incluían mantener el control sobre el segundo estado (la nobleza), usando la táctica de mantener a la alta nobleza en corte del palacio de Versalles , consiguiendo así que los nobles se quedaran la mayoría del año bajo la vigilancia de Luis XIV, y no en sus territorios, donde podían planear rebeliones e insurrecciones. Además, manteniéndose cerca del rey era la única forma posible para poder ganar favores reales como pensiones y privilegios necesarios para su posición social. Luis divertía a estos visitantes permanentes con fiestas extravagantes y otras distracciones, hecho que contribuía notablemente al control real sobre una nobleza poco disciplinada.

En el apartado de disminuir la influencia nobiliaria, Luis siguió el trabajo emprendido por los Cardenales Richelieu y Mazarino. Luis, tras sacar experiencias de la Fronda, creía que la única manera de mantener su poder era colocar plebeyos o, por lo menos, miembros de la nueva aristocracia en los cargos importantes. Dicha política se basaba en el hecho de que Luis podía reducir un plebeyo que tuviera gran influencia por su cargo a una nadería tan sólo con despedirle, cosa que no podía hacer con la influencia de un gran noble. Por ello, Luis dedicó a toda la gran aristocracia a la posición de cortesanos, a la vez que nombraba ministros a plebeyos y nuevos aristócratas. Como cortesanos, el poder de la nobleza disminuyó notablemente. Esa falta de poder se ve reflejado en la ausencia de rebeliones, como la Fronda, tras Luis XIV. De hecho, esta victoria de la corona sobre la nobleza aseguró que no hubiera ninguna guerra civil importante en Francia, hasta la Revolución y la Era Napoleónica.

uis XIV convirtió el Palacio de Versalles , originalmente un refugio de caza construido por su padre, en un espectacular palacio real. El 6 de mayo de 1682 se mudó allí oficialmente con toda su corte. Luis tenía varias razones para crear un palacio de tanta opulencia extravagante y para cambiar allí la residencia de la monarquía. La afirmación, sin embargo, de que odiaba París es imprecisa porque Luis no dejó de embellecer su capital con monumentos, mientras la mejoraba y desarrollaba. Versalles cumplía como el sitio deslumbrante y sobrecogedor para los asuntos de estado y para recibir a los mandatarios extranjeros, donde la atención no se dividía entre la capital y la gente, sino que recaía totalmente sobre el rey. La vida de la corte se centraba en la grandeza. Los cortesanos se rodeaban de vidas lujosas, vestidos con gran magnificencia, siempre asistiendo a cenas, representaciones, celebraciones, etc. De hecho, muchos nobles se vieron obligados a dejar toda su influencia o a depender totalmente de los subsidios y subvenciones reales para poder mantener el costoso estilo de vida versallesco. Esta situación hizo que los nobles dejaran de intentar retomar poder, que podría resultar en potenciales problemas para la corona, centrándose sin embargo en competir por ser invitados a cenar en la mesa del rey o el privilegio de poder llevar una vela cuando el rey se retiraba a sus habitaciones.

Archivo:Louis14-9.jpg

 

Archivo:Louis XIV wedding.jpg

A continuación, Luis XIV intentó incrementar su control sobre la Iglesia. Convocó una asamblea del Clero ( Assemblée du Clergé ) en noviembre de 1681 . Tras su disolución en junio de 1682 , la asamblea había aceptado la Declaración del Clero Francés . El poder real se incrementó, en detrimento del poder papal. Entre otras medidas, el Papa no podía enviar legados papales sin el consentimiento de Luis; dichos legados, además, sólo podían ejercer su cometido tras otra aprobación una vez habían entrado en Francia. Los obispos no podían abandonar el país sin aprobación real; ningún agente gubernamental podía ser excomulgado por sus actos en misión oficial; y no se podía apelar al Papa sin la aprobación del rey. El rey obtuvo el poder de promulgar leyes eclesiásticas y todas las reglas papales eran inválidas en territorio francés sin el consentimiento real. La Declaración, sin embargo, no fue aceptada por el Papa, por razones claramente obvias.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/ab/Pierre_Mignard_-_Fran%C3%A7oise_d'Aubign%C3%A9%2C_marquise_de_Maintenon_%281694%29.jpg

 

La esposa de Luis XIV, María Teresa, murió el año 1683. Luis no se mantuvo fiel a ella por mucho tiempo tras su matrimonio de 1660: sus varias amantes incluían a Luisa de La Vallière , Françoise Athénaïs de Rochechouart de Mortemart, Madame de Montespan , y a María Angélica de Fontanges . Sin embargo, se mantuvo más fiel en su segundo matrimonio, con Madame de Maintenon . El matrimonio morganático entre Luis XIV y Madame de Maintenon tuvo lugar, probablemente, a finales de 1685 .

Madame de Maintenon, antes protestante , se había convertido al catolicismo. Antes se creía que, además, había participado muy activamente en la persecución de los protestantes, y que instó a Luis XIV a revocar el Edicto de Nantes , el cual proporcionaba algo de libertad religiosa a los Hugonotes (los miembros de la protestante Iglesia Reformada ). Sin embargo, está implicación de Madame de Maintenon se cuestiona actualmente. El mismo Luis XIV estaba de acuerdo con el plan, puesto que, como el resto de Europa, católica o protestante, creía que para mantener la unidad nacional, debía antes conseguir la unidad religiosa; en su caso una unidad bajo el catolicismo. Esta idea estaba definida en el principio « Cuius regio, eius religio », política religiosa en vigencia desde su establecimiento en la Paz de Augsburgo de 1555 . De hecho, ya había comenzado la persecución de los hugonotes.

Luis continuó el proceso de unificación religiosa publicando un edicto en marzo de 1685, que estipulaba la expulsión de los judíos de las colonias francesas. También se prohibió la práctica de cualquier religión, excepto del catolicismo . En octubre de 1685, Luis promulgó el Edicto de Fontainebleau , que revocaba el anterior edicto de Nantes , bajo el pretexto de que la extinción casi total del protestantismo en Francia hacía innecesario un edicto que les concediera privilegios. El nuevo edicto contemplaba que cualquier clérigo protestante que no se convirtiera al catolicismo fuese desterrado; las escuelas e instituciones protestantes fueron prohibidas; los hijos de familias protestantes debían ser bautizados por un sacerdote católico; y los sitios de culto protestantes fueron demolidos. El edicto descartaba el ejercicio público de la religión, pero no el creer en ella. De hecho, el edicto decía: « las personas de la Pretendida Religión Reformada podrán, hasta que guste a Dios alumbrarlos como a los demás, (...) continuar su comercio y disfrutar de sus bienes sin que se les pueda molestar o impedir con el pretexto de dicha R.P.R., bajo la condición de que no se dediquen al ejercicio de dicha religión, ni se reunan bajo el pretexto de rezar o tener servicios religiosos ». 4 Esta frase contenida en el último artículo del edicto nunca fue aplicada; es más, ya desde 1681 se había puesto en práctica una campaña de conversiones forzadas al catolicismo mediante el método de las dragonadas . Aunque el Edicto prohibía formalmente la posibilidad de que los hugonotes abandonaran Francia, cerca de 200.000 huyeron clandestinamente hacia Inglaterra, los Países Bajos, Alemania y Estados Unidos. Este hecho fue dañino para los intereses económicos de Francia lo que llevó a algunos personajes como Vauban , uno de los generales de Luis más influyentes, a condenar la medida públicamente, aunque, en general, su proclamación fue muy bien recibida.

Hacia 1685 , Luis XIV se encontraba en el apogeo de su reinado. Uno de los principales rivales de Francia, el Sacro Imperio Romano Germánico , fue desmembrado mientras luchaba contra en Imperio otomano en la Guerra austro-turca . El Gran Visir Otomano llegó casi a tomar Viena , pero en el último momento el rey Juan III Sobieski con un ejército de fuerzas polacas, alemanas y austríacas consiguió la victoria en la Batalla de Viena , en 1683 . Mientras, Luis XIV, gracias a la Tregua de Ratisbona, se anexionaba varios territorios, incluido Luxemburgo . Tras repeler el ataque otomano en Viena, el Sacro Imperio dejó de estar amenazado por los turcos; sin embargo el Emperador nunca intentó recuperar los territorios ocupados por Luis XIV.

La Liga de Augsburgo

La revocación del Edicto de Nantes tuvo grandes consecuencias políticas y diplomáticas, principalmente en los países protestantes, en los cuales dicha revocación contribuyó a crear un creciente sentimiento antifrancés. En 1686 , dirigentes tanto católicos como protestantes fundaron la Liga de Augsburgo , ostensiblemente un pacto defensivo para proteger la zona del Rin , pero que era realidad una alianza ofensiva contra Francia. La alianza incluía entre sus miembros al Emperador del Sacro Imperio y varios de los gobernantes de los estados alemanes que formaban parte del Imperio, principalmente el Palatinado , Baviera y Brandeburgo . Las Provincias Unidas, España y Suecia también se unieron a la Liga.

Luis XIV mandó sus tropas al Palatinado en 1688 , debido a que el ultimátum que propuso a los príncipes germánicos, por el cual estos debían ratificar la Tregua de Ratisbona (confirmando así la posesión de Luis de los territorios anexionados en esa tregua) así como reconocer públicamente el derecho de las reclamaciones de su cuñada, expiró. Aparentemente, el ejército de Luis tenía como órdenes apoyar militarmente las reclamaciones territoriales de la cuñada de Luis, Elizabeth Charlotte duquesa de Orleans, en el Palatinado. Sin embargo, la invasión tenía el propósito real de presionar al Palatinado para que abandonara la Liga, consiguiendo así debilitarla.

Las acciones francesas unieron a los príncipes en el bando del Emperador. Luis esperaba que Inglaterra, gobernada por el rey católico Jacobo II , se mantendría neutral en el conflicto, pero la Revolución Gloriosa inglesa acabó con Jacobo, que fue reemplazado en el trono por su hija María II , que gobernaba junto a su marido Guillermo III (el Príncipe de Orange). Debido a la enemistad que surgió entre Luis y Guillermo en la guerra en Holanda, este decidió unirse a la Liga, la cual se conocería a partir de ese momento con el nombre de Gran Alianza .

Las campañas de la que sería conocida como Guerra de los Nueve Años (1688–1697) fueron dominadas, en general, por las tropas francesas. Las fuerzas Imperiales resultaron poco efectivas, pues el grueso del ejército imperial seguía enfrentándose al Imperio otomano . Rápidamente Francia consiguió una gran cantidad de victorias desde Flandes en el norte hasta el valle del Rin en el este e Italia y España en el sur. Mientras, Luis XIV apoyó a Jacobo II en su intento de recuperar el trono británico, pero el estuardo no tuvo éxito. Este hecho hizo que la Inglaterra de Guillermo pudiera entrar con más fuerza en el conflicto continental. No obstante, a pesar del tamaño de la coalición oponente, los franceses aplastaron al ejército aliado en la Batalla de Fleurus , así como en la Batalla de Steenkerque (1692) y en la Batalla de Neerwinden (1693). Bajo la supervisión personal del rey, las tropas francesas capturaron Mons en 1691 y la inexpugnable, hasta el momento, fortaleza de Namur, el año 1692. La victoria naval francesa en la Batalla de Beachy Head en 1690 fue, sin embargo, contrarrestada por la victoria angloholandesa en la Batalla de La Hogue en 1692 . La guerra duró todavía cuatro años más, hasta que el Duque de Saboya firmó un acuerdo de paz, aliándose así con los franceses el año 1696, reforzando los ejércitos franceses y facilitanto la captura de Milán y Barcelona .

La Guerra de los Nueve Años finalizó en 1697 con el Tratado de Ryswick . Luis XIV devolvió Luxemburgo y otros territorios de los que se había apoderado en la guerra holandesa de 1679, pero conservó Estrasburgo . También adquirió la posesión de jure de su, hasta entonces de facto , posesión de Haití así como la devolución de los territorios de Pondicherry y Acadia . Luis, por otra parte, tuvo que reconocer el reinado de Guillermo III y María II como soberanos de Gran Bretaña e Irlanda, por lo que estos últimos se aseguraron que nunca más volvería a apoyar a Jacobo II; de igual modo renunció a sus reclamaciones sobre el Palatinado . España recuperó Cataluña y otros territorios perdidos, tanto en la Guerra de los Nueve Años como en otras anteriores, en los Países Bajos. Luis también devolvió en este tratado la Lorena a su duque, pero bajo la condición de permitir la libre circulación francesa en el territorio. Los términos generosos del tratado fueron interpretados como una concesión para favorecer un sentimiento pro-francés en España, lo que, eventualmente, llevaría a Carlos II, rey de España a designar a Felipe, Duque de Anjou (nieto de Luis) como su sucesor.

El problema de la sucesión al trono español dominó la situación europea tras la Paz de Ryswick. El rey español, Carlos II , apodado El Hechizado , estaba muy enfermo y no podía tener descendencia. La herencia de la corona española era cuantiosa, ya que Carlos II no sólo era rey de España, sino también de Nápoles , Sicilia , Milán , los Países Bajos Españoles y un gran imperio colonial . En total, veintidós dominios distintos.

Francia y Austria eran los principales candidatos al trono, puesto que ambos tenían lazos familiares con la familia real española. Felipe, Duque de Anjou (que sería Felipe V de España), el pretendiente francés, era el bisnieto de la hija mayor de Felipe III de España , Ana de Austria, y el nieto de la hija mayor de Felipe IV de España , María Teresa de Austria. La única pega para sus aspiraciones a la sucesión era su renuncia al trono, la cual en el caso de María Teresa, sin embargo, no era efectiva puesto que España no había cumplido su parte del tratado. Por otro lado, Carlos, Archiduque de Austria y más tarde Emperador, hijo menor de Leopoldo I , fruto del tercer matrimonio de éste con Leonor del Palatinado, reclamaba el trono español por su abuela paterna, que era la hija menor de Felipe III; esta pretensión, al contrario de la francesa, no estaba condicionada por ninguna renuncia previa. Sin embargo, y usando las reglas de sucesión, la posición francesa era superior, puesto que su pretendiente descendía de la hija mayor.

Algunas potencias europeas temían la posibilidad de que tanto Francia como el Sacro Imperio se hicieran con el control de España, lo que deterioraría el equilibrio de poder en Europa. Por ello, Guillermo III, rey de Gran Bretaña e Irlanda, prefería a otro candidato, el Príncipe Bávaro José Fernando de Baviera , nieto de Leopoldo I y la primera esposa de éste: Margarita Teresa de España , hija pequeña de Felipe IV. En los términos del Primer Tratado de Partición , firmado en La Haya en 1698, en plena guerra de los Nueve Años, por Inglaterra y Francia para evitar una alianza hispano-alemana, se estipulaba que José Fernando heredaría España, incluyendo los territorios italianos, mientras que los Países Bajos se repartirían entre las Casas de Francia y de Austria. España, sin embargo, no había sido consultada y rechazaba frontalmente la partición del Imperio español . La corte española insistía en la necesidad de mantener la integridad del Imperio. Por ello, cuando el tratado llegó a oídos de Carlos II, éste declaró a José Fernando como su único heredero, legándole toda la herencia en solitario.

El problema resurgió seis meses después, cuando el príncipe José Fernando murió de viruela . La corte española insistía en su posición de mantener todo el territorio español gobernado bajo sólo un mando, lo que sólo dejaba las posibilidades de dejar dicho mando a Francia o a Austria. Carlos II, presionado por su esposa alemana, eligió la casa austríaca, eligiendo como heredero al Archiduque Carlos . Ignorantes de la decisión de Carlos II, Luis XIV y Guillermo III firmaron un segundo tratado , que dejaba al Archiduque con España, los Países Bajos y las colonias, mientras que el hijo mayor (y heredero) de Luis, Luis Gran Delfín heredaría los territorios italianos, en previsión de intercambiarlos posteriormente por Saboya o la Lorena .

En 1700 , agonizando en su lecho de muerte, Carlos II cambió las disposiciones sucesorias inesperadamente. Debido al Tratado de Ryswick , la opinión española se había vuelto más francófila, y Carlos II, basado en las experiencias previas que demostraban la superioridad militar francesa, pensó que Francia estaba más capacitada para mantener la unidad del imperio. La herencia española le fue ofrecida en su totalidad a Felipe Duque de Anjou , hijo menor del Delfín. La oferta incluía una cláusula por la cual Felipe debía renunciar a su posición en la línea sucesoria francesa.

Esta oferta dejaba a Luis XIV ante una difícil decisión: por un lado podía aceptar todo el Imperio español, traicionando así los Tratados de Partición que previamente había firmado con Guillermo III, o podía rechazar la oferta, aceptando el Segundo Tratado, dejando Europa en un estado de paz. Luis XIV había asegurado a Guillermo III que cumpliría los términos del Tratado y partiría los dominios españoles. Sin embargo, incluso aceptar sólo una parte del legado español ponía a Francia en grave peligro de entrar en guerra con el Sacro Imperio; además Guillermo III había dejado claro que no apoyaría a Luis en una guerra para obtener los territorios estipulados en el Tratado de Partición. Luis XIV, sabiendo que en cualquier circunstancia la guerra era inevitable, era más provechoso aceptar la oferta sucesoria propuesta por Carlos II. Así, cuando Carlos II murió el 1 de noviembre , Felipe, Duque de Anjou, fue proclamado Felipe V , rey de España.

Los oponentes de Luis XIV aceptaron a Felipe como rey español a regañadientes. Sin embargo, éste actuó precipitadamente en 1701 cuando transfirió el asiento de negros , un permiso para vender esclavos a las colonias españolas, a Francia, movimiento que suponía un gran riesgo para el comercio inglés. Además, Luis XIV dejó de reconocer el reinado de Guillermo III tras la muerte de Jacobo II, reivindicando al hijo y heredero de éste Jacobo Francisco Estuardo (conocido como « el Viejo Pretendiente ») como rey de Inglaterra e Irlanda. Más allá, Luis mandó tropas a los Países Bajos españoles para asegurar su lealtad a Felipe V y para guarnecer las fortalezas españolas, que habían estado durante un tiempo bajo control holandés como parte de la Barrera que protegía las Provincias Unidas de potenciales ataques franceses. En consecuencia, se formó una alianza entre Gran Bretaña, las Provincias Unidas, el Sacro Imperio Romano Germánico y la mayoría de estados germánicos. Baviera , Portugal y Saboya se aliaron al lado de Luis XIV y Felipe V.

La subsecuente Guerra de Sucesión Española continuó durante prácticamente el resto del reinado de Luis. Los franceses tuvieron algo de éxito, llegando casi a capturar Viena , pero la victoria de Marlborough y Eugenio de Saboya en la Batalla de Blenheim ( 13 de agosto de 1704 ) y otras derrotas como la Batalla de Ramillies y la Batalla de Oudenarde unido a la hambruna y la deuda creciente hizo que Francia tuviera que tomar una postura defensiva. Baviera fue conquistada por los aliados tras la Batalla de Blenheim, y Portugal y Saboya se pasaron rápidamente al otro bando. La guerra fue muy costosa para Luis XIV; hacia 1709 , el ejército francés estaba gravemente debilitado y Luis rogaba una paz. Sin embargo, todas las negociaciones de paz quedaron en nada debido a las condiciones que imponían los aliados. Cada vez se hacía más claro que Luis no podría mantener en su órbita todos los territorios españoles, pero igualmente quedaba cada vez más claro que sus oponentes no podrían quitar a Felipe V del trono español tras las victorias francoespañolas en las batallas de Almansa y Villaviciosa .

La situación francesa empeoró con la caída de Bouchain , que dejaba a Marlborough con el camino prácticamente libre para llegar hasta París. Pero la muerte del emperador José I en 1711, hijo mayor del ya fallecido Leopoldo I, dejaba al Archiduque Carlos como posible heredero de un Imperio tan grande como el de Carlos V : el Sacro Imperio y el Imperio español bajo un mismo mando. Dicho Imperio sería tan problemático para los ingleses como lo sería el Imperio Español en órbita francesa. Esta circunstancia hizo que Gran Bretaña y Francia comenzaran unas negociaciones unilaterales de paz. Dichos acuerdos culminaron en el Tratado de Utrecht . La paz con el Sacro Imperio llegó en 1714 , con el Tratado de Baden . Los puntos principales de la paz fueron los siguientes: Felipe V quedaba reconocido como rey de España y de las colonias españolas. Las posesiones españolas en los Países Bajos e Italia se dividieron entre Austria y Saboya, mientras que Gibraltar y Menorca pasaban a manos inglesas. Además, Luis XIV se comprometía a no ofrecer más apoyo al «Viejo Pretendiente» en su campaña para hacerse con el trono inglés. Aunque Francia tuvo que ceder varias colonias en las Américas a Inglaterra, la mayoría de sus posesiones continentales perdidas en la guerra le fueron devueltas, consiguiendo incluso algún territorio reclamado como el principado de Orange.

Así fue como el rey Sol llegó al final de su largo reinado que estuvo marcado por los primeros síntomas de decadencia del régimen y de la corte, el declive de la hegemonía francesa en el continente, el fracaso de su política colonial y el inquietante malestar social surgido de las hambrunas que padecía el pueblo llano. Sin embargo, el monarca, llamado «vicediós» por el obispo Godeau , siguió fiel a sí mismo y confiado hasta el día de su muerte ( 1715 ) en su voluntad como único motor de la vida del reino y de sus súbditos.

Luis XIV murió el 1 de septiembre de 1715 de gangrena , pocos días antes de su septuagésimo séptimo cumpleaños y tras setenta y dos años de reinado. Su cuerpo yace en la basílica de Saint-Denis , en París. Prácticamente todos los hijos legítimos del rey murieron en la infancia. El único que llegó a la madurez, su hijo mayor Luis, el Gran Delfín murió antes que su padre, en el año 1711 , dejando tres hijos. El mayor de ellos, Luis, Duque de Borgoña , murió en 1712 , seguido por el hijo mayor de éste, Luis, Duque de Bretaña . Por lo tanto, el bisnieto de cinco años de Luis XIV, Luis, el Duque de Anjou, hijo pequeño del Duque de Borgoña y Delfín tras la muerte de su abuelo, su padre y su hermano mayor, fue el sucesor al trono francés, reinando como Luis XV de Francia .

Luis XIV intentó evitar la subida al trono de su sobrino Felipe II Duque de Orleans , quien al ser el pariente más cercano se convertiría en el regente del futuro Luis XV. Luis XIV prefería desviar parte de ese poder al hijo ilegítimo que tuvo con Madame de Montespan, Luis Augusto de Borbón y creó un consejo regente como el que previamente creó Luis XIII anticipándose a la minoría de edad de Luis XIV. El testamento de Luis XIV disponía que Luis Augusto sería el protector de Luis XV, superintendente de la educación del joven rey y Comandante de la Guardia Real. El Duque de Orleans, sin embargo, se aseguró la anulación del testamento en el Parlamento, sobornando a los parlamentarios con la devolución del poder que Luis XIV les había arrebatado. Luis Augusto fue despojado de su título de Prince du Sang Royal ('Príncipe de Sangre Real'), el cual se le había concedido a él y a su hermano Luis Alejandro de Borbón , y de la comandancia de la Guardia Real, pero mantuvo su puesto de superintendente, quedando Felipe II como único regente. Su hermano Luis Alejandro, sin embargo, consiguió conservar sus privilegios y títulos.

Archivo:Nicolas de Largillière 003.jpg

De su matrimonio con su primera esposa, su prima hermana María Teresa de Austria , tuvo seis hijos:

Con Luisa de La Vallière tuvo cuatro hijos, de los cuales sólo sobrevivieron dos que serían legitimados:

Con Françoise Athénaïs de Rochechouart de Mortemart, Madame de Montespan tuvo siete hijos:


 

Luis XV de Francia (en francés Louis XV ) ( Versalles , 15 de febrero de 1710 – Versalles, 10 de mayo de 1774 ), llamado El Bien-Amado (en francés: Le Bien-Aimé ), fue Rey de Francia y de Navarra 1 entre los años 1715 y 1774 . Además, fue Copríncipe de Andorra y Duque de Anjou .

Heredado el trono de su bisabuelo Luis XIV a la edad de cinco años, pasó sus primeros años de reinado en relativa tranquilidad, rodeado de preceptores que le proveyeron una gran cultura, mientras que el poder efectivo fue entregado a varios regentes . Al alcanzar la mayoría de edad le confió el gobierno al cardenal Fleury , su antiguo preceptor.

A diferencia de Luis XIV no tuvo contacto directo con la vida política de su país: se reunía con poca frecuencia con sus ministros y actuó en contra de sus expectativas, tramando una red de diplomáticos y espías. Su desinterés por la política y la constante sucesión de ministros que debilitaban el poder de Francia en Europa contribuyeron en sentar las bases para la Revolución Francesa .

Al inicio de su reinado fue amado por el pueblo, que rápidamente le apodó como El Bien Amado . Con los años, su debilidad en la toma de decisiones y la constante e intrigante presencia de sus amantes dinamitó su popularidad, produciéndose algunas celebraciones a su muerte en París. Por ello, hubo de celebrarse en secreto su funeral, para evitar que se produjeran burlas públicas ante su ataúd, tal y como ocurrió con su predecesor.

Bajo su reinado, Francia logró grandes éxitos militares, como la anexión del Ducado de Lorena y Córcega ; sin embargo, perdió gran parte de su imperio colonial a manos de Gran Bretaña .

Archivo:LouisXV-Rigaud1.jpg

El futuro Luis XV nació en el Palacio de Versalles el 15 de febrero de 1710 , bajo el reinado de su bisabuelo, Luis XIV, el Rey Sol. Era el segundo hijo de Luis, duque de Borgoña y María Adelaida de Saboya . Su abuelo paterno era Luis, el Gran Delfín , llamado Monseigneur , hijo mayor del Rey Sol. Luis, ostentando el título de Duque de Anjou desde su nacimiento, obtuvo los privilegios y títulos de un "Petit-fils de France" .

En 1710 , el primero en la línea de sucesión era el Gran Delfín, hijo mayor y el único varón superviviente de Luis XIV. Monseigneur tuvo tres hijos: Luis , Duque de Borgoña , luego investido como Delfín ; Felipe , Duque de Anjou , que más tarde se convertiría en rey de España como Felipe V y Carlos , Duque de Berry .

La madre del pequeño Luis, la Delfina María Adelaida, era una mujer viva y cariñosa, cosa poco frecuente en la casa real, pareciendo estar verdaderamente enamorada de su marido. La pareja desarrolló un papel central en la corte de Versalles cuando el Rey Sol envejeció.

En 1700 , Felipe, el Duque de Anjou hereda la corona del país de su abuela, María Teresa de Austria , convirtiéndose en Felipe V de España . El traspaso de la corona española de la Dinastía de los Austrias a la de los Borbones causó la Guerra de Sucesión Española (1701-1713). Se daba la particularidad que el nuevo soberano de España podría acceder al trono de Francia (como después se comprobó) si el Gran Delfín y el Duque de Borgoña morían antes que Luis XIV. Las potencias protestantes unidas a los Habsburgo de Austria se opusieron a una posible unión dinástica entre Francia y España, lo que hubiera significado el nacimiento de la hegemonía de los Borbones. Con la firma de la Paz de Utrecht (1713) Felipe V tuvo que renunciar a la perspectiva de convertirse en monarca francés.

Entretanto, se dieron las condiciones que hubieran permitido a Felipe reinar también sobre Francia. El 14 de abril de 1711 , a pesar de gozar de buena salud y no tener una edad avanzada, el Gran Delfín murió repentinamente de causas naturales. 3 Su hijo, el Duque de Borgoña, se convirtió entonces en el Delfín de Francia . Apenas un año más tarde, el 12 de febrero de 1712 , la Delfina María Adelaida murió de sarampión , y una semana después, el 18 de febrero , el sarampión también condujo a la muerte a su marido, el Duque de Borgoña. Ante el temor de que los dos niños también hubieran sido contagiados por la enfermedad, los médicos sometieron a violentas sangrías al mayor, el entonces investido Delfín Luis, Duque de Bretaña que murió el 8 de marzo , debilitado por el tratamiento. Sólo la firme y decidida intervención de Madame de Ventadour , gobernanta de los infantes reales, les impidió a los médicos sangrar a Luis. La gobernanta, encerrada y asistida por tres niñeras, lo cuidó durante toda su enfermedad y Luis la quiso como una madre. 4 Delfín tras la muerte de su abuelo, su padre y su hermano mayor, se convirtió en Rey de Francia tres años más tarde, a la muerte de su bisabuelo Luis XIV.

Archivo:LouisXVchild.jpg

Hacia finales de agosto de 1715 , Luis XIV se estaba muriendo de gangrena . El 26 de agosto llamó a su bisnieto de cinco años, Luis, a su lado, y le dijo estas palabras que pasarían a la historia: «Hijo mío, vas a ser un gran rey. No imites mis gustos por construcciones y guerras. Al contrario, trata de tener paz con tus vecinos. Vuelve a Dios lo que le pertenece; reconócele las obligaciones bajo las que te encuentras; haz que tus súbditos lo honren. Sigue siempre buenos consejos. Trata de solventar el sufrimiento de tu pueblo, que me aflige no poder solucionar. (...)». Seis días después, el hombre que había gobernado Francia durante más de 70 años murió, y Luis XV fue coronado como el nuevo rey.

En agosto de 1714 , un año antes de que muriera, Luis XIV había expresado su voluntad de conceder un papel prominente en la siguiente regencia a dos hijos que habían nacido de su anterior amante, Madame de Montespan , que había sido desde entonces legitimada; los dos hijos se conocían por Luis, duque de Maine y el Conde de Toulouse . Al legitimar a sus hijos bastardos, Luis XIV trataba de remediar la muerte de la mayor parte de sus herederos varones en los tres años anteriores, y asegurar el futuro de una maltrecha dinastía. Sus cálculos pasaban por que el joven Luis XV muriera y los hijos bastardos de Luis XIV lo sucedieran en el trono. Esto iba en flagrante contravención de la tradicional regla de sucesión al trono de Francia. Este hecho resultó motivado también por la insistencia de la segunda esposa de Luis XIV, Madame de Maintenon , quien había criado a los dos niños y los tenía en gran estima (otros hijos bastardos del rey, que no fueron criados por Madame de Maintenon, no fueron legitimados). Este deseo buscaba realzar las posiciones de Toulouse, y especialmente las del hijo mayor, Maine, a expensas del hombre que se esperaba, por derecho tradicional, fuera regente y gobernara Francia hasta que Luis XV alcanzara la mayoría de edad, Felipe de Orleans , hijo del hermano menor de Luis XIV. La voluntad del rey estipulaba que hasta que el nuevo rey alcanzase la adultez, la nación sería conducida por un consejo real formado por 14 miembros. Felipe de Orleans fue nombrado presidente del consejo, pero todas las decisiones se tomaban por mayoría de votos; la composición del consejo, que incluía a Maine, Toulouse y varios miembros de la administración de Luis XIV, fue tal que Orleans era normalmente rechazado.

El contenido de esta voluntad se reveló, y varias facciones comenzaron a alinearse tras Maine, Toulouse y Maintenon por un lado, y por otro Orleans. Esta última tuvo el apoyo de muchos entre la antigua nobleza de espadas ( noblesse d'épée ), descendiente de caballeros medievales en oposición a los noblesse de robe , la nueva aristocracia surgida de personas que habían adquirido algún cargo público al servicio del Rey. Luis XIV había excluido habitualmente la noblesse d'épée del gobierno en favor de los plebeyos de la burguesía , que solían entrar así en la noblesse de robe y a los que podía controlar más fácilmente. Así, en la noblesse d'épée anhelaban un cambio político que los favoreciese y estaban disgustados con la legitimación de los «bastardos reales» Maine y Toulouse, a los que consideraban una afrenta a las reglas de herencia tradicionales.

André de Fleury

De acuerdo con el décimo codicilo del testamento de Luis XIV, el duque de Orléans nombró como preceptor del pequeño Luis a André Hercule de Fleury , quien se mantuvo al lado del monarca hasta 1726, cuando el duque de Borbón murió y fue reemplazado por el recién nombrado cardenal. Éste llevó a cabo una política eficiente en el interior. Con él se restablecieron las finanzas, parte del problema de los jansenistas y aumentó el comercio.

Archivo:Koning Lodewijk XV- Child.jpg

 

Trató de no llevar adelante la guerra y, debido a la paz que quería el gobierno inglés, estas dos naciones no se enfrentaron hasta 1740. No pudo evitar involucrarse en la Guerra de Sucesión Polaca , que concluyó con la victoria franco-española. No lograron decidir sobre Polonia, pero obtuvieron el ducado de Lorena y el reino de Nápoles , respectivamente. Aquél fue un gran logro exterior para Luis XV, quien vivió su época más feliz durante la dirección del anciano cardenal. Desgraciadamente, la intromisión en la guerra de Sucesión Austriaca en apoyo de Prusia, con la intención de desbandar definitivamente el imperio de los Habsburgo , le costaría un golpe del que los franceses guardarían un mal recuerdo.

En 1743 murió el cardenal Fleury, y fue entonces cuando pareció que Luis XV asumiría personalmente el gobierno de su reino. Pero, ciertamente, esto estuvo lejos de ser verdad. En 1740 se celebró un baile de máscaras por el matrimonio del hijo de Luis XV; en este, el rey conoció a una burguesa, supuesta hija de un decorador del palacio, de nombre Jeanne-Antoinette Poisson, la cual luego fue instalada en Versalles . Luis la nombró Marquise de Pompadour y la separó legalmente de su marido; fue incluso presentada en la corte el 14 de septiembre. Recibió asimismo el título de duquesa, con derecho a sentarse junto a la reina; pero, por razones desconocidas, jamás hizo uso de él.

A pesar de que para 1745 Pompadour ya había dejado de frecuentar la cámara del rey, nunca dejó de ser tratada como la favorita. Inspiró a Luis para que sólo frecuentara a muchachitas jóvenes, a las cuales nunca hacía perdurar demasiado. Durante este periodo, el gusto por el arte se agudizó y el estilo rococó llegó a ponerse de moda en toda Europa. Se construyó un nuevo palacete, que luego fue llamado el Petit Trianon ; se reconoció al país como el centro estético y aristocrático de Europa.

Sin embargo, en política exterior los fracasos fueron inevitables. La guerra de Sucesión Austriaca no arrojó ningún resultado positivo, más aún, acabó como había comenzado, más allá de la tremenda irregularidad fiscal que había gestado. La crisis interna se agudizó gracias a la oposición del Parlamento a la política religiosa de Luis, quien beneficiaba a los jesuitas, y a las bulas papales, como la de Unigenitus . El tremendo legado de hambrunas, pestes y muertes que había dejado la guerra contribuyó a la impopularidad del monarca.

Pero nada de eso se compararía con el resultado que obtendría Francia, luego de siete años de una guerra mucho peor, a la que también había llevado aquella cortesana favorita. París no dejaba de reunirse para humillarla y escribir chascarrillos obscenos sobre su persona. Las medidas diplomáticas tomadas entonces no sirvieron para nada, frente a las grandes derrotas. La flota francesa fue aniquilada en los mares, el desinterés llevó a que ni Luis ni sus ministros se preocupasen por sus colonias. La pérdida de éstas fue inevitable, pero ni siquiera en el continente hubo triunfo alguno. La invasión de Hannover no significó en lo más mínimo un triunfo. Al fin de la guerra, Francia se había quedado con un saldo de 200.000 soldados muertos, y con una flota totalmente destruida. Su lugar como potencia se vio amenazado, y comenzó entonces un déficit fiscal que no se regularía en casi un siglo.

Archivo:Sacre de Louis XV.jpg

 

Archivo:Hyacinthe Rigaud;Cardinal Dubois.jpg

 

Archivo:Madame de Pompadour.jpg

 

A pesar de que para 1745 Pompadour ya había dejado de frecuentar la cámara del rey, nunca dejó de ser tratada como la favorita. Inspiró a Luis para que sólo frecuentara a muchachitas jóvenes, a las cuales nunca hacía perdurar demasiado. Durante este periodo, el gusto por el arte se agudizó y el estilo rococó llegó a ponerse de moda en toda Europa. Se construyó un nuevo palacete, que luego fue llamado el Petit Trianon ; se reconoció al país como el centro estético y aristocrático de Europa.

Sin embargo, en política exterior los fracasos fueron inevitables. La guerra de Sucesión Austriaca no arrojó ningún resultado positivo, más aún, acabó como había comenzado, más allá de la tremenda irregularidad fiscal que había gestado. La crisis interna se agudizó gracias a la oposición del Parlamento a la política religiosa de Luis, quien beneficiaba a los jesuitas, y a las bulas papales, como la de Unigenitus . El tremendo legado de hambrunas, pestes y muertes que había dejado la guerra contribuyó a la impopularidad del monarca.

Pero nada de eso se compararía con el resultado que obtendría Francia, luego de siete años de una guerra mucho peor, a la que también había llevado aquella cortesana favorita. París no dejaba de reunirse para humillarla y escribir chascarrillos obscenos sobre su persona. Las medidas diplomáticas tomadas entonces no sirvieron para nada, frente a las grandes derrotas. La flota francesa fue aniquilada en los mares, el desinterés llevó a que ni Luis ni sus ministros se preocupasen por sus colonias. La pérdida de éstas fue inevitable, pero ni siquiera en el continente hubo triunfo alguno. La invasión de Hannover no significó en lo más mínimo un triunfo. Al fin de la guerra, Francia se había quedado con un saldo de 200.000 soldados muertos, y con una flota totalmente destruida. Su lugar como potencia se vio amenazado, y comenzó entonces un déficit fiscal que no se regularía en casi un siglo.

Matrimonio e hijos

El 4 de septiembre de 1725 contrajo matrimonio con María Leszczynska , Princesa de Polonia (1703–1768). Tuvieron diez hijos:

Archivo:Family Tree Madame Royale.jpg


uis XVI de Francia (en francés Louis XVI ) ( Versalles , 23 de agosto de 1754París , 21 de enero de 1793 ) llamado Luis el Último (Louis le Dernier) o Luis Capeto (Louis Capet) por los revolucionarios, fue rey de Francia y de Navarra 1 entre 1774 y 1789 , copríncipe de Andorra entre 1774 y 1793 y rey de los franceses entre 1789 y 1792 .

La llegada de Luis XVI al trono hizo pensar en grandes reformas del reino, pero su falta de carácter, las intrigas de su corte y la oposición de los nobles le impidieron llevar a cabo las reformas necesarias. En cuanto a política exterior tuvo más éxito, debilitando a Inglaterra y manteniendo la paz en Europa .

Intentó en cuatro ocasiones (1774-1776, 1781 y dos en 1787) realizar reformas, estableciendo un impuesto equitativo que sustituyera a la talla heredada del feudalismo. La nobleza de toga del Parlamento de París y la corte de Versalles se negaron a tales reformas, haciendo al rey tener que presentar sus propuestas ante una Asamblea de Notables y más tarde ante los Estados Generales para aprobarlas. En los Estados Generales de 1789 , el Tercer Estado, al que no se le concedió el voto por persona que solicitaba se autoproclamó Asamblea Nacional , jurando no disolverse hasta dar una Constitución a Francia. El rey cedió ante la Asamblea , viéndose más tarde obligado a trasladarse al parisino Palacio de las Tullerías . Debido a su desacuerdo con las leyes y reformas (como la confiscación de bienes de la iglesia y la constitución civil del clero ), y viendo lo rebajada que había quedado su autoridad, adoptó una doble actitud, aparentando en público estar de acuerdo con la Asamblea y conspirando en privado en contra de ella, para eliminar a los revolucionarios del poder. El rey decidió fugarse para unirse a un ejército afín, pero fue detenido en Varennes-en-Argonne , llevado de vuelta a París y suspendido de sus funciones. A pesar de que hubo un movimiento republicano que exigía que el rey fuera castigado, el monarca firmó la Constitución de 1791 y fue repuesto en sus funciones. En un asalto a las Tullerías, el 20 de agosto fue arrestado (arresto motivado por su negativa a enviar soldados a luchar en contra de Austria y Prusia ), puesto a disposición de la Convención (en sustitución de la Asamblea Legislativa constitucional) y procesado, siendo guillotinado el 21 de enero de 1793 .

Archivo:Ludvig XVI av Frankrike porträtterad av AF Callet.jpg

Nacido como Luis Augusto de Francia, duque de Berry , Luis XVI fue el cuarto hijo del delfín Luis Fernando y María Josefa de Sajonia . La segunda esposa del Delfín era hija de Federico Augusto III de Polonia , rey de Polonia . En el momento de su nacimiento, su padre y su hermano, Luis José Javier (nacido en 1751) le precedían en la línea de sucesión, por lo que nunca se creyó que llegara al trono. Sus hermanos y hermanas eran:

Luis fue confiado a Rosalía, condesa de Marsan y princesa de Rohan , quien lo apartó de la corte y se lo llevó al palacio de Bellevue , colmándolo de cuidados, y, probablemente, salvándole la vida. 5 A los seis años debió ser separado de su nodriza y traído junto a los hombres, lo que le causó una gran tristeza que intentaron aliviarle con juguetes y otras cosas, como fuegos artificiales , que no surtieron efecto. 6 Su padre eligió personalmente a los hombres encargados de educarlo: el duque de La Vauguyon fue escogido como gobernador; el obispo de Limoges como preceptor; el marqués de Sinety como vicegobernador y el abad de Radonvillers para realizar las tareas esenciales del vicepreceptor. Su padre, desechó el método educativo mayoritario en la época, que reducía a entretenimiento y diversión la instrucción y abogó por el trabajo y el esfuerzo, lo que no combatió su predisposición a una extrema timidez y a un carácter reservado, que se convitieron en un defecto. 7

Detestando los falsos cumplidos, no correspondía a los que se los dedicaban, y éstos lo aislaban, lo que le produjo una fuerte inseguridad en sí mismo y una exagerada modestia, 7 hasta el punto de que, en una ocasión, al elogiarle un arengador de provincias por sus cualidades precoces, respondió: «Os equivocáis, señor, yo no soy el que posee [el] espíritu, es mi hermano [el conde] de Provenza» 8

Su tía y madrina , la princesa María Adelaida , desarrolló un gran afecto por él, y se gustaba de llevarlo a su casa, donde más de una vez le dijo: «Vamos, mi pobre [duque de] Berry, estáte a tu gusto, tienes los codos libres: habla, grita, haz ruido, te doy carta blanca» 8

El ya delfín (tras la muerte de su padre en 1765 ) recibió una exquisita enseñanza, por parte del jesuita Berthier 9 y por supuesto, del duque de La Vauguyon, la cual dio unos espléndidos resultados: el delfín Luis Augusto conocía el latín , el italiano le era tan familiar como su lengua materna, hablaba el alemán pasablemente y dominaba el inglés , traduciendo de éste último L'histoire de Charles Ier (La historia de Carlos I) , de David Hume ; Doutes historiques sur les crimes imputés Richard III (Dudas históricas sobre los crímenes imputados a Ricardo III) , de Horace Walpole y los cinco primeros volúmenes de Décadence de l'Empire romain (Decadencia del Imperio romano) , de Gibbon ; los cuales fueron impresos y editados. 10 El duque de La Vauguyon era consciente de que debía prepararle para insuflarle fuerzas a la monarquía, que se encontraba muy debilitada y para curar todas las "heridas" de Francia con rápidez y precisión , no sólo educándolo con los conocimientos elementales, sino enseñándole a conocer a los hombres . 11

Recibió una educación propia de un «príncipe de las Luces », y se le consideraba «un monarca iluminado». 12 Practicaba la lógica , la gramática , la retórica , la geometría y la astronomía . 13 Tenía unos conocimientos históricos y geográficos incontestables (diseñó él mismo un atlas de rigurosa precisión) 14 y competencias económicas. 13 Estuvo muy influenciado por Montesquieu , quien le inspiró una concepción moderna de la monarquía , libre del derecho divino». 13

Archivo:François hubert drouais - duque berry conde provença.jpg

El duque de Choiseul , con el propósito de poner fin a la prosperidad de Gran Bretaña y Rusia , decide aliarse con Austria , por lo que pide la mano de María Antonieta de Austria , archiduquesa de Austria e hija de Francisco de Lorena y la emperatriz María Teresa , para desposarla con el delfín. 15

Para el traspaso de la frontera por parte de María Antonieta, se construyeron dos pabellones, simbolizando a las dos potencias aliadas. En el pabellón de Francia se encontraban la condesa de Noialles, dama de honor ; la duquesa de Cossé, dama de vestuario; cuatro damas de palacio; el conde de Saulx-Tavannes, caballero de honor; el conde de Tessé, primer escudero y el obispo de Chartres , primer capellán . 16 En el otro pabellón se encontraban las damas austríacas, que habían acompañado a la archiduquesa y la habían vestido con prendas francesas enviadas desde París . 16

Archivo:Louis Auguste Dauphin.jpg

María Antonieta entró en Estrasburgo e hizo un alto en Compiègne , a donde llegó el 15 de mayo . Allí conoció al rey, a su futuro marido y a las Mesdames de Francia (las hijas de Luis XV ). 17 Después, el séquito se dirigió a Saint-Denis , donde la carmelita Luisa de Francia (hija de Luis XV) conoció a la futura delfina. 18 En Saint-Denis, la archiduquesa y su séquito se alojaron en el palacio de la Muette y el rey y el delfín volvieron a Versalles. A la mañana siguiente (16 de mayo) la delfina llegó a Versalles y los jóvenes novios fueron conducidos a la capilla de palacio, donde el gran capellán, el cardenal de la Roche les dio la bendición nuncial. 19

Las celebraciones de la corte fueron brillantes, pero las de París las superaron, y tanto en la capital como en Versalles hubo una gran afluencia de público. 20 Pero estas celebraciones serían un presagio de dolorosos hechos futuros: en una de las celebraciones en París, en la plaza de Luis XV , en la cual había una gran masa de público, se lanzaron fuegos artificiales , los cuales causaron un gran temor en el pueblo, que huyó hacia otra calle. Las imperfecciones del terreno hicieron caer a algunas personas, lo que causó la caída de muchas más, que fueron aplastadas; unas por el paso de los caballos, otras por las ruedas de los carruajes, y otras se precipitaron al río Sena . 21

El matrimonio no fue consumado hasta siete años después de la boda, cuando la pareja ya había ascendido al trono. Esto se achaca a una fimosis de Luis XVI, que le impedía tener relaciones sexuales.

La pareja tuvo cuatro hijos:

Archivo:Marie Antoinette Young3.jpg

Tras enfermar de viruela negra , y sufrir una lenta agonía, Luis XV murió el 10 de mayo de 1774 . Al saberse de la muerte del rey, una gran multitud acudió a los aposentos de los hasta entonces delfines de Francia y, entrando en los mismos, se dirigieron a la pareja como sus majestades . Tanto Luis XVI como María Antonieta quedaron impactados y, arrodillándose exclamaron: «¡Oh, Dios mío! vamos a reinar demasiado jóvenes ¡Dios mío, guíanos y protégenos de nuestra inexperiencia!» 22 El 11 de junio de 1775 se celebró en la catedral de Reims la ceremonia de coronación del soberano.

La primera medida que tomó el joven Luis XVI como rey fue despedir a los ministros más odiados por la opinión pública; el duque de Aiguillon y el abad de Terray fueron descartados. Sin embargo, el soberano sintió la necesidad de tener alguien a su lado que le guiase en su difícil tarea. Tras descartar al duque de Choiseul y a Machault , el rey se decantó por Maurepas . 23

Una de las decisiones más importantes que debía tomar el monarca era la de restaurar o no el Parlamento de París , abolido por el ministro de su abuelo, Maupeou , quien lo sustituyó por los seis Tribunales Superiores de Arras , Blois , Clermont-Ferrand , Lyon , París y Poitiers . Finalmente, Luis XVI tomó la decisión de restaurarlos, permitiéndose el regreso de los miembros exiliados del parlamento, que pudieron recobrar sus puestos. 24

El conde de Vergennes fue encargado de los Asuntos Exteriores , el conde de Muy de los de Guerra , Sartine de los de la Marina , Turgot fue designado Controlador General de las Finanzas (equivalente a ministro de Economía ), Malesherbes fue destinado al departamento de París, y Miromesnil fue nombrado guardián del sello de Francia (el equivalente a un ministro de Justicia ). 24

El reinado de Luis XVI está marcado por numerosas tentativas de reformas económicas e institucionales en la línea de la reforma iniciada por René Nicolás Carlos Agustín de Maupeou (1771) bajo el reinado de Luis XV . Luis XVI restaura los Parlamentos. Por lo menos en cuatro ocasiones ( Turgot , Necker , Calonne , Brienne y de nuevo Necker) intenta llevar a cabo reformas más o menos profundas del reino, y más específicamente, el establecimiento de un impuesto igualitario. En cada ocasión se topa con la oposición de los privilegiados (la mayoría de la nobleza y una parte del clero) y sus círculos más próximos (la corte, la reina...). Los Parlamentos, formados por la nobleza de toga , aferrada al mantenimiento de los privilegios, también se oponen y Luis, no piensa en exceder los poderes que le dan las leyes fundamentales del reino, por lo que tiene que hacer avalar sus reformas. Espera lograr instaurar sus reformas en los Estados Generales, los cuales son convocados en 1789 .

Si la paralización de sus reformas por parte de la nobleza y alto-clero es su mayor problema político, su mayor problema económico es el creciente déficit . Entonces piensa que la única forma de acabar con él es tomar medidas que comprometan los privilegios de las clases altas. Los Estados Generales, convocados por su primer ministro para intentar llevarlas a cabo lo más apaciblemente posible, escapan rápidamente de su control.

Archivo:Louis16-1775.jpg

Jacques Turgot es nombrado por Luis XVI controlador general de las finanzas .

Turgot se lanza entonces a un proyecto "revolucionario" de creación de un sistema de asambleas con estructura piramidal, elegidas por el pueblo: municipalidades en los municipios, distritos en provincias y finalmente una municipalidad de reino. Como explica en 1854 el historiador Victor Duruy : «Había novedades muy grandes; Turgot planeaba otras más temibles: eliminación de las cargas que asfixiaban a los pobres, establecimiento sobre los nobles y el clero de un impuesto territorial; pero mejora de la situación de los curas y vicarios, que poseían la porción más pequeña de las rentas de la Iglesia y supresión de la inmensa mayoría de monasterios, igual participación en el impuesto a través de la creación de un catastro, libertad de pensamiento para los protestantes, rescate de las rentas feudales, el mismo sistema de peso y medida para todo el reino, libertad de pensamiento también para la industria y el comercio y finalmente, como Turgot se ocupaba de necesidades morales y materiales un vasto plan de instrucción pública para difundir las Luces (los principios de la ilustración)». 25

Se formó una gran coalición de individuos cuyos intereses se veían perjudicados por las reformas, contra Turgot: poseedores del monopolio del grano , parlamentarios pertenecientes a la nobleza de toga , privilegiados...etc. A esta coalición se unieron los allegados del rey (el ministro Maurepas y la reina María Antonieta ). El rey intentó resistir a los privilegiados, su ministro y a la reina, con el fin de mantener los planes de Turgot. En marzo de 1776 declara: «Veo que sólo Turgot y yo amamos al pueblo.» 26 Hubo graves disturbios: en casi toda Francia, estallaron revueltas populares por el precio de la harina (llamadas la guerra de la harina ), probablemente organizadas por algún príncipe de sangre , que junto a la rica burguesía eran perjudicados por las reformas económicas, 27 los cuales espolearon al ya molesto pueblo, hambriento .

Tras dos años de resistencia, Luis XVI y sus ministros reformistas cedieron a las presiones. Malesherbes dimitió y el soberano se vio obligado a cesar a Turgot en 12 de mayo de 1776 y desbaratar sus reformas. 28

Archivo:Anne Robert Jacques Turgot.jpg

El sustituto de Turgot murió varios meses después del cese. En octubre de 1776, Luis XVI nombró a Jacques Necker director de finanzas ( el equivalente a controlador general de las finanzas ). Era una elección triplemente vanguardista: Necker era plebeyo , extranjero ( ginebrino ) y protestante .

Luis XVI y Necker volvieron a las reformas esenciales. El ministerio de Necker está caracterizado así por la liberación de los últimos siervos del reino, por una ordenanza del 8 de agosto de 1779 . 29 Esta ordenanza estuvo favorecida por Voltaire , que en 1778 apoyó la causa de los siervos del Mont-Jura y la abadía de Saint-Claude . 29 Sin embargo, la ordenanza apenas fue aplicada y la servidumbre persistió localmente hasta la Revolución, cuando sería eliminada con la abolición de los privilegios la noche del 4 de agosto de 1789 . 29

Abolió además la pregunta previa (aplicada a los condenados a muerte). También proyectaba una organización de asambleas provinciales, pero con un fin meramente financiero. 30

Luego de la publicación por parte de Necker de la rendición de cuentas del estado de las finanzas en 1781 , la "guerra" que tan buen resultado dio con Turgot comenzó con su sucesor. El Parlamento rechazó el edicto que restablecia las asambleas provinciales y los cortesanos, viendo mermados sus presupuestos usaron la calumnia para socavar la autoridad del rey y de sus ministros. El monarca y Necker no pudieron permanecer demasiado tiempo soportando la oposición de los privilegiados, presentando su dimisión, que fue aceptada el 21 de mayo de 1781 . 31

Un edicto del 8 de agosto de 1779 autorizaba a las mujeres casadas , los mineros y los monjes a gastar la pensión sin requirimiento de autorización (del marido en el caso de la mujer casada). 32

[ editar ] Ministerio de Calonne

Luis XVI nombró a Charles Alexandre de Calonne , con reputación de buen técnico de las finanzas, como inspector general de las finanzas (noviembre de 1783 ) y luego ministro de Estado para reemplazar a Necker. Calonne llevó a cabo durante tres años una política de gastos y préstamos, de "reactivación" según algunos (grandes trabajos en transportes, la industria, el tratado de comercio con Inglaterra en 1786 ) destinada a recuperar el crédito del Estado.

Pero fue en falso. Calonne tuvo que volver al mismo plan de reformas de sus predecesores: liberalizar el comercio interior eliminando las aduanas interiores, suprimir los tratados, reducir la talla, reemplazar las corveas reales (trabajos gratuitos de plebeyos para la Corona, en naturaleza, medievales ) por un impuesto metálico, transformar la Caja de descuento en un banco estatal y sobre todo someter a los privilegiados a un impuesto y a la subvención territorial; establecer las asambleas provinciales , elegidas, que repartirían este impuesto. Así como Turgot, Calonne pretendía crear una pirámide de asambleas locales (asambleas parroquiales, asambleas municipales y asambleas de distrito) elegidas por los contribuyentes.

Luis XVI le dijo a Calonne: «¡Es puramente de Necker lo que usted me propone!», pero el plan era más parecido al de Turgot. Una de los principales redactores del proyecto era el fisiócrata Pierre Samuel du Pont de Nemours , antiguo colaborador de Turgot.

Para no enfrentarse con la minoría noble de toga del Parlamento, que siempre rechazaba las reformas, el gobierno tuvo que convocar una asamblea de 144 notables (también privilegiados) para llevar a cabo su proyecto. Pero reunida en febrero - marzo de 1787 deniega el impuesto territorial igualitario. El monarca, que había mantenido su apoyo a Calonne durante varios meses, lo retira bruscamente en abril de ese mismo año, 33 posiblemente bajo la influencia de la corte, la reina o la opinión pública.

En enero de 1787, Luis XVI abolió el peaje personal que debían pagar los judíos de Alsacia . 34

Archivo:Necker, Jacques - Duplessis.jpg

En los primeros meses de 1778 estalló la guerra de Sucesión bávara a causa de los supuestos derechos al trono bajo-bávaro del emperador José II , hermano de María Antonieta. La reina, sufriendo constantes chantajes psicológicos por parte de su madre, y hábilmente manipulada por el embajador Mercy , 39 habló a su marido y a sus ministros sobre la causa austríaca, pero éstos y el rey se opusieron, no valiendo para nada los arrebatos de la reina y tampoco su embarazo en primavera cambió la situación. Luis XVI decidió hacer de mediador entre las dos partes, pidiendo a José II que renunciara a sus derechos al trono de Baja Baviera . La paz fue firmada en Teschen , el 13 de mayo de 1779 .

En 1782 , José II le pidió expresamente a su hermana que le pidiera al rey intervinir en apoyo de Austria y Rusia en una operación ventajosa para las tres naciones. Junto con la zarina Catalina II , José II tuvo intención de repartir el Imperio Otomano , y Egipto fue ofrecido a Luis XVI a cambio de la neutralidad de Francia. El soberano pudo aceptar esta oferta, mas le escribió una carta a su cuñado en la que denunció el monstruoso sistema de las compensaciones , que causó conflictos perennes en el viejo continente. José, resentido y enfadado y convencido de que desde hacia tiempo Francia era protectora del Imperio Otomano y lo hubiese defendido, se vio obligado a renunciar a sus planes. María Antonieta tuvo un acercamiento con Luis, quedando nuevamente embarazada y teniendo un aborto involuntario el 1 de noviembre de 1783 .

En 1784 , José, renunciando a los Balcanes , se centró en los Países Bajos . Quiso que los holandeses reabrieran la desembocadura del río Escalda para permitir la plena expansión del puerto de Amberes , en los Países Bajos austríacos . Aquello fue una violación de la Paz de Westfalia de la que Francia se percató. Los planes del emperador, además de violar los intereses comerciales holandeses, molestaron a los franceses. Exasperado de su cuñado, el cual no paraba de poner en peligro la paz en Europa, Luis no tuvo ninguna intención de apoyarlo; además la opinión pública gala se alineó con Holanda, teniendo incluso un ataque de rabia contra el emperador.

El emperador ejerció nuevas presiones sobre María Antonieta, pero para nada valieron las peticiones de la soberana, aunque quedara embarazada por cuarta vez. 40 No tuvo otro remedio que confesar a su hermano su derrota. 41 Aunque intuyera que el rey no lo apoyaría, José II se reafirmó por la fuerza y mandó un buque austríaco por el Escalda . Después de varias advertencias, los holandeses dispararon al barco. El emperador amenazó con declarar la guerra. Cuando las hostilidades llegaron al punto de poder hacer desaparecer la paz en Europa, Luis XVI apareció como pacificador. José, para renunciar a sus conquistas pidió 10 millones de florines, rebajados a ocho por los holandeses. Luis XVI se ofreció a pagar los dos millones restantes, por amor a la paz, tal y como dijo. 42 Esta inútil maniobra de reconciliación fue atribuida a la influencia de la reina, la cual, el 27 de marzo de 1785 dio a luz a otro varón: Louis Charles (Luis Carlos) . Un año después tendría a Marie Sophie Hélène Béatrice (María Sofía Elena Beatriz) , la cual moriría casi al año de vida de tuberculosis .

El 5 de mayo de 1789 se reunieron los Estados Generales en Versalles. El Tercer Estado entró rápidamente en oposición con los otros dos. Lo que ocurría aquellos días no implicaba a los soberanos, que estaban pendientes del ya moribundo Delfín. 43 Luis José murió el 4 de junio de 1789 y Luis XVI decidió suspender las reuniones de los Estados Generales durante dos meses, en señal de luto. El Tercer Estado, que mientras se había autoproclamado Asamblea Nacional rechazó la decisión del rey y reuniéndose el 20 de junio en la Sala de la Pelota, juraron no disolverse hasta que Francia tuviera una constitución.

El 9 de julio al nombre de Asamblea Nacional se le sumó el de Constituyente . En el mismo día, la mayor parte del clero y cincuenta nobles se sumaron a la recién nacida Asamblea. Para controlarla, el rey hizo traer desde Alsacia a los regimientos del mariscal de Broglie para tomar Versalles y París, pero la presencia de soldados hizo que se descubriera el complot monárquico. La furia popular aumentó el 13 de julio y el monarca aceptó la dimisión de Necker. El 14 de julio el pueblo parisino y un buen número de desertores tomaron la fortaleza de la Bastilla , para ellos símbolo del despotismo real: La Revolución había comenzado. 44

En el Temple, la familia real fue separada de sus acompañantes, entre los cuales estaba la princesa de Lamballe ; ésta última moriría durante las matanzas de septiembre . Sólo a Hanet Cléry, uno de los criados del Delfín, se le autorizó a permanecer junto a ellos, incluso cuando las condiciones de arresto empeoraron. Ante el temor de que la familia real pudiera mantener una correspondencia oculta se tomaron varias medidas. Pero a pesar de ello, Cléry consiguió informar de las noticias que había escuchado en el exterior cuando venía a peinar al rey o a las señoras. Después, cada tarde, los fieles realistas hicieron gritar a un vendedor de periódicos las noticias del día justo debajo de las paredes del Temple. 61

Durante el periodo de reclusión del rey, además de hacer de profesor de su hijo y de jugar con él dedicó sus últimos días a leer los libros que se encontraban en la biblioteca de la torre: milquinientos volúmenes que constituían el archivo de los caballeros de Malta . Leía aproximadamente un libro al día, frunciendo el ceño cuando leía a Voltaire y Rousseau , afirmando que hubieran sido la ruina de Francia . 62 Luis también tuvo que soportar varias groserías por parte de los guardias, que además de empezar por llamarlo Monsieur (Señor) o incluso Louis (Luis) en vez de Majesté (Majestad), 62 ensuciaron las paredes exteriores de la torres con dibujos obscenos o pintadas amenazadoras. 63 El 21 de septiembre los prisioneros sintieron un gran clamor que venía de la ciudad. Desde el exterior una voz imperiosa proclamó que la monarquía había sido abolida oficialmente y había nacido la República . La reina se acostó sintiéndose desgraciada y el rey ni siquiera interrumpió su lectura.

Archivo:Louis XVI at the Tour du Temple Jean Francois Garneray 1755 1837.jpg

Mientras tanto se inició el debate sobre la suerte que debía correr el soberano. Se creía mientras estuviese vivo constituiría el pretexto para una contrarrevolución. Se crearon así dos comisiones: una con el encargo de investigar los documentos encontrados en las Tullerías y la otra con el deber de establecer si Luis Capeto , declarado inviolable por la Constitución podía ser procesado.

El 6 de noviembre la inmunidad del soberano fue revocada, con lo que el ex-monarca pudo ser puesto bajo proceso de la Convención. El 19 de noviembre fue descubierto el armario de hierro, escondite de la correspondencia entre Luis XVI y los soberanos extranjeros. Después de tal hallazgo, algunos diputados, como Robespierre o Saint-Just declararon se deseo de querer castigar al ciudadano Luis Capeto sin proceso alguno, pero la mayoría de la Convención optó en cambio por un proceso regular, para que Francia y los países extranjeros no dudaran de la legalidad del veredicto.

Al principio del proceso, el 10 de diciembre de 1792 Luis fue separado de su familia. 64 Mientras tanto, el ex-monarca trató de reunir a los abogados que lo defenderían, pero muy pocos accedieron a ello. Al fin, los únicos dispuestos a defenderlo fueron Malesherbes , François Denis Tronchet , un ex-magistrado y el abogado Raymond de Sèze , un girondino temido por sus grandes capacidades oratorias e intelectuales. 65 Luis Capeto trabajó activamente con sus abogados, pero supo que tenía pocas posibilidades de salvarse: «No espero convencer a los diputados y tampoco conmoverlos. Sólo os ruego que no recurráis a peroraciones tocantes a mi dignidad. Yo no quiero suscitar otro interés que el que tiene que nacer espontáneamente de la exposición de mis justificaciones.» dijo a de Sèze. 65 El 25 de diciembre escribió su Testamento, un documento de gran valor político.

El día siguiente, de Sèze desarrolló su larga alegación, pero no convenció: quería demostrar la inviolavilidad del soberano, referida en la Constitución de 1791 y pidió que fuera juzgado como un ciudadano normal y no como un jefe de Estado. 65 66 Los diputados estaban divididos, ya que los más moderados querían juzgar al monarca pero no ejecutarlo. Los debates duraron varios días pero finalmente la sentencia de muerte fue proclamada (con 362 votos a favor, 288 en contra y 72 abstenciones) y fue leída a las 2 de la mañana del 19 de enero . La ejecución estaba fijada a las once de la mañana en la Plaza de la Revolución (hoy Plaza de la Concordia) el 21 de enero . 67

El monarca estaba preparado para el veredicto. Escuchó en silencio la sentencia con estoica resignación; el único momento en el que mostró sorpresa fue cuando escuchó que su primo, Felipe de Orleans , conocido entonces como Philippe Égalité (Felipe Igualdad) había votado a favor de su muerte. 68 Fue conducido por el sacerdote refractario (es decir, que no había jurado la constitución) Edgeworth de Firmont a quien le entregó una copia firmada de su testamento, ya que temía que la entregada a la Convención nunca fuera hecha pública. A las ocho de la tarde, Luis Capeto fue conducido hasta su familia. Madame Royale en sus memorias dijo que su padre le habló a María Antonieta del proceso, luego, tomando al Delfín y sentándolo en sus rodillas, les hizo prometer que perdonarían a sus enemigos. Escribió: «Mi padre lloró por nosotros, no por miedo a la muerte» . María Antonieta habría querido pasar la última noche junto a su marido, pero éste se lo negó. Más tarde el rey le dijo a Edgeworth: «Es terrible amar tanto sobre la tierra y ser correspondido de tanto amor. Pero ahora cada pensamiento y cada amor debe de irle solamente a Dios» . 69

Archivo:ExaminationLouistheLast.jpg

La mañana del 21 de enero , recibida la comunión, el todavía rey para los monárquicos Luis Capeto le confío a Cléry la tarea de dar el último adiós a sus parientes y abandonó el Temple en carroza. A las diez y cuarto el condenado llegó a la Plaza de la Revolución: fue vestido de blanco y sostuvo el libro de los Salmos en sus manos.

Al bajar de la carroza se quitó la chaqueta, se desabrochó la camisa de lino y se apartó el pañuelo del cuello. Algunos soldados trataron de atarle las manos pero Luis se negó con indignación: «Haréis lo que se os haya mandado hacer, pero no me ataréis nunca» . 70 Edgeworth ayudó a Luis Capeto a subir los empinados peldaños del cadalso y alcanzado el palco, el verdugo Sanson le cortó la coleta y el rey accedió finalmente a que le ataran las manos, después de que Edgeworth le dijera que ese era "el sacrificio final" . 71 Tras esto, el "ex-rey" preguntó si los tambores redoblarían durante su ejecución . 71 El condenado, logrando apartarse del verdugo, hizo ademán de volverse hacia el pueblo de Francia pero no lo dejaron, llegando a exclamar: «¡Pueblo, muero inocente de los delitos de los que se me acusa!. Perdono a los que me matan. ¡Que mi sangre no recaiga jamás sobre Francia!» . 72 El verdugo refirió que el rey soportó todo eso con una compostura y una firmeza que nos asombró a todos nosotros. Estoy convencido de que sacó su fortaleza de los principios de la religión, de los que nadie parecía más convencido y afectado que él . 71 Uno o dos minutos después de las diez y veinte, la cuchilla de la guillotina cayó sin piedad sobre el cuello de Luis XVI. 71

Entonces, un joven miembro de la Guardia Nacional cogió la sangrante cabeza y la enseñó al pueblo paseándose por el cadalso. 73 La muchedumbre estalló gritando ¡Viva la República! Se empezó a cantar La Marsellesa y algunos espectadores se echaron a bailar en círculo alrededor del cadalso. Otros se entretuvieron en recoger la sangre que se había filtrado a través de los maderos del cadalso, otros la probaron. 74 Un ayudante del verdugo subastó las prendas y el pelo del fallecido. 75 Los guardias civiles, mientras tanto pusieron el cadáver y la cabeza en un cesto de mimbre que colocaron en un carro. El carro se dirigió al cementerio de la Magdalena , donde fue enterrado el último monarca del Antiguo Régimen en Francia. 76 En la Restauración , bajo el reinado de su hermano Luis XVIII , su cuerpo fue trasladado junto al de María Antonieta a la basílica de Saint-Denis .

A su muerte, su hijo de ocho años, Luis Carlos se convirtió automáticamente para los monárquicos y algunos estados extranjeros 77 78 en el Rey de iure Luis XVII . La reina María Antonieta siguió a Luis XVI en la guillotina, el 16 de octubre de 1793 , como Madame Isabel , el 10 de mayo de 1794 . Luis XVII murió en misteriosas circunstancias, quizás a causa de la tuberculosis, el 8 de junio de 1795 . 79 Sólo María Teresa sobrevivió a la Revolución, viviendo en completa soledad durante un año tras la muerte de su tía. Al final de la guerra fue usada como rehén y liberada el 26 de diciembre de 1795 . Se exilió en Austria donde residían sus parientes y atendiendo a los deseos de sus padres se casó con su primo Luis Antonio, duque de Angulema .

Se comenta que Maximilien Bourdaloue mojó su pañuelo en la sangre , lo metió en la calabaza . Ésta se encuentra en posesión de una familia de Bolonia desde hace más que un siglo. El ADN de la mancha de la calabaza ha sido analizada por unos científicos del CSIC confirmando la procedencia de la misma. . 80

 

La Dinastía de los Capetos (en francés : Capétiens ) es la más importante y antigua dinastía real de Europa ; incluye todos los descendientes de Hugo Capeto ( 938993 ), duque de París , Rey de Francia y fundador del linaje.

El actual Rey de España y el Gran Duque de Luxemburgo pertenecen a la dinastía, a través de la rama Borbón . La Reina del Reino Unido también descendiente, por línea femenina, de los Capetos.+

En más de mil años de presencia casi ininterrumpida sobre los tronos europeos, representantes de las diferentes ramas de la dinastía gobernaron sobre varios países:

A estas coronas se sumaron varios grandes ducados, condados y marquesados independientes:

Además, numerosas hijas de la dinastía fueron casadas con reyes no Capetos para ser reinas consortes. Tuvieron descendientes que así pueden ser relacionados, por línea femenina, a la dinastía. Es, por ejemplo, el caso los reyes de Inglaterra y después del Reino Unido, y por otro lado en un modo más cercano a la dinastía capetiana encontramos la Casa Real de Kiev, hoy Soberana Casa Real e Imperial de Rurikovich, Gran Principesca y Gran Ducal, cuya familia actual en la jefatura de la Casa es la dinastía Cabrera Rurikovich Kubarev Gran Kubensky, estando ésta unida a los Capetos por medio de Ana de Kiev, Gran Princesa que se casó con Enrique I, rey de Francia, quien nació en el año de 1008, en Borgoña. Murió el 4 de agosto de 1060 en Vitry en Brie, Francia. Tuvieron por hijo a Felipe I, rey de Francia, que nació antes del 23 de mayo de 1053 en Reims, Champagne, Francia. Murió el 29 de julio de 1108 en Melun, Isla de Francia. Casó con la condesa Berta de Holanda. Tuvieron por hijos a Constanza de Francia (1078, que casó con Bohemundo I Guiscard, príncipe de Antioquía).

 

No se conocen muy bien los orígenes antiguos de los Capetos. Existen dos versiones. La primera hace de los Capeto una familia oriunda de las orillas del río Rin , descendiente de los sajones . Fue apoyada en particular por los historiadores alemanes, que pretendían mostrar el predominio del elemento germánico. Explican la existencia de la primera versión con el hecho de que la madre de Hugo Capeto era sajona. La mayoría de los historiadores franceses prefiere la segunda versión, más probable, que sitúa a los antepasados de los Capetos en el centro de la Francia actual. Una versión mixta hace descender a los Capetos de los sajones, pero de una población presente en Galia desde las invasiones bárbaras del siglo V .

El más viejo antepasado conocido con certeza es Roberto el Fuerte , muerto en 866 , marqués de Neustria y fundador de la Casa Robertina , que se destacó en la lucha contra los vikingos . Su hijo mayor, asentado en París con el título de conde , fue elegido rey de Francia Occidental en 887 con el nombre de Eudes I , por el valor que demostró en la resistencia frente al ataque de los normandos (en París entre 885 - 886 ), tras la deposición del emperador Carlos III el Gordo . Sin embargo, presionado por Arnulfo de Carintia , rey
de Francia Oriental , que decidió defender la causa del heredero legítimo Carlos III el Simple , Eudes tuvo que aceptar sus pretensiones y nombrarlo como sucesor en 898 , año de su muerte.

El hermano de Eudes, Roberto , que le sucedió como conde de París, tomó parte en el movimiento del año 921 , cuando parte de la nobleza franca y el clero se levantaron en contra de Carlos el Simple. Tras derrotar a Carlos, que fue conducido a Lorena , Roberto fue coronado en Reims el 29 de junio de 922 . Carlos el Simple reunió un ejército y se enfrentó con él en junio de 923 , cerca de Soissons , donde Roberto murió asesinado. Carlos no pudo recuperar el trono y fue confinado. Una asamblea de nobles designó a Raúl , duque de Borgoña , como su sucesor. Los Carolingios recuperaban el trono por última vez.

El hijo de Roberto, Hugo el Grande ( 897956 ), duque de Francia y conde de París, fue el noble más poderoso de su época. Aunque tuviera oportunidad, prefirió aumentar sus posesiones y su fuerza antes que tomar el trono. Era una especie de virrey, tan poderoso como el monarca, que prepararó la sucesión para su hijo Hugo Capeto .

     

la Dinastía de los Capeto, la más antigua dinastía real de Europa, poseía numerosas ramas colaterales que jugaron un papel importante en el Continente Europeo. He aquí una lista que las describe:


 

Hugo Capeto (nacido hacia el 940 , muerto en «Los Judíos», cerca de Prasville ( Eure-et-Loir ) el 24 de octubre de 996 [1] ), duque de los francos (960–987) después, Rey de los francos (987–996), fue el primer soberano de la casa de los capetos . Hijo de Hugo el Grande y de su esposa Hedwige de Sajonia , fue heredero de la poderosa Casa Robertina , linaje que competía por el poder con las grandes familias aristocráticas de Francia en los siglos IX y X.

A finales del siglo X comienza una revolución económica y social que iba a llegar a su apogeo hacia el 1100 . [2] Los progresos agrícolas, el comienzo de los desbrozos y el aumento de la capacidad de intercambio que conllevó la introducción del dinar por los primeros carolingios , suponen una dinámica económica aún tímida pero real. Al mismo tiempo, el final de las invasiones y la continuidad de las guerras privadas conllevan la construcción de los primeros castillos feudales donde pueden encontrar refugio los campesinos. Al mismo tiempo, la nueva élite guerrera, los caballeros , entran en competencia con la antigua aristocracia funcionarial carolingia. Para canalizar a estos recién llegados y para asegurar la protección de sus bienes, la aristocracia y la Iglesia sostienen y explotan el movimiento de la paz de Dios . Es en este contexto donde Hugo Capeto puede instaurar la dinastía capeta.

En principio se benefició de la obra política de su padre que logró contener las ambiciones de Heriberto II de Vermandois , además neutralizando el linaje. Sin embargo, esto no se pudo hacer sino ayudando a los carolingios a mantenerse, aunque de hecho estuvieron totalmente excluidos de la carrera por la corona desde la decadencia de Carlos el Simple . En 960 , Hugo Capeto hereda el título de duque de los francos obtenido por su padre a cambio de la concesión de la corona a Luis IV de Ultramar . Pero, antes de lograr el poder, debió liberarse de la tutela de los otonianos y eliminar a los últimos carolingios . Con el apoyo de la Iglesia, y en particular del obispo Adalbéron de Reims y de Gerberto de Aurillac , ambos próximos a la corte otoniana, será finalmente elegido y consagrado Rey de los francos en 987 .

La relativa debilidad de Hugo Capeto era paradójicamente una ventaja para su elección por las otras grandes familias con el apoyo de los otonianos, ya que supone poca amenaza a los ojos de grandes vasallos y para las ambiciones imperiales. Sin embargo, si bien es cierto que el nuevo rey no logrará someter a sus vasallos indisciplinados, su reinado supuso una modificación de la concepción del reino y del rey. Así, Hugo Capeto se reconcilia con la Iglesia rodeándose sistemáticamente de los principales obispos y se acerca a la aristocracia aliándose con los grandes príncipes territoriales (el duque de Normandía o el conde de Anjou), lo que refuerza su trono. Conocemos la historia del primer Capeto principalmente gracias al monje erudito Richer de Reims .

 

La Francia occidentalis se encuentra definitivamente separada del Imperio y el primer Capeto, como sus sucesores, pone toda su energía en crear una dinastía continua, consolidando su poder sobre sus dominios y asociando al trono a su hijo Roberto II el Piadoso el día de Navidad del año 987. [3] La corona fue, en efecto, transmitida a su hijo tras su muerte en 996. La casa de los capetos así fundada durará más de ocho siglos y dará origen a dinastías reales en España , Portugal y Brasil . [4

Archivo:Hugues capet.jpg

Cuando recibía su cargo ducal ( duque de los francos , dux francorum ) en 960, Hugo Capeto es menos poderoso que su padre (mapa 1). En efecto, es joven, políticamente inexperto y, sobre todo, está bajo la tutela de su tío Brunon de Colonia, cercano al poder otoniano. [47]

Frente a este debilitamiento, se produce un fuerte movimiento de independencia de sus vasallos entre el Sena y el Loira . El conde Thibaud de Blois , aunque antiguo vasallo de Hugo el Grande quien le confió la ciudad de Laon , se asegura una quasi-independencia proclamándose conde de Blois , haciendo fortificar sus principales ciudades y apoderándose de Chartres y de Châteaudun . [48]

Los diplomas reales de los años 960 muestran que las grandes familias aristocráticas no son ya únicamente fieles al duque de los francos, como en tiempos de Hugo el Grande, sino igualmente al rey Lotario. En efecto, se encuentran algunos de ellos en las armadas reales luchando contra el duque de Normandía por cuenta de Lotario. [49] En fin, parecía que Hugo tendía a perder su lugar como número dos del reino. Dos cartas del abad de Montierender ( 968 y 980 ) hacen referencia a Heriberto III de Vermandois , entonces conde de Château-Thierry , de Vitry y abad laico de Saint-Médard de Soissons , llevando el título de «conde de los francos» e incluso de «conde de palacio» en una carta de Lotario. [49]

[ editar ] El salvador de la realeza carolingia

Por su parte, Lotario también ha perdido poder debido al reforzamiento de la monarquía otoniana. Hace una triste figura participando en las asambleas de vasallos y parientes de Otón I en 965 . Sin embargo, a partir de la muerte del emperador en 973 , el rey quiso reanudar la política de su abuelo: recuperar la Lorena , «Cuna de los carolingios». [48] Durante el verano de 978 , por razones oscuras, decide pasar a la acción. El principal testigo de la época, Richer de Reims explica:

Como Otón poseía Bélgica (la Lorraine) y que Lotario buscaba apoderarse de ella, los dos reyes intentaron uno contra el otro maquinaciones muy pérfidas y golpes de de fuerza, ya que ambos pretendían que su padre la había poseído.
Richer de Reims, apr. 990. [50]

En agosto de 978 , acompañado por los grandes del reino (entre los que estaba Hugo que veía con buenos ojos una riña entre carolingios y otonianos [51] ), Lotario toma por sorpresa Aix-la-Chapelle , residencia de Oton II , y se permite el gesto simbólico de girar hacia el este el águila de bronce que decora la torre del palacio que después de haber sido girada hacia el este en los tiempos de Carlomagno amenazando así a los eslavos de Moravia, fue girada hacia el oeste por los otonianos, desafiando así Francia occidental. [52] Pero tuvo que retirarse rápidamente y refugiarse en Étampes con Hugo. Otón II emprende una ofensiva, enviando sus ejércitos hasta las puertas de París. Carlos de Lorena , hermano de Lotario, fue incluso coronado rey en Laon por el obispo de Metz , Thierry I . Pero, a las puertas de París, Hugo Capeto corta la ruta al emperador germánico que, viendo acercarse el invierno (era el 30 de noviembre) se ve obligado a huir. Las tropas de Lotario y de Hugo Capeto persiguieron a Otón cuya retaguardia, no pudiendo cruzar el Aisne , que estaba crecido, fue completamente diezmada en Soissons , «así murieron más por la ola que por la espada». [53] Esta victoria permite a Hugo Capeto recuperar su posición de primer aristócrata del reino Franco. [54

Hasta finales del siglo X, situado en territorio carolingio, Reims es la sede arzobispal más importante de Francia. Pretende ser el primado de los Galos y su título tiene el privilegio de consagrar a los reyes y de dirigir su cancillería. De este modo, el arzobispo de Reims era tradicionalmente favorable a la familia reinante y tenía, desde hacía tiempo, un papel central en la política real. Pero la ciudad episcopal estaba dirigida por Adalbéron de Reims , sobrino de Adalbéron de Metz (un prelado fiel a los Carolingios), elegido por el rey Lotario en 969 , pero que tenía enlaces familiares con los otonianos. [55] El arzobispo estaba asistido por una de las mentes más avanzadas de su tiempo, el écolâtre [56] y futuro papa Gerberto de Aurillac . Adalbéron y Gerberto trabajaron por el restablecimiento de un imperio único que dominase toda Europa. El rey Lotario, con 13 años, estaba de hecho bajo la tutela de su tío Otón I. Pero, al madurar, se afirmó y se independizó, lo que contradijo los proyectos imperiales de reunir toda Europa bajo una única corona. Desde entonces, el obispo abandonó a Lotario y apoyó a Hugo Capeto. [55]

Efectivamente, para que los Otonianos pudiesen hacer de Francia un Estado vasallo del imperio, era imperativamente necesario que el rey de los Francos no fuese de linaje carolingio y que fuese lo suficientemente poco poderoso para aceptar esta tutela. Hugo Capeto se convirtió para ellos en el candidato ideal, siendo además un apoyo activo de la reforma monástica de sus abadías mientras que los otros pretendían continuar distribuyendo cargos eclesiásticos y abaciales entre su clientela. Tal conducta sólo podía seducir a los de Reims, muy cercanos al movimiento cluniacense.

Gracias a la correspondencia de Gerberto, se han obtenido muchas informaciones sobre estos acontecimientos políticos:

El rey Lotario sólo es el primero en Francia por su título. Hugo lo es, no por el título, sino por sus hechos y gestas.
Gerberto de Aurillac, Correspondance , v. 985. [57]

Los de Reims también se disgustaron por el acercamiento entre el rey y Heriberto de Vermandois, el eterno enemigo de los Carolingios, el descendiente del traidor que había permitido el arresto de su abuelo Carlos el Simple en 923 . Abalbéron y Gerberto estaban cerca de la corte otoniana y acercarse a Hugo conllevaría finalmente que Francia renunciase a la Lorena. [46] Otton III tenía tres años cuando murió su padre: dos partidos lucharon entonces para asegurar la regencia, uno encabezado por Enrique II, duque de Baviera, llamado el pendienciero y Lotario (954–986), y el otro por las emperatrices Théophano , su madre, y Adelaida de Italia , su abuela, bando seguido por Gerberto y Adalbéron quienes apoyan a Hugo Capeto contra Lotario. [58

El fin del siglo X , rico en acontecimientos complejos, no ha sido aclarado por la Historia de Richer de Reims , que escribió después del 990 . Completa la cronología de Flodoardo , quien para en el 966 . Sin embargo, se sabe que su relato es de baja fiabilidad. Richer tiene el deseo de hacer bien, lo que le lleva en ocasiones a modificar la cronología y a vanagloriar a sus maestros de Reims: Adalbéron y Gerberto. [59] Son estas, por tanto, las bases epistemológicas sobre las que conocemos la caída de los Carolingios.

Apoyado por el obispo de Reims , Hugo es a partir de entonces el nuevo hombre fuerte del reino. En el 979 , mientras Lotario desea asegurar su sucesión asociando al trono a su hijo mayor, el duque de los Francos se encarga de la reunión de los principes regnorum , es decir, los grandes del reino. La ceremonia se desarrolla en Compiège en presencia del rey, de Arnoul (un hijo ilegítimo del rey Lotario) y de Adalbéron de Reims, bajo el beneplácito de Hugo. La asamblea elige a Luis V (hijo de Lotario), según el rito carolingio, y el arzobispo de Reims le consagra rey de los Francos. Richer, sin embargo, data el acontecimiento en el 981 . Se desconoce quiénes eran los grandes señores del reino presentes en la ceremonia. [54]

El año siguiente, Lotario, viendo crecer la empresa de Hugo, decide reconciliarse con Otón II : acepta renunciar definitivamente a la Lorena . [60] Pero Hugo, por oscuras razones, no desea que Lotario se reconcilie con el emperador alemán; se apresura entonces a tomar el castrum (la fortaleza) de Montreuil , para luego dirigirse a Roma . Ya allí, se encuentra con el emperador y con el papa, en compañía de sus fieles Bouchard de Vendôme y Arnoul de Orléans . [61] La tensión aumenta entre Lotario y Hugo. El rey de los Francos hace casar a su hijo Luis con Adelaida de Anjou que le aporta Auvernia y el condado de Tolosa , para así poder aprisionar los territorios robertinos por el sur ( 982 ). Es un fracaso. La pareja se separa dos años más tarde. [62]

Después de la muerte de Otón II ( 983 ) y aprovechando la juventud de Otón III , Lotario renuncia a su acercamiento a los Otonianos y, aliándose con el duque de Baviera, decide retomar la ofensiva en Lorena en marzo de 985 . Hugo se guarda muy mucho esta vez de estar en la expedición. [63]

Cuando el rey toma Verdun y hace prisionero a Godofredo (el hermano del arzobispo de Reims), Adalbéron de Gerbert piden ayuda al duque de los Francos. Pero la loca carrera de Lotario termina al fallecer en marzo de 986 . [64]

Elegido y consagrado rey de los Francos (987)

El fin de los Carolingios

La contradicción entre ciertos hechos reflejados por Richer no permiten comprender toda la acción política de Hugo en la víspera de su coronamiento. Por ejemplo, no se sabe por qué él no se opuso a asociar al trono a Luis, ni a su sucesión en 986 , mientras que fue a Roma para encontrarse con el emperador alemán en una intención hostil de Lotario. Preocupado por la toma de Verdun y la llamada de Adalbéron, parecería que el duque de los Francos habría juntado él mismo una armada. Puede que estuviese considerando la posibilidad de marchar contra Lotario y apoderarse del trono. [65]

En cualquier caso, el nuevo soberano Luis V, como lo habían hecho Luis IV y Lotario, declara que tomaría los consejos del duque de los Francos para su política. Sin embargo, incorpora los objetivos de su padre sobre la Lorena y se cree que habría deseado lanzar una ofensiva contra Reims y Laon a propóstio del hecho de su acercamiento con el Imperio. [66] No se sabe cuál es el papel de Hugo en ese momento, las fuentes son difusas. Aparentemente, el duque de los Francos habría frenado las aspiraciones exageradas del rey carolingio. De hecho, Luis convoca al arzobispo de Reims en su palacio de Compiègne para que responda por sus acciones. Pero, durante una partida de caza, el rey fallece al caerse de su caballo el 21 o el 22 de mayo de 987 en el bosque de Senlis . [67]

La expulsión de Carlos de Lorena

En mayo de 987 , los cronistas, principalmente Richer de Reims y Gerbert d'Aurillac, escriben que, en Senlis, «se extinguía la raza de los carolingios». El rey difunto es rápidamente enterrado en Saint-Corneille de Compiègne y no en Reims como él hubiera deseado. [68] Pero, incluso si Luis V muere sin hijos, queda un carolingio con posibilidades de acceder al trono. Se trata de Carlos de Lorena, hijo de Luis IV y hermano de Lotario. Esto no tiene nada de extraordinario: no es la primera vez que un carolingio compite con un robertino. [69] De hecho, en los tiempos del padre de Hugo Capeto, no se concebía la ruptura con los carolingios mientras existiesen, y el príncipe Luis era percibido como joven y puro. [70] Pero los tiempos han cambiado en el año 987 . Desde hace una decena de años, Hugo Capeto compite de manera abierta con el rey, parece haber sometido los grades vasallos, pero, sobre todo, su adversario Carlos de Lorena es acusado de todos los males posibles: ha querido usurpar la corona ( 978 ), se ha aliado a Otón II y después ha acusado de adulterio a la reina Emma de Italia, mujer de su hermano. [71]

Adalbéron de Reims convoca a los más altos señores de Francia en Senlis y les dice:

Nosotros no ignoramos que Carlos de Lorena tiene partisanos: ellos sostienen que tiene los derechos de la corona, transmitidos por sus padres. Pero sólo se debe llevar al trono a un hombre excepcional por la nobleza de sangre y la virtud del alma. Sin embargo, Carlos no obedece al honor, ha perdido la cabeza hasta el punto de ponerse al servicio de un rey extranjero Otón II y de haberse casado con una mujer de una clase inferior de la nobleza.
Richer de Reims, Histoire , IV, v. 990. [72]

De vuelta a Inglaterra , Abón de Fleury , maestro de Saint-Benoît-sur-Loire , establece una leyenda según la cual los últimos carolingios habrían sido malditos por el «Lobo». [73] En efecto, insistiendo en la santidad de la cabeza real consagrada, recuerda que el lobo había precitado a Luis IV y su descendencia, demasiado orgullosos y brutales, por contraposición al rey Edmundo, soberano ideal y pacífico. El clero extiende también la idea de que los carolingios habían sido como condenados por un juicio divino que por contagio se hacía hereditario (Luis IV, Luis V). Se trata por tanto de desterrar definitivamente esta dinastía del trono. [74] Adalbéron aboga una última vez en favor de Hugo:

El trono no se gana en absoluto por derecho hereditario, y sólo hemos de poner a la cabeza de un reino al que se distinga por sus cualidades. Considerad por tanto como jefe al duque Hugo, recomendable por sus acciones, por su nobleza y por sus tropas, en quien encontrareis un defensor, no solamente del interés público sino que también de los intereses privados.
Richer de Reims, Histoire , IV, v. 990. [75]

Cuestiones sobre la coronación de Hugo Capeto

Hugo hace recompensar inmediatamente a Adalbéron, y este último puede entonces convocar una nueva asamblea en Senlis (feudo de Hugo) y vuelve a Reims para excluir cualquier propuesta a favor de Carlos de Lorena. Así, Hugo es quien se va a convertir en el nuevo soberano. [68] Sin embargo, los historiadores especializados en este periodo afirman:

En 1989, para ser sinceros, no se sabe aún con total certeza cuándo, cómo y dónde tuvo lugar el coronamiento y consagración del primer Capeto. [76]

Pero, ¿qué sabemos exactamente? La cronología proporcionada por Richer de Reims es la que plantea problemas. El monje escribe que Hugo es coronado y consagrado el 1 de junio . Yves Sassier no imagina que se pudiese en aquella época coronar un nuevo soberano únicamente a diez días de la muerte del Carolingio. Parece más bien que Hugo hubiera sido aclamado rey por la asamblea de Senlis (quizás el 3 de junio ) y luego coronado y consagrado rey el 3 de julio en Noyon. [77]

El duque fue llevado al trono y reconocido rey por los galos, los bretones, los normandos, los aquitanos, los godos, los españoles (del condado de Barcelona) y los gascones.
Richer de Reims, Histoire , IV, v. 990. [75]

Pero las fuentes hacen referencia igualmente a una ceremonia en Reims, de ahí la idea de admitir dos ceremonias: una en Noyon (laica) y otra en Reims (religiosa). [78] Finalmente, ¿de qué estamos seguros? Hugo Capeto ha sido aclamado por la asamblea de Senlis (algunos días después de la muerte de Luis V), después ha sido coronado y consagrado, sea en Reims, sea en Noyon, entre mediados de junio y mediados de julio del año 987. La elección de Noyon es confusa: ¿por qué haber elegido otra ciudad además de Reims a pesar de que el nuevo soberano acababa de ser elegido bajo el apoyo de Adalbéron de Reims? ¿Se trata de una maniobra con el fin de contrarrestar al arzobispo de Reims como Hugo lo hará algunos meses más tarde haciendo consagrar a su hijo en Orleans ? [77] No se sabe nada del desarrollo de la consagración y del coronamiento de Hugo; sin embargo, es casi seguro que llevaba un manto de púrpura tejido de oro (y quizás bordado con temas religiosos), medias rojas, zapatos violetas, una corona arqueada con cuatro floretes y un cetro. [79]

Reinado

Roberto II el Piadoso, asociado a la corona

Una de las primeras preocupaciones del nuevo rey era asegurar que la dinastía se perpetuase. Trata de convencer a Adalbéron de consagrar a su hijo Roberto . Pero el arzobispo, muy próximo al poder otoniano que prefiere la alternancia de las grandes familias en el trono de Francia a que el poder de una dinastía sea capaz de competir con él, rechaza. Hugo, que acababa de recibir una carta de Borrell II , conde de Barcelona , pidiéndole que le apoya contra Almanzor quien acaba de hacer una redada en Barcelona , argumenta que necesita tener un sucesor en el caso de la expedición contra los sarracenos acabase mal. Adalbéron debe ceder y Roberto el Piadoso es consagrado, a la edad de quince años, el día de Navidad de 987 . [80]

Hugo Capeto sueña casarlo con una princesa bizantina, pero ese proyecto fracasa, Roberto debe casarse con la viuda de Arnulfo II de Flandes , e hija de Berengario II , rey de Italia, de la familia carolingia. [80] Su hija mayor Rozala de Italia tiene veinte años. No habiendo tenido hijos varones con su esposa por ser ella demasiado vieja, Roberto la repudia hacia 991 / 992 . [81]

Asociado a la corona, Roberto asiste a su padre en los asuntos militares (conquista de Laon 988–991). Por otra parte, su sólida instrucción adquirida de la mano de Gerberto de Aurillac en Reims , le permitió tratar cuestiones religiosas de las cuales es rápidamente el garante (dirigió el concilio de Verzy en 991 y el de Chelles en 994 ). Es casi seguro que, al contrario que su hijo, Hugo era iletrado y no hablaba el latín sino el romano (latín vulgar del norte). [82]

Captura de Carlos de Lorena

Durante su reinado, Hugo debió hacer frente a numerosos oponentes. En primer lugar, uno de sus grandes rivales: Carlos de Lorena. Este último reaparece en 988 cuando se apodera de la ciudad de Laon, uno de los últimos bastiones carolingios. Para hacerse respetar, el rey asedia por dos veces la ciudad sin resultado. [83] Preocupado por este fracaso, Hugo contactó con varios soberanos para obtener ayuda. En una carta redactada en julio de 988, por la pluma de Gerberto, el primer capeto no se contenta de informar a la emperatriz Théophano (regente de su hijo Otón III) de las acciones de Carlos de Lorena. De hecho, le propone un encuentro:

Preocupado por confirmar para siempre nuestra mutua amistad, hemos decidido que Adelaida, la compañera de nuestro trono, os visitará el 22 de agosto en el pueblo de Sternay y que cumpliremos a perpetuidad entre vuestro hijo y nosotros, sin fraude ni dolo, todas las decisiones buenas y justas que hubiesen tomado juntas.
Hugo Capeto a Teófano, 988. [84]

Ahora bien, estando en Meersburg (cerca del lago Constanza ) a lo largo del mes de agosto, parece que Teófano no se hubiera desplazado. Entonces Hugo trama un ardid.

Tras la muerte de Adalbéron de Reims ( 989 ), decide elegir como nuevo arzobispo al carolingio Arnoul (un hijo ilegítimo del rey Lotario) en vez de Gerberto. Se piensa que intentaba tranquilizar a los partidarios de los carolingios, pero la situación se vuelve contra el rey ya que Arnoul entrega Reims a Carlos. [83] Entonces se forman las alianzas; la guerra es abierta: Carlos se alió con el arzobispo de Reims y con Heriberto de Vermandois, y Hugo recibió el apoyo de Eudes de Blois a cambio de Dreux. En cuanto al papa, ambos adversarios solicitan su apoyo, mientras que la corte de Otón III se mantiene neutral, a pesar de las peticiones de Hugo. [85] La situación se desbloquea por la traición de Adalbéron de Laon , obispo de Laon, quien se apodera de Carlos y de Arnoul mientras dormían y los entrega al rey ( 991 ). Para lograr sus fines, Adalbéron se ha hecho recibir en Laon haciendo creer a Carlos y Arnould que quería reconciliarse con ellos para recuperar su obispado. Bien acogido en Laon, jura sobre el pan y el vino (el Domingo de ramos [86] 29 de marzo o el Jueves santo [87] 2 de abril de 991 ) de conservar su fe en Carlos, antes de abrir las puertas de la ciudad al enemigo durante la noche! [88] El último carolingio, es encarcelado en Orleans y muere en fecha desconocida. [83]

Esta traición, que se produce en pleno movimiento de la Paz de Dios (el concilio de Charroux data de 989), causa fuerte impresión en la mitad sur del reino: Adalbéron de Laon queda totalmente desacreditado en esas provincias y la imagen de Hugo Capeto queda empañada. [89] La guerra despiadada dirigida contra Carlos de Lorena por Laon y Reims (988–991), conocida por el relato de Richer de Reims y las cartas de Gerberto, han vuelto al rey hostil a los ojos de una parte de la Iglesia. La visión que nosotros tenemos de la política del Capeto es exclusivamente aquella de los religiosos, de ahí la distancia que debemos tomar con respecto al enjuiciamiento de Hugo Capeto. [90] Los intereses de unos y de otros a menudo puestos en juego por familias diferentes no son convergentes. Nacen rivalidades y los conflictos entre príncipes son revelados por sus aliados religiosos respectivos. Adémar de Chabannes nos da una visión casi «maniquea» del reino de Hugo Capeto. El mismo autor nos da a la vez un retrato negativo y positivo del soberano. Es él quien nos cuenta la historia de un desafío del conde Audebert respecto a Hugo y Roberto

Qui vos reges constituerunt? (¿Quién os ha hecho rey?). [91]

Durante mucho tiempo, se ha afirmado que los meridionales habían sistemáticamente rechazado al primer Capeto. Recientemente, algunos estudios han matizado esta idea. Parece que el rechazo fue más bien de orden político (la captura de Carlos de Lorena) más bien que dinástica. En efecto, se sabe que el duque de Aquitania rechaza someterse a su rey, «reprobando ese crimen de los francos [la captura de Carlos]» y el obispo de Laon es comparado a Judas el «traidor». [92] Finalmente, hacen la paz en la ribera del Loira. Esta observación es aún más explicita en al ciudad Limoges . Las actas afirman que, hasta el 988, se reconocía a Hugo e incluso la asociación al trono de Roberto ya que están fechadas refiriéndose a su reinado « regnante Ugo rege anno II et Rotberto filio suo anno primo » («firmado el segundo año del reinado del rey Hugo y el primero de su hijo Roberto»). Pero esto no dura, algunos meses más tarde, los archivos ya no están datados por su reinado: parece que el cambio sea debido al conocimiento de la historia de la captura de Carlos de Lorena y a la traición de Adalbéron de Laon. Una vez puestos al corriente, las ciudades meridionales habrían rechazado la legitimidad de Hugo y de Roberto. [93

Arnoul, que ha traicionado al rey por abrir las puertas de su arzobispado de Reims a su tío Carlos de Lorena, último posible pretendiente carolingio, es apoyado por la Santa Sede. Hugo lo hace juzgar en el concilio de Saint-Basle-de-Verzy (18 y 19 de junio de 991). La asamblea estaba compuesta por trece obispos (lo que era poco) y presidida por el arzobispo Seguin de Sens, poco favorable al rey. En revancha, los debates son dirigidos por el obispo Arnoul d'Orléans, cercano al rey. Responsable de la defensa, Abón de Fleury alega que el soberano no puede convocar un concilio y que sólo el papa es competente para juzgar el asunto. Arnoul d'Orléans le replica con una muy violenta requisitoria contra la Santa Sede. [95] Arnoul es destituido. Algunos días más tarde, Gerberto de Aurillac es nombrado arzobispo de Reims. El papa Juan XV no acepta este procedimiento y quiere convocar un nuevo concilio en Aix-la-Chapelle, pero los obispos de Francia rehusaron y

confirmaron su decisión en Chelles (invierno de 993–994). [96] Gerberto, apoyado por otros obispos, toma posición, por la independencia de las Iglesias con respecto a Roma (que es controlado por los emperadores germánicos). A fin de evitar una excomunión de los obispos que participaron en el concilio de Sainte-Basle, y por tanto un cisma, Gerberto prefiere ceder. Abandona el arzobispado y acude a Italia. Toda la habilidad política de Hugo Capeto consiste, desde el principio del asunto, en demandar el apoyo del emperador y del papa (que evidentemente no obtiene), y utilizar las divisiones de la Iglesia para meter en primera línea los obispos francos que emancipa a cambio de su apoyo. El uso de la vía conciliar es por tanto un medio hábil de oponerse a la influencia del emperador, sin entrar directamente en conflicto.

En paralelo, Abón de Fleury, que había defendido vigorosamente a Arnoul, escribe que, a partir del reino de Hugo Capeto, la teoría de la realeza creada por Hincmaro de Reims es retomada: el rey reina con los consejos de los eclesiásticos. Él y sus contemporáneos, por razones oscuras y totalmente opuestas a la opinión precedente, asignan a partir de ese momento un gran interés a la realeza. Abbon recuerda que es necesario ser fiel al rey y que cada uno de los grandes señores no es más que un depositario del servicio debido al rey. [97] Olvidada bajo los últimos Carolingios, la imagen del «rey ideal» hace su aparición: «El poder se sitúa siempre en la esfera elevada de lo público y se ejerce como oficio en vista del bien común», añade Abbon. Parece que, sobre este punto, Hugo, para restaurar su imagen a los ojos de los obispos (Por ejemplo construyendo edificios religiosos), haya debido legitimar sus acciones contra los Carolingios:

Si Luis, de santa memoria, hubiese dejado descendientes, estos le habrían legítimamente sucedido.
Hugo Capeto según Richer, 990. [98]

Abón quiere salvaguardar para el avenir la memoria capetiana aún frágil en las mentalidades del siglo XI. Bajo Hugo Capeto y aún con Roberto el Piadoso, el soberano estuvo ampliamente aconsejado y acompañado por los obispos siguiendo la tradición carolingia.

La insumisión de los grandes feudos

Los historiadores (principalmente Ferdinand Lot [99] o J.-F. Lemarignier) han escrito durante mucho tiempo que Hugo era un soberano muy débil durante el reinado en el que los señores feudales habían reemplazado a los príncipes familiares de palacio y que la Paz de Dios había sido decidida para contrarrestar un insuficiente brillo real. [90] Una vez más, los estudios recientes han matizado estas teorías demasiado negativas. En 987, los contemporáneos debieron tener dudas tanto temían el replanteamiento del orden carolingio. Algunos mostraron abiertamente su hostilidad (Carlos de Lorena, Eudes de Blois) y otros (sobre todo los eclesiásticos) prefirieron esperar. Hemos visto que había aún, bajo el reinado de Hugo, costumbres carolingias.

Se señala a menudo a los catalanes como los primeros que rechazaron la legitimidad de Hugo. Arrebatado a los musulmanes por los carolingios, el condado de Barcelona ha venerado durante mucho tiempo a estos últimos. Sin embargo, el primer capeto no visita las abadías meridionales, y por lo tanto estas últimas no le solicitan la confirmación de sus privilegios: hay más bien alejamiento que ruptura. [100] Además, Michel Zimmermann a mostrado que la ruptura entre la corona de Francia y Cataluña no es nueva: «Desde Carlos el Simple y los últimos carolingios, asistimos a una falta de diligencia de los soberanos para reclamar la prestación de fidelidad ante su incapacidad para dar protección como contrapartida». Los condes de Barcelona renuncian por tanto, desde 900 , a hacer el viaje para el homenaje real. Se comprende ahora porqué Cataluña rehusa la exigencia de Hugo en enero de 988. [101] Entre tanto, Barcelona fue asediada en 985 por Al-Mansur . El conde Borrell II llamó a su protector el rey de los Francos, pero Lotario murió a lo largo el año 986 y Luis V tuvo un reinado demasiado breve para preparar una expedición. Al día siguiente de la coronación de Hugo Capeto, Borrell renueva su llamamiento y Hugo promete su ayuda a cambio de un homenaje en Aquitania, en vano. [102]

En fin, Hugo debe hacer frente, durante todo su reinado, a la oposición de Eudes de Blois cuyas posesiones cercaban el dominio real. El conde de Blois se asegura de la toma de Melun, entonces dirigida por Bouchard de Vendôme , sobornando al castellano y a los milites (caballeros) del castillo. [103] Tras este golpe de mano, se forma una coalición entre el rey, el conde de Anjou y el duque de Normandía (991): Melun es retomada y Eudes vencido. Este último retoma las armas y toma Nantes , en seguida retomada por el conde de Anjou Fulco Nerra . Inquietos por el poder del angevino, Ricardo I de Normandía, Eudes de Blois y Balduino IV de Flandes se alían contra él (995–996). El conflicto sin fin es interrumpido por la muerte de Eudes en marzo de 996, luego por la de Hugo Capeto hacia finales de octubre del mismo año. [104]

El fin del reinado

Eudes de Blois muere en marzo de 996, deja una viuda de la que está prendado Roberto II el Piadoso . Hugo Capeto rechaza esta unión que le aportaría la Borgoña a su hijo, ya que Berta de Borgoña es su prima en tercer grado, y el matrimonio sería consanguíneo.

Durante el verano de 996, ya enfermo, Hugo habría acudido con su fiel Bouchard al monasterio de Souvigny donde reposa su amigo San Mayeul (muerto en 994 ). El rey puede que estuviese enfermo de viruela , Richer testimonia: «Hugo, que tenía todo el cuerpo cubierto de pústulas, fallece en su castillo de los Judíos». [105] «Los Judíos» es una aldea hoy desaparecida, cerca de Chartres, en el corazón de la Beauce . No está ya en guerra contra Eudes de Blois, muerto en marzo de 996, y tiene alrededor de 55 años cuando fallece durante las nuevas Calendas del año 996. [106] Desaparece «sin hacer ruido» tras haber superado sin gloria las dificultades que le crearon sus enemigos. El difunto rey es inmediatamente transportado a la Abadía de Saint-Denis donde es inhumado ante el altar de la Santa Trinidad junto a Eudes, un ilustre ancestro de la familia. [1

 

Hugo Capeto, como sus predecesores, se hace llamar «rex Francorum» (rey de los francos) y no «rey de Francia», lo que significa que se siente más bien soberano de un pueblo, los francos (los hombres libres), que de un territorio. Bien entendido, estos vínculos no descansan sobre una presencia física que haría conocer al rey en el conjunto del reino. Es incluso posible que el primer Capeto se desinterese progresivamente del sur del reino ya que las abadías no apelan a él para la confirmación de sus bienes. [42] Si bien es conocido al norte del Loira, esto es menos cierto en las regiones meridionales, como confirma el relato de Abón de Fleury de su viaje a Gascuña :

Heme aquí más poderoso en este país que el rey, ya que aquí nadie conoce su dominio.

En efecto, desde mediados del siglo X, los condados creados en tiempos de los Carolingios se fueron independizando progresivamente ante la debilidad del poder real. Los más poderosos de entre ellos se localizaban en los márgenes del reino (mapa 2):

  • El conde de Barcelona : se independizó desde 985.
  • El conde de Flandes : situado en el extremo norte del reino, estaba dirigido por Arnulfo II el Joven y después por Balduino IV el Barbudo . La familia condal, tradicionalmente cercana al poder carolingio, sostuvo la candidatura de Carlos de Lorena en 987.
  • El ducado de Normandía : situado al oeste de París, es un poderoso ducado administrado eficazmente por el duque Ricardo I quien realiza una política de reconstrucción religiosa. El duque es un ferviente opositor a los carolingios y aliado de los robertinos. Se casó con Emma, hermana de Hugo Capeto (960), y reconoce a este último como su señor (968) después su soberano. [109]
  • El conde de Anjou : rico y poderoso, el conde de Anjou Fulco Nerra es un apoyo fiel al rey capeto a quien apoyará durante todo el reinado.
  • Los condes de Blois , condes de Châteaudun , de Chartres y de Reims : Eudes I de Blois es el enemigo personal de Hugo Capeto. Hugo el Grande había confiado a la familia de Blois un castillo que se convirtió en independiente a lo largo del siglo X. Su aliado, Heriberto IV de Vermandois , posee Troyes , Meaux , Provins y Vitry , y es igualmente uno de los grandes enemigos del primer Capeto.
  • El duque de Bretaña : según los historiadores, o bien se había beneficiado de una amplia autonomía o bien era completamente independiente desde 851 por la atribución del título de rey a Erispoé por Carlos el Calvo tras una derrota humillante de este último. Este reino desaparece casi 50 años más tarde tras su conquista por los Normandos entre 913 y 917. Este territorio se convierte en ducado tras la toma de Nantes por Alano Barbetorte pero queda bajo la influencia de normanda, los duques de Bretaña rendían homenaje a los duques de Normandía. [110] [111] Su situación a finales del siglo X es poco conocida, a falta de fuentes suficientes, parece sin embargo que dos poderosos señores compartían ese territorio, el arzobispo de Dol y el conde de Rennes. Es la época de una lucha dinástica que se dio tras la muerte de Drogon , hijo del duque Alano Barbetorte , sin heredero (tenía 4 años). En 990 , se sabe que Conan I tomó el título de príncipe de Bretaña. El hecho de que la Bretaña no fuese parte de los pares de Francia, a pesar de su poder, tendería a demostrar, contrariamente a lo que intenta probar la historiografía francesa, que ese ducado no era parte del reino de Francia.
  • El ducado de Aquitania : es el más vasto de los principados territoriales (un cuarto del reino). Por su lengua, sus costumbres, su clima, todo opone la Aquitania al norte de Francia. El duque de Aquitania, Guillermo IV de Aquitania , se siente libre lejos de París. Sin embargo, su hermana Adelaida es la reina de los francos.
  • El ducado de Borgoña : es dirigido por el hermano del rey, Enrique el Grande a partir de 965 , tras la muerte de su otro hermano Oton. Es aliado de Hugo.

 

oberto II el Piadoso (en francés como Robert II le Pieux ) ( Orleans , 27 de marzo de 972 - Melun , 20 de julio de 1031 ), Rey de Francia de 996 a 1031 .

Segundo representante de la dinastía de los Capeto , fue hijo de Hugo Capeto ( 938 - 996 ) y Adelaida de Aquitania ( 952 - 1004 ).

En el año 987 , Hugo Capeto logró de la nobleza el reconocimiento de su hijo Roberto como sucesor, iniciándose de esta forma el reinado de sus sucesores en Francia, que duraría en forma directa hasta 1316 e indirecta, con interrupciones por las repúblicas e imperios napoleónicos, hasta 1848 . Ya en el trono, Roberto II obtuvo el reconocimiento de su hijo primogénito Hugo como sucesor suyo, pero la muerte de éste convirtió en Rey a Enrique .

Casado en segundas nupcias con su prima hermana Berta de Borgoña , sobrina del Duque Otón Guillermo de Borgoña , no tuvo descendencia. Por medio de este matrimonio obtuvo el Ducado de Borgoña y arrebató a la nobleza los condados de Dreux y Melun . Este matrimonio no era del agrado del Papa, a causa del cercano parentesco, y pidió a Roberto que lo anulara. Éste se negó y fue excomulgado, al igual que el obispo de Reims que había autorizado el casamiento. Se separó el matrimonio y, levantada la excomunión, Roberto casó con Constanza de Arles , hija del Marqués de Provenza , que pasó a la Historia por defender a ultranza los derechos de su hijo al trono. De este matrimonio nacieron:

Defensor de la Iglesia y protector de la cultura, fue precursor fundamental de la expansión

de la orden cluniaciense .

El piadoso Roberto hizo pocos amigos y muchos enemigos, incluyendo a sus propios hijos: Hugo, Enrique y Roberto, quienes se rebelaron contra su padre dando lugar a una guerra civil. Hugo moriría en plena revuelta en 1025. En la continuación del conflicto con Enrique y el joven Roberto, las tropas del Rey Roberto resultaron derrotadas y el rey se retiró a Beaugency, en las afueras de la capital, París. Roberto murió en plena contienda contra sus hijos el 20 de julio de 1031 en Melun . Fue enterrado junto con su esposa Constanza en la Basílica de Saint Denis .

Le sucedió su hijo Enrique, tanto en el trono de Francia como en Borgoña.

Cuando termina su reinado, Francia se encontrará en un proceso de importante evolución política.

Archivo:Robert II of France (coloured).jpg


Enrique I de Francia . ( Reims , 4 de mayo de 1008 - Orleans , 4 de agosto de 1060 ). Rey de Francia del 1031 hasta su muerte. Segundo hijo de Roberto II y de Constanza de Arles .

Asociado al trono por su padre a la muerte de su hermano mayor, Hugo , en 1025 .

A la muerte de Roberto II, disputó la corona de Francia con su hermano menor, Roberto el Viejo . Hechas las paces entre los hermanos ( 1032 ), Enrique le cedió el Ducado de Borgoña a Roberto.

Fue coronado en la Catedral de Reims como Rey el 14 de mayo de 1027 . Debido a la dificultad de gobernar a los señores feudales todavía demasiado conscientes de su poder y soberanía, este rey ha sido llamado en la historiografía como rey de París para evidenciar así que su poder se mostraba bastante mermado. [1]

Tutor de quien sería más tarde Guillermo el Conquistador , aunque con posterioridad se enfrentaría a él en dos batallas que perdería entre 1054 y 1058 por Normandía .

Casado en primeras nupcias con Matilde de Frisia y en segundas nupcias con la princesa rusa Ana de Kiev ( 1024 - 1075 ), hija del Gran Príncipe Yaroslav I el Sabio de Kiev , de la cual tuvo tres hijos y una hija:

Archivo:Henri I.jpg


Miembro de la dinastía de los Capetos , era hijo de Enrique I y de la princesa rusa Ana de Kiev ( 1024 - 1075 ). Fue coronado rey siendo un niño, actuando su madre de regente hasta el año 1066 .

Se casó en 1072 con Berta de Holanda , hija de Floris I , conde de Holanda ( 1055 - 1094 ) y de Gertrudis de Sajonia . Sus hijos fueron:

Felipe I repudió luego a su esposa y se unió en 1092 con Bertrada de Montfort . Por tal motivo, fue excomulgado en 1094 por el obispo de Lyon . El papa Urbano II confirmó la medida en el Concilio de Clermont en 1095 , levantándola a posterioridad, si el rey se separaba de Bertrada , cosa que Felipe I no cumplió. Con ella tuvo cuatro hijos:

Felipe I tuvo que reprimir revueltas provocadas por el hambre que se extendieron por buena parte del territorio bajo su control. En 1077 firmó la paz con Guillermo el Conquistador , duque de Normandía , y desde su exitosa invasión y conquista de 1066 , también rey de Inglaterra .

Durante el reinado de Felipe I , en 1095 , tuvo lugar la Primera Cruzada , que no apoyó personalmente a causa de su conflicto con el papa Urbano II .

Felipe I murió en el castillo de Melun el 29 de julio de 1108 y fue enterrado en el monasterio de Saint-Benoît-sur-Loire y no en Saint Denis con el resto de los monarcas capetos .

 

Felipe II de Francia , llamado Augusto , ( Gonesse , 21 de agosto de 1165Mantes-la-Jolie , 14 de julio de 1223 ) fue el séptimo rey de la Dinastía de los Capetos , hijo y heredero de Luis VII de Francia (llamado el Joven ), y de Adela de Champaña . Rey de Francia de 1180 a 1223 .

Felipe Augusto fue uno de los monarcas más admirados y estudiados de la Francia medieval no sólo en razón a su largo reinado, sino también por sus importantes victorias militares y, sobre todo, por el desarrollo de los proyectos llevados a cabo para asegurar el poder real y poner fin a la época feudal .

Archivo:Louis-Félix Amiel-Philippe II dit Philippe-Auguste Roi de France (1165-1223).jpg

El nacimiento de Felipe Augusto en 1165 fue acogido como un milagro por la familia real. Luis VII, esperó cerca de treinta años un heredero y fue su tercera esposa, Adela de Champaña la que, tardíamente, le dio el hijo tan esperado. Una espera que le valió a Felipe II el sobrenombre de Dieudonné (don de Dios).

Felipe II accedió al trono a los 14 años, en 1179. La ceremonia de la consagración , no obstante, tuvo que aplazarse: víctima de un accidente de caza, la vida del joven príncipe estaba en peligro. Tal gravedad fue motivo suficiente como para que, Luis VII se desplazase, pese a lo delicado de su salud, y tuviera que descansar sobre la tumba de Tomás Becket , el arzobispo de Canterbury muerto en 1170 . Felipe Augusto fue consagrado, finalmente, en Reims por su tío el arzobispo Guillermo de las Blancas Manos , el 1 de noviembre de 1179 . Luis VII, su padre, murió el 18 de septiembre de 1180 . Felipe Augusto, rey de Francia, tenía sólo quince años.

Consciente de la debilidad del poder real, Felipe Augusto supo ponerse, rápidamente, a la altura de las circunstancias. Su matrimonio con Isabel de Henao en 1180 le aportó, como dote, el Artois y, en junio de ese mismo año, tres meses antes de la muerte de su padre, firmó el tratado de Gisors con Enrique II de Inglaterra . Dos acontecimientos que vinieron a reforzar la posición del joven rey frente a las casas de Flandes y de Champaña .

Concerniente a sus dominios, una de las primeras decisiones que tomó Felipe Augusto fue la de expulsar, en abril de 1182 , a los judíos y confiscar todos sus bienes, una decisión que rompía con la protección acordada por Luis VII. El motivo oficial designaba a los judíos como responsables de diversas calamidades, pero el motivo real era el de reforzar, sobre todo, a las casas reales, una decisión sin duda temeraria al comienzo de su reinado. Estas medidas no duraron mucho: la interdicción del territorio (por entonces difícil de hacer respetar) terminó en 1198 , y la actitud conciliadora de Luis VII volvió a imponerse como norma.

[ editar ] Una cuestión de rivalidades

En 1181 , el conflicto con los barones dirigido por el conde de Flandes , ( Felipe de Alsacia ), se reavivó. Felipe Augusto consiguió paralizar las pretensiones de éste último rompiendo las alianzas con el duque de Brabante y el arzobispo de Cologne. En julio de 1185 el tratado de Boves confirmó al rey la posesión del Vermandois , de Artois y de Amiénois .

Los Plantagenet eran otra de las mayores preocupaciones de Felipe Augusto. Las posesiones de Enrique II de Inglaterra y duque de Anjou , comprendían Normandía , Vexin y Bretaña . Tras dos años de combates ( 1186 - 1188 ), la situación no terminaba de definirse. Felipe II intentó aprovecharse de la rivalidad existente entre los dos hijos del rey de Inglaterra : Ricardo Corazón de León con el que se había aliado, y Juan sin Tierra . Finalmente se negoció una paz de statu quo cuando el Papa Gregorio VIII llamó a las cruzadas tras la toma de Jerusalén por parte de Saladino en 1187 . La muerte de Enrique II en julio de 1189 cerró este episodio. La partida hacia Tierra Santa era motivo prioritario.

Archivo:Couronnement de Philippe Auguste.jpg

 

Felipe Augusto y Ricardo partieron juntos para la tercera cruzada que movilizó a la mayor parte de los barones de Francia. Felipe desde Génova y Ricardo desde Marsella , embarcaron cuando finalizaba el verano de 1190 , pero fueron sorprendidos por las tempestades invernales del Mediterráneo y tuvieron que detenerse, durante varios meses, en Mesina , Sicilia . Allí, la rivalidad latente entre ambos reyes se hizo patente con motivo de los proyectos matrimoniales de Ricardo que rompió su promesa de matrimonio con Alix (hermanastra de Felipe) para comprometerse con Berenguela de Navarra . Felipe Augusto abandonó Mesina en cuanto pudo, el 30 de marzo de 1191 .

Felipe Augusto llegó a Acre el 20 de abril de 1191 y participó en el asedio de la ciudad que se hallaba controlada por los musulmanes . Ricardo llegó en junio tras pasar por Chipre ; el refuerzo inglés fue bien recibido pero las querellas entre ambos reyes surgieron de inmediato. Para agravar la situación, ambos se vieron afectados por la alopecia : atacados por altísimas fiebres perdieron los cabellos y las uñas. Felipe Augusto, perdió también la visión de uno de sus ojos. A pesar de todo ello las operaciones militares avanzaron: los franceses consiguieron atravesar, por primera vez, los muros de Acre el 3 de julio , pero sin éxito alguno; después fracasaron también los ingleses. Debilitados, los asediados capitularon el 12 de julio de 1191.

La cruzada acababa de empezar, pero Felipe decidió abandonar. La muerte del conde de Flandes , el 1 de junio de 1191 tras del asedio, (que Felipe acababa de conocer), fue el motivo principal de su marcha ya que, la misma, reabrió el problema de la sucesión flamenca. En el camino de vuelta, Felipe se detuvo en Roma donde el Papa le autorizó a dejar la cruzada. El rey entró en París el 27 de diciembre de 1191.

La sucesión flamenca

Esta fue la primera preocupación de Felipe Augusto a su retorno de las cruzadas. La muerte del conde de Flandes sin descendencia alguna provocó la codicia de tres pretendientes: Balduino V de Henao , conde de Henao , Eleonor de Vermandois , condesa de Beaumont y la de Felipe Augusto.

Finalmente Balduino fue designado como heredero de la corona del condado de Flandes tras pagar 5000 marcos de plata. No obstante, Felipe Augusto, otorgó mediante un escrito de 1192 el Valois y Vermandois a Eleonora, territorios que deberían ser devueltos al rey cuando ésta muriera. El rey se quedó con Péronne y el Artois , en nombre de su hijo, el príncipe heredero Luis (futuro Luis VIII de Francia ), como heredero de la reina Isabel de Henao fallecida en 1190. Las posiciones reales del Norte quedaron, de esta manera, considerablemente reforzadas.

Archivo:Philippe II Auguste.jpg

Tras el fallecimiento de la reina Isabel de Henao, Felipe Augusto era consciente de que tenía que volver a casarse los más rápidamente posible. La sucesión dinástica no estaba realmente asegurada: su único hijo Luis apenas tenía cuatro años y ya había sufrido una grave enfermedad. La elección como esposa de Isambur de Dinamarca es un misterio. Hermana del rey Knut VI , de dieciocho años, no era más que una de las muchas y posibles esposas para Felipe Augusto. Se firmó el acuerdo matrimonial al que Isambur aportó una dote de 10.000 marcos de plata y la princesa se dirigió a Francia. Felipe e Isambur se encontraron en Amiens el 14 de agosto de 1193 y se casaron ese mismo día. Al día siguiente, Felipe Augusto aplazó la coronación de la reina y la recluyó en el monasterio de Saint-Maur-des-Fossés . Felipe Augusto declaró que quería que su matrimonio fuera anulado.

Las razones para esta precipitada separación, a la que siguieron siete años de reclusión de Isambur y, por parte de Felipe Augusto, la negativa más absoluta de reconocerla como reina, son desconocidas y dieron lugar a toda clase de especulaciones posibles tanto por parte de sus contemporáneos como por los historiadores. Para defender su postura y la anulación de su matrimonio, Felipe Augusto adujo una posible consanguinidad prohibida por la Iglesia . Una asamblea de obispos y de barones dio su consentimiento y aprobación para la nulidad y el rey se casó con Inés de Méran , joven bávara, en junio de 1196 .

Pero el nuevo Papa Inocencio III , elegido en 1198 no estuvo de acuerdo con esa resolución. Deseando afirmar su autoridad, ordenó a Felipe Augusto que se separese de Inés y se juntase con Isambur otorgándole su lugar como reina. Como quiera que Felipe Augusto, desobedeció dicha orden, la excomunión fue pronunciada sobre todo el reino de Francia el 13 de enero de 1200 . Felipe Augusto dejó la causa en suspenso, e Isambur continuó en cautiverio trasladada a la torre de Étampes . Finalmente, el rey, organizó una ceremonia de reconciliación y la excomunión fue levantada. Pese a todo, la ceremonia no devolvió a Isambur a su lugar como reina, y el proceso de anulación matrimonial siguió su curso, Felipe Augusto era, en esos momentos, bígamo. El concilio de Soissons que se celebró en marzo de 1201 se concluyó sin dar solución al problema de Felipe Augusto, que abrevió los debates renunciando a la anulación de su matrimonio. En julio de 1201 , Inés de Méran murió en Poissy al dar a luz a un segundo heredero: Felipe (que nació después de una hija, María, nacida en 1198 y que fue reconocida como tal por el Papa en noviembre de 1201). La crisis se dio por terminada, de momento, y la sucesión dinástica quedó asegurada.

Felipe Augusto retomó el proceso de anulación matrimonial en 1205 aduciendo, esta vez, la no consumación del mismo. Intentó forzar los acontecimientos pretendiendo casarse una tercera vez y constatando, definitivamente, que todos sus proyectos resultaban inútiles. El rey terminó por romper, abruptamente, las negociaciones para la anulación en 1212 (como en 1201) y, resignado, aceptó que Isambur ocupara su lugar como reina de Francia, aunque jamás tuvo con ella relaciones conyugales.

La lucha contra Ricardo Corazón de León

Ricardo Corazón de León continuó la cruzada tras la marcha de Felipe Augusto; conquistó los principales puertos palestinos llegando hasta Jaffa , y restableció el reino latino de Jerusalén, aunque la ciudad, propiamente dicha, no pudo ocuparla. Negoció, por último, una tregua de cinco años con Saladino y reembarcó en el mes de octubre de 1192 . Las tempestades invernales volvieron a sorprenderle y tuvo que refugiarse en Corfú donde fue capturado por el duque de Austria Leopoldo, que le puso en manos de su enemigo, el emperador alemán Enrique VI .

Felipe Augusto aprovechó la ocasión para negociar con Juan sin Tierra, el hermano menor de Ricardo que no creía que éste regresara. Esperando recuperar la corona inglesa gracias al apoyo de Felipe Augusto, le rindió vasallaje en 1193 . Después, tras el ataque de Felipe Augusto a las posesiones de los Plantagenet, Juan sin Tierra cedió al rey de Francia el Este de Normandía (salvo Ruán ), Vaudreuil , Vernuil y Évreux por medio de un acuerdo firmado en enero de 1194 .

Ricardo fue finalmente liberado en 1194 y su respuesta fue inmediata. Obligó a Felipe Augusto a renunciar a la parte esencial de sus recientes conquistas por medio de un primer tratado llevado a cabo en enero de 1196 . Las luchas entre ellos volvieron a reiniciarse y Ricardo invadió Vexin ( 1197 - 1198 ). Los dos reyes buscaban apoyos, mientras que, Inocencio III, que trataba de poner en pie una nueva cruzada, les obligó a negociar. La situación se arregló de manera súbita: durante el asedio al castillo de Châlus ( Lemosín ), en 1199 , Ricardo fue alcanzado por una flecha muriendo pocos días después, el 6 de abril cuando contaba cuarenta y un años.

  Las grandes conquistas ( 1199 - 1214 )

Las victorias frente a Juan sin Tierra

La sucesión de Ricardo Corazón de León no resultó fácil: Juan sin Tierra tenía frente a sí a Arturo I de Bretaña (diecinueve años), hijo de su hermano mayor Godofredo II de Bretaña , muerto en 1186 , un serio pretendiente al trono. Felipe Augusto aprovechó la rivalidad existente entre ambos y, de la misma manera que se había aliado con Juan contra su hermano Ricardo, se alió, esta vez, con Arturo contra Juan. Felipe Augusto recibió el vasallaje del conde de Bretaña en la primavera de 1199 . Esto le permitió negociar, en posición superior, con Juan sin Tierra el tratado de Goulet firmado en mayo de 1200 que resultó favorable para Felipe Augusto. Este tratado selló, asimismo, el matrimonio entre Luis VIII de Francia y Blanca de Castilla , sobrina de Juan.

Sin embargo las hostilidades no cesaron y se concentraron en Aquitania . Felipe se alió, por una parte, con Arturo y, por otra, llamó a Juan, su vasallo según el tratado de Goulet, para intervenir en sus acciones en Aquitania y Tours. Juan, naturalmente, no se presentó y la corte de Francia decretó la confiscación de todos sus feudos.

La siguiente batalla se desarrolló en el terreno militar. En la primavera de 1202 , el rey emprendió el asalto de Normandía, mientras que Arturo atacaba Poitou . Pero el joven conde fue sorprendido por Juan durante el asedio de Mirebeau donde fue hecho prisionero junto con sus tropas. Arturo de Bretaña desapareció durante los meses siguientes y, probablemente, fue asesinado a principios de 1203 . Felipe Augusto aseguró su apoyo a los vasallos de Arturo y volvió a atacar a Normadía durante la primavera de 1203. Desmanteló la defensa de los castillos normandos, conquistó Le Vaudreuil y puso sitio al Castillo-Gaillard en septiembre de 1203. Por su parte, Juan cometió el terrible error de abandonar Normandía para regresar a Inglaterra en diciembre de 1203. El Castillo-Gaillard fue tomado el 6 de diciembre de 1204 .

Felipe Augusto pudo invadir, entonces, al mismo tiempo Normadía: Falaise , Caen , Bayeux y, por último Ruán que capituló el 24 de junio de 1204, al darse cuenta de que no llegaba la ayuda de las tropas de Juan. Verneuil y Arques cayeron inmediatamente después afirmando el éxito de Felipe Augusto que acababa de conquistar toda la Normandía en dos años de campaña. Felipe se dirigió entonces hacia el valle del Loira y tomó, en primer lugar, Poitiers en agosto de 1204, y en 1205 conquistó Loches y Chinon . Finalmente, Juan y Felipe, concertaron una tregua en Thouars que se hizo efectiva el 13 de octubre de 1206 .

La consolidación de las conquistas

Durante todo el período comprendido entre 1206 y 1212 , Felipe Augusto se dedicó a consolidar sus conquistas territoriales. El dominio capetiano fue bien aceptado en Champaña , Bretaña y Auvernia , pero los condados Boulogne y Flandes plantearon más problemas.

Renaud de Dammartín , conde de Boulogne, constituía su primer punto de preocupación. Pese a las atenciones de Felipe Augusto, que en 1210 casó a su hijo Felipe de Hurepel con Matilde , hija de Renaud. Éste último negoció con el bando enemigo, y las sospechas de Felipe Augusto aumentaron cuando el conde empezó la fortificación de Mortain , en la Normandía occidental. En 1211 , Felipe Augusto pasó a la ofensiva y tomó Mortain y Dammartín . Reanaud de Dammartín huyó y se refugió en el condado de Bar , con lo que dejó de representar un problema inmediato.

En Flandes se inició un período de incertidumbre: en el verano de 1202, Balduino, conde de Flandes y de Henao se incorporó a la cuarta cruzada , participó en la toma de Constantinopla y fue nombrado emperador del nuevo imperio latino que se había fundado en mayo de 1204 . En 1205 fue hecho prisionero por los búlgaros y, poco después, fue asesinado. Felipe , hermano de Balduino y conde de Namur , asumió la regencia de Flandes y juró fidelidad a Felipe Augusto pese a la oposición de sus consejeros. El rey, a fin de estabilizar el condado, casó a la única heredera de Balduino, su hija Juana con Fernando de Flandes en 1211 . Felipe Augusto creyó que, de esta manera, podría contar con el vasallaje de Flandes.

El problema germánico fue otra de sus mayores preocupaciones. Tras la muerte de Hohenstaufen , Enrique VI sucedida en 1197 , el Papa Inocencio III tenía que designar al nuevo emperador. Había dos candidatos para el cargo: por una parte, Otón de Brunswick , avalado por su tío Juan sin Tierra y favorito de Inocencio III y, por otra, Felipe de Suabia , hermano de Enrique VI, avalado por Felipe Augusto y coronado rey de los Romanos en 1205 . Felipe de Suabia fue asesinado en junio de 1208 y, sin rival, Otón fue coronado emperador en octubre de 1209 . Inocencio III se arrepintió enseguida de esta elección pues el nuevo emperador puso rápidamente de manifiesto sus ambiciones italianas. Otón fue excomulgado en 1210 y Felipe Augusto negoció con el rey de Sicilia, Federico de Hohenstaufen , el hijo de Enrique VI, que había sido coronado rey de los Romanos en Maguncia en 1212, una alianza con la que, Felipe Augusto, esperaba poder hacer frente a las ambiciones de Otón.

La increíble reacción de Felipe Augusto indujo a sus rivales a unirse. La coalición se concretó en 1212: se unieron a la misma, Juan sin Tierra, Otón y Reanaud de Dammartín que fue el verdadero artesano de la coalición. Éste, que no tenía nada que perder, se dirigió a Fráncfort buscando el apoyo de Otón, después se fue a Inglaterra donde rindió homenaje a Juan, que le restableció, oficialmente, en sus posesiones inglesas. Las hostilidades entre Felipe Augusto y Juan sin Tierra se reanudaron inmediatamente.

Al mismo tiempo, las primeras operaciones de la Cruzada albigense , dirigida por los barones, enfrentaron al conde de Toulouse y a los cruzados. Felipe Augusto, concentrado en el peligro inglés, aplazó la resolución de este problema. Felipe Augusto reunió a sus barones en Soissons el 8 de abril de 1213 y dejó a cargo de su hijo, el príncipe heredero Luis el León , la expedición contra Inglaterra. Felipe Augusto obtuvo el apoyo de todos sus vasallos, salvo el de Fernando, conde de Flandes, al que él mismo había designado como tal dos años antes. Felipe Augusto recabó entonces nuevos apoyos, especialmente en el entorno de Enrique de Brabante. Tras un período de incertidumbre, Inocencio III decidió apoyar a Juan sin Tierra, un apoyo moral pero, sin duda, no desdeñable. Los preparativos para la batalla fueron lentos: el proyecto inicial de Felipe Augusto que deseaba invadir Inglaterra quedó, literalmente, abortado, cuando su flota fue asaltada, en mayo de 1213 , por la coalición enemiga en Damme . Durante los meses siguientes, Felipe Augusto y Luis VIII se abalanzaron contra los condados de Boloña y de Flandes. Las ciudades fueron rápidamente asoladas.

En febrero de 1214, Juan sin Tierra desembarcó en el continente, en La Rochelle , con la intención de sorprender a Felipe Augusto. Una estrategia que, en principio, tuvo éxito, dado que Juan consiguió adeptos entre los barones de Limousin y Poitou . En mayo de 1214, se dirigió al valle del Loira y tomó Angers . Felipe Augusto, inmerso en el conflicto de Flandes, confió a su hijo Luis el ataque contra Juan. El joven príncipe heredero se dirigió, inmediatamente, a la fortaleza de la Roche-aux-Moines . Juan sin Tierra, fue presa del pánico: la ayuda de los poitevinos era muy dudosa y Luis se acercaba acompañado por
800 caballeros. El rey de Inglaterra huyó el 2 de julio y la derrota inglesa fue absoluta. Pero la coalición no había perdido todavía: en el Norte debía dirimirse todo.

El enfrentamiento final entre las armadas de Felipe Augusto y las de la coalición, dirigidas por Otón, era inevitable. El 27 de julio de 1214, la armada de Felipe Augusto, perseguida por la coalición, llegó a Bouvines con el fin de atravesar el puente del río Marque . En domingo, la prohibición de combatir era obligatoria para todos los cristianos, pero Otón decidió pasar a la ofensiva y sorprender al enemigo cuando se dispusiera a atravesar el puente. La armada de Felipe Augusto se vio sorprendida por detrás, pero se organizó rápidamente respondiendo a las tropas enemigas antes de enzarzarse en el puente, luchando contra la coalición. El flanco derecho francés se enfrentó a los caballeros flamencos dirigidos por Fernando. En el centro, Felipe Augusto y Otón se encontraron cara a cara. En medio de la pelea entre los caballeros, Felipe Augusto fue descabalgado, sus caballeros le protegieron, le ofrecieron un caballo fresco, y el rey reemprendió el asalto consiguiendo que Otón emprendiera la retirada. Por último, en el flanco izquierdo, los partidarios de Felipe Augusto se enfrentaban a Reanud de Dammartín que fue capturado tras ofrecer una prolongada resistencia. La suerte acudió en ayuda de Felipe Augusto, pese a la inferioridad de sus tropas (1.300 caballeros y 4.000/6.000 soldados a pie, contra 1.300/1.500 caballeros y 7.500 soldados a pie de la coalición). La victoria fue total: el emperador huyó, y los hombres de Felipe Augusto hicieron 130 prisioneros, entre los que se encontraban cinco condes, especialmente dos de ellos que fueron los que deshonraron el tratado: Reanaud de Dammartín, y Fernando el conde de Flandes.

La coalición se disolvió tras la derrota. El 18 de septiembre de 1214, en Chinon , Felipe Augusto firmó una tregua de statu quo , por cinco años, con Juan sin Tierra que, no obstante, continuó acosando, en el Sur, los dominios de Felipe Augusto. El rey inglés regresó a Inglaterra en 1214. Después del tratado de Chinon , Juan sin Tierra abandonó todas sus posesiones del norte del Loira: Berry y Turena que junto con el Maine y Anjou fueron devueltos al dominio real, abarcando, así, un tercio de Francia, que, singularmente ampliado, quedó libre de cualquier amenaza.

Después de la victoria ( 1214 - 1223 )

La expedición inglesa del príncipe heredero de Francia Luis el León

La victoria sobre el continente fue absoluta, pero las ambiciones reales no terminaron ahí, Felipe Augusto deseaba ir más lejos en su lucha contra Juan de Inglaterra. Hizo valer el hecho de que Juan tenía que ser privado del trono apelando a la traición hecha a Ricardo en 1194, así como a la muerte de su sobrino Arturo ; e hizo valer una interpretación, realmente dudosa, de la genealogía de su esposa Blanca de Castilla. Luis el León dirigió una expedición contra Inglaterra. El desembarco tuvo lugar en mayo de 1216 y Luis, al frente de una numerosa tropa (1.200 caballeros, además de muchos rebeldes ingleses) conquistó el reino inglés, y se instaló en Londres . Sólo Windsor , Lincoln y Dover ofrecieron resistencia. Pero, pese a la cálida acogida ofrecida al futuro Luis VIII de Francia por parte de la mayoría de los obispos ingleses, el apoyo del Papa a Juan sin Tierra continuó siendo eficaz y Luis fue excomulgado. Juan murió, súbitamente, de una grave indigestión el 19 de octubre de 1216. Los viejos aliados de Juan hicieron coronar entonces, a toda prisa, a Enrique III de Inglaterra cuando sólo contaba nueve años. Inocencio III acababa de morir también, pero su sucesor Honorio III continuó defendiendo a los legalistas. De inmediato, los obispos retiraron su apoyo a Luis y los rebeldes se apaciguaron. El príncipe fue a Francia en busca de ayuda a principios del 1217 y regresó a Inglaterra. Esta vez fue derrotado. Luis aceptó negociar la paz en junio, negociación que concluyó en septiembre de 1217 y su excomunión fue levantada.

La actitud de Felipe Augusto frente a esta expedición fue un tanto ambigua ; en todo caso el rey no la apoyó oficialmente, pero es fácil imaginar que diera su consentimiento para la misma, por lo menos a título privado.

La cruzada albigense

Desencadenada en 1208, la cruzada contra los heréticos albigenses volvió a enfrentar a Simón IV de Montfort , que dirigía la cruzada compuesta por los barones del Norte, y a Ramón VI de Tolosa conde de Tolosa, que apoyaba, secretamente, a los heréticos. Al mismo tiempo, Pedro II de Aragón que tenía puestas sus miras en la región, apoyó al conde de Toulouse antes de fuera vencido y asesinado por Simón de Montfort en Muret , en 1213 .

Después de la Batalla de la Roche-aux-Moines , Luis el León partió, por primera vez, hacia el sur de Francia en abril de 1215 y ayudó a Simón de Montfort a consolidar sus posiciones. Éste último, y de acuerdo con el Papa Honorio III y Felipe Augusto fue nombrado conde de Toulouse. Pero la ciudad de Toulouse resistió el asedio que se prolongó durante largo tiempo y Simón murió en abril de 1218 . El Papa nombró a su hijo Amaury III de Montfort como sucesor y encargó a Felipe Augusto una nueva expedición. Luis el León partió en mayo de 1219 , y se reunió con Amaury en el asedio de Marmande donde sus habitantes fueron masacrados. Tras cuarenta días de hostilidades Luis regresó sin haber conseguido entrar en Toulouse. Una nueva expedicón fue enviada por Felipe Augusto en 1221 , dirigida, esta vez, por el obispo de Bourges y el conde de la Marche que no obtuvieron éxito alguno.

Ciertamente la envergadura de estas expediciones fue muy pobre. El empeño de Felipe Augusto por someter el Midi y poner fin a la herejía albigense, parece un tanto discutible. Fue necesario esperar el reinado de sus sucesores para dar por terminado el problema albigense.

Por último, la paz

Después de Bouvines, las operaciones militares se llevaron a cabo en Inglaterra o en el Midi. Todo el norte del Loira permanecía en paz gracias a la tregua firmada en Chinon en 1215, en principio por cinco años y prolongada en 1220 con la garantía del futuro Luis VIII, una asociación que significó el principio de la transición de Felipe Augusto a su hijo y heredero.

Si bien las conquistas por medio de las armas cesaron, Felipe Augusto fue incrementado su poder aprovechándose de las sucesiones problemáticas como, por ejemplo, el caso de Champaña con la sucesión de Teobaldo I de Navarra , que le permitió hacerse con su feudo. En algunos de estos casos el rey pudo, asimismo, recuperar distintas tierras, como : Issoudun , Bully , Clermont-en-Beauvaisis e incluso Poitiers .

La prosperidad del reino, cuando finalizaba el reinado de Felipe Augusto, era incuestionable. Se estima el excedente anual del Tesoro en 25.210 libras en noviembre de 1212. En esta misma fecha, el Tesoro real ascendía a 157.036 libras, es decir, más del 80 % de la renta anual ordinaria global de la monarquía. El testamento de Felipe Augusto, redactado en septiembre de 1222, confirma estas cifras, dado que la suma de sus legados se elevaba a 790.000 libras. Este testamento fue redactado cuando el estado de salud de Felipe Augusto presagiaba su fallecimiento que se produciría diez meses más tarde.

Cuando Felipe Augusto se encontraba en Pacy decidió asistir, en contra de la opinión de los médicos, a la reunión eclesiástica que se organizó en París con motivo de la preparación de las nuevas cruzadas. No pudo soportar la fatiga del viaje y murió el 14 de julio de 1223 en Mantes . Su cuerpo fue llevado a París y los funerales fueron organizados de inmediato, en Saint Denis, celebrándose en presencia de todos los grandes del reino. Fue la primera vez en la que se enterró a un rey de Francia revestido con todas sus regalías y con un rito solemne inspirado en los ritos de los reyes de Inglaterra.

Archivo:Bataille de Bouvines gagnee par Philippe Auguste.jpg

A su muerte, Felipe Augusto, dejó a su hijo y sucesor Luis VIII , un territorio considerablemente engrandecido.

El contraste entre el advenimiento de Felipe Augusto, bajo una tutela de los barones, con un dominio que le convertía en rey de la Isla de Francia más que de la propia Francia y el final de su reinado, con un dominio engrandecido al cual había que sumar los numerosos territorios sometidos por medio del vasallaje de sus señores, no podía ser más evidente. El rival inglés estaba desterrado en una apartada Guyena , lejos, muy lejos de París.

Estas conquistas territoriales hicieron de Felipe Augusto un rey organizado, en cuyo cometido prosiguió su hijo Luis VIII. Sólo después de la Guerra de los Cien Años , pudo hacerse un recuento efectivo de las posesiones reales francesas. Establecer estas conquistas pasa, no obstante, por otros baremos, diferentes a las simples victorias militares o diplomáticas.

El gran éxito de Felipe Augusto reside en el hecho de que: al mismo tiempo que agrandaba el territorio procuraba reafirmar el poder real en estas nuevas tierras, condición indispensable de la perennidad de estas nuevas posesiones. Este objetivo se obtenía, en principio, con una nueva política de fortificaciones y castillos : Felipe Augusto hizo elaborar su inventario y, a su costa, se hicieron las construcciones en los dominios y feudos.

Las antiguas empalizadas desaparecieron y fueron reesplazadas por torreones de piedra que Felipe quería poligonales o cilíndricos, a fin de que ofrecieran una mayor resistencia a las armas de asedio , así como para evitar los ángulos muertos de la defensa. Se construyeron gran cantidad de torreones. Casi a finales de su reinado los torreones evolucionaron y se construyeron de forma cuadrangular de contornos redondeados en cada esquina. El Louvre es uno de sus mejores ejemplos. Pero eso no fue todo, la estabilización de las conquistas pasó, también, por nuevas formas de administración de los territorios.

La revolución administrativa: bailíos , prebostes y senescales

Para huir de la espiral de la parcelación, consecuencia del sistema feudal, Felipe Augusto emprendió, rápidamente, la organización de una nueva estructura administrativa que le permitía ejercer su poder, de forma directa, sobre el territorio. Felipe Augusto organizó este sistema antes de su marcha a las cruzadas, por medio de una ordenanza-testamento de 1190 , a fin de regular, durante su ausencia, la organización concerniente al poder. El rey creó, entonces, los bailíos , antigua creación de origen anglo-normanda cuyo cometido, en los territorios franceses, no quedó claramente definido. Felipe Augusto, se basó, para ello, en las reformas administrativas de Enrique II de Inglaterra llevadas a cabo en 1176 .

Esta reforma se terminó alrededor de 1200 , cuando ya el nombre de bailliaje se utilizó, si no oficialmente, sí de manera corriente en los actos reales. Elegidos por el rey, eran una docena de personas que recorrían el dominio en cuestión a fin de impartir justicia e iniciarse una contabilidad del reino, un dominio que alcanzó unos progresos decisivos en la segunda mitad del reinado. A diferencia del sistema feudal, los bailíos no tenían un lugar geográfico preciso (esto evolucionó después de Felipe Augusto). Su cometido no estaba ligado a la posesión de tierras, no tenían ningún poder propio, sólo eran los representantes del rey. Eran pagados, directamente, por el rey, y estaban sometidos a un control severísimo, con la obligación de rendir cuentas tres veces al año. John Baldwin señaló que el nivel salarial de los bailíos era de unos 10 sueldos a una libra, lo mismo, por ejemplo, que cobraban los caballeros mercernarios (10 sueldos). Un índice importante, tanto de su estatuto como del precio de su fidelidad.

A los bailíos les ayudaban los prebostes , otra antigua institución cuyo cometido es impreciso. Éstos, a diferencia de los bailíos, sí tenían un territorio asignado y preciso, en los que juzgaban los asuntos corrientes (los bailíos juzgaban, especialmente, por apelación ) y llevaban las cuentas locales.

En algunos de los territorios conquistados durante su reinado (Anjou, Maine, Poitou, Saintonge), Felipe Augusto confió las funciones administrativas a los senescales . Este cargo, en principio hereditario, a partir de 1119 ya no fue transmisible. A diferencia del bailío, el senescal era un barón local: el riesgo de que éste tuviera un poder importante en la localidad, era considerable e incluso peligroso para el rey, podía ocurrir lo mismo que con el sistema feudal. Razón por la cual, este sistema era frecuentemente suprimido (especialmente en Normandía desde su anexión) y reemplazado por las bailías.

El nacimiento de una ideología real

Gracias a la victoria alcanzada en Bouvines, Felipe Augusto acabó su reinado en medio de un importante fervor popular. En este contexto la ideología real progresó, quizá la señal más explícita de un Estado bajo el reinado de Felipe Augusto.

Se ha especulado con la utilización creciente que se hizo del término Francia en los textos contemporáneos y, sobre todo, de la fórmula rex Francia en un acto diplomático de 1204 . Pero será preciso esperar hasta la llegada de San Luis para ver el título oficial de rex Francorum (rey de los francos) convertido en rex Franciae (rey de Francia): con Felipe Augusto, el rey continuó utilizando rex Francorum , en todos los actos que llevaban su sello . Otros progresos ideológicos son más evidentes.

A finales del reinado de Felipe Augusto, se inició una verdadera tentativa de propaganda real a través de las crónicas oficiales. Ya, a partir de 1118 , Rigord , monje de Saint-Denis , redactó una crónica en latín , siguiendo la tradición de Suger , que ofreció a Felipe Augusto en 1196 . La Gesta Philippi Augusti fue completándose hasta el 1208 . Esta obra no fue un encargo oficial del rey, pero es, sin embargo, una crónica cuasi-oficial, puesta al servicio de la mayor gloria de Felipe Augusto (exceptuando algunas críticas concernientes a su problema matrimonial). Es, por tanto, Rigord el primero que dio a Felipe Augusto el sobrenombre de Augustus , haciendo referencia al mes en que nació y a sus primeras conquistas, elevado, por el autor, al rango de los emperadores romanos.

Felipe Augusto encargó, seguidamente, una nueva crónica en la que se debería expurgar la crónica de Rigord quitando, de la misma, los pasajes críticos y continuarla. Guillaume le Breton , clérigo y cercano a Felipe Augusto, fue el encargado de realizarla. De inmediato se puso a redactar un verdadero monumento a la gloria del rey, que partía de 1214 : una crónica en verso, la Philippide , con un estilo épico, por aquel entonces muy de moda, (especialmente después del Alexandreis de Gautier de Châtillon , epopeya escrita para la mayor gloria de Alejandro ). A la misma le siguieron numerosas versiones de la Philippide , la última fue terminada en 1224 , un año después de la muerte del rey. En esta obra única, Felipe Augusto es presentado, en ocasiones, con un héroe, el vencedor de Bouvines y es celebrada su majestad. La evolución seguida al final de su reinado es importante, aunque las dos crónicas oficiales sean los testimonios aislados dentro del conjunto de la producción literaria del reino de Felipe Augusto.

La crónica de Rigord y la continuación de la misma hecha por Guillaume le Breton, fueron traducidas por Primat para las Grandes Chroniques de France . Por medio de esta obra, más que por la de Philippe , Felipe Augusto pasó a la posteridad.

Cabe destacar, asimismo, la contribución de Gilles de París quien, en su obra Karolinus , poema dedicado a la gloria de Carlomagno , escrito en honor a Luis VIII, en el que iguala a Felipe Augusto y a Luis con Carlomagno, uniendo en ellos la Dinastía Carolingia y la Dinastía de los Capetos , convirtiéndolos, de este modo, en los primeros y verdaderos representantes de un genus real, que transmite la realeza por medio de la sangre y que, después de Felipe Augusto, cobra una importancia vital.

El bienhechor de París

El reinado de Felipe Augusto fue un período de grandes mejoras para París. Aunque la corte es, todavía, itinerante, París adquiere un estatuto particular que las diferentes empresas llevadas a cabo así lo atestiguan. París experimentó un gran avance durante el reinado de Felipe Augusto que se inventó la capital. Algunos hechos reseñables:

  • 1180 .- Felipe transfiere el mercado de los Campeaux (situado en los barrios del norte de la ciudad, cercano a la leprosería Saint-Lazare), al centro de París, al mismo lugar en el que se edificarían las futuras Halles . Se construyeron dos edificios cubiertos para albergar el nuevo mercado en 1183 . Muy interesante para el desarrollo de este mercado central fue la reglamentación impuesta por Felipe Augusto concerniente al comercio de los comestibles esenciales (carne, pan, vino).
  • 1186 .- Felipe hizo pavimentar la calle principal de París. En la ventana de su Palacio de la Cité los cronistas escribieron: incómoda por los olores que ascienden desde la calle fangosa .
  • 1187 .- el cementerio de los Santos Inocentes, fue seaneado, drenado, nivelado y se rodeó con un muro.
  • 1190 .- antes de irse a las cruzadas, Felipe Augusto, dio órdenes de empezar la construcción de un muro de contención en la orilla derecha del río.
  • 1194 .- tras el robo de los archivos reales llevado a cabo por Ricardo Corazón de León durante una de las expediciones, Felipe Augusto los hizo reconstruir. Un ejemplar de estos archivos se encuentra en París.
  • 1200 .- certificado real mediante el cual se crea la Universidad de París , un estatuto que permite a los maestros y alumnos parisinos una libertad y una seguridad importantes; además quedan relevados, en particular, de la jurisdicción eclesiástica. Estos privilegios permitieron un rápido crecimiento de las escuelas parisinas.
  • 1202 .- se terminó la construcción de la torre nueva, en la entrada Oeste de la ciudad, lo que sería el futuro Louvre.
  • 1209 - 1210 .- diversos trabajos en el Petit Châtelet , situado en la orilla izquierda del río (nuevas chimeneas, puertas, poternas, y una cárcel con tres estancias).
  • 1209 - 1212 .- construcción en la parte izquierda del río de la muralla de París.

La expansión de París no se quedó reducida a las obras ordenadas por Felipe Augusto, durante su reinado fueron creados, también, el hospicio de Sainte-Catherine ( 1185 ), el hospital de la Trinidad 1202 ). Asimismo, la construcción de Notre-Dame de París , empezada en 1163 progresaron a buen ritmo. En 1182 se terminó el coro y el altar mayor fue consagrado el 19 de mayo . Después se decoró la fachada Oeste, y la galería de los reyes se terminó en el año 1220 , se empezó la construcción del gran rosetón y, en la misma época, se amplió el atrio.

El desarrollo de París viene confirmado por los datos demográficos que estiman que la población parisina pasó, en pocos años, de 25.000 habitantes, a los 50.000 hacia 1200 lo que la convirtió en la ciudad más grande de Europa después de Italia .

[ editar ] Carácter y perfil psciológico

El Rey Felipe Augusto era de buena constitución, con un mechón de pelo desaliñado, pero había perdido la visión de un ojo. Personalmente no era valiente, Aunque colérico y egoísta, sabía reprimir sus pasiones. No le gustaba la ostentación ni sentimental ni material. Su corte era sombría y austera. No le preocupaban las artes, ni poseía buena educación, aunque apreciaba el valor de los hombres de ciencia y buscaba su amistad por razones políticas y la conservaba gracias a su aguda y sentenciosa conversación. Como político era paciente y observador, astuto, desleal y carente de escrúpulos. Pero le dominaba el sentido del deber y la responsabilidad. A pesar de la mezquinidad para consigo mismo y con sus amigos mostrábase generoso con los pobres y les protegía contra sus opresores. Era un hombre sin atractivo, antipático, pero un buen rey. Entre los francos de Oriente gozaba de un prestigio especial, pues era el soberano de las familias de las que procedían todos ellos, y muchos de los cruzados forasteros eran directa o indirectamente sus vasallos. [1]

Situación en la dinastía de los Capetos

Descendencia

1.- Con Isabel de Henao , condesa de Artois ( 11701190 ), hija de Balduino V de Henao , casada en 1180 :

2.- Con Isambur de Dinamarca ( 11761238 ), hija de Valdemar I , rey de Dinamarca ( 11571182 ), hermana de Canuto VI , rey de Dinamarca ( 11821202 ), casada en 1193 . Repudiada en 1193 , y admitida oficialmente en 1200 (aunque nunca volvió a mantener relaciones conyugales):

  • Sin hijos

3.- Con Inés de Méran ( 11761201 ), hija de Berthold de Méran , casada en 1196 , tuvo tres hijos naturales, de los cuales, sólo dos de ellos fueron reconocidos como herederos legítimos por el Papa Inocencio III :

  • Juan Tristan (muerto al nacer, en 1200 );

4.- Con una «cierta dama de Arrás»:


 

Luis VIII el León ( París , 5 de septiembre de 1187 - Montpensier , Auvernia , 8 de noviembre de 1226 ), rey de Francia de 1223 a 1226 .

Miembro de la dinastía de los Capetos , era hijo de Felipe II Augusto e Isabel de Hainaut .

Coronado en Reims el 6 de agosto de 1223 , a la muerte de su padre, su reinado prosigue la obra de sus predecesores: canalizar el sentimiento de una comunidad nacional. Ello conllevó enfrentamientos directos entre la Corona y los grandes señores feudales.

Desarticulación del Imperio Angevino

Luis VIII completó las victorias que su padre había obtenido sobre Juan sin Tierra , rey de Inglaterra , ocupando el Poitou y La Rochela , permaneciendo en manos inglesas tan sólo la Gascuña y la Guyena .